CORINNA LARSEN

Imputaron a la amante de Juan Carlos I por grabaciones sobre cuentas del rey emérito

Los abogados de Larsen, en un comunicado divulgado posteriormente, consideraron "carentes de fundamento alguno" las imputaciones del juez.

El rey Juan Carlos saluda a la alemana Corina zu Sayn-Wittgenstein.
Rey emérito Juan Carlos saluda a Corinna Larsen. Foto: EFE - Archivo

Un juez español imputó este lunes a la empresaria alemana Corinna Larsen, amante del rey emérito Juan Carlos de España, en la investigación de unas grabaciones en las que ella hablaba, supuestamente, de las cuentas bancarias en Suiza del anterior jefe del Estado.

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón acordó reabrir este caso -archivado en 2018- y citó a Larsen el 8 de setiembre próximo para que declare por esas conversaciones con el excomisario de Policía español José Villarejo, que cumple actualmente prisión provisional como sospechoso de varios casos de corrupción.

También fueron llamados a declarar ese mes como imputados el propio Villajero, un socio de éste y el expresidente de la multinacional española Telefónica Juan Villalonga, según confirmaron hoy fuentes jurídicas.

El juez, según argumenta, recibió los informes policiales con el análisis de los archivos de audio de Corinna Larsen encontrados en los domicilios de Villarejo y su socio y la solicitud de cooperación judicial remitida por la Fiscalía suiza en relación con estos hechos, que pedía la colaboración por la conexión entre ambas investigaciones.

La reapertura, explica el juez, pretende esclarecer la posible existencia de un encargo por parte de Larsen a Villarejo para obtener en España de datos de una persona, así como recabar todas las circunstancias que pudieron rodear este hecho, sin perjuicio de que ello pueda llevar a "otros tipos de infracciones".

Los abogados de Larsen, en un comunicado divulgado posteriormente, consideraron "carentes de fundamento alguno" las imputaciones del juez ya que afirman que su cliente no contrató o discutió la contratación de Villarejo.

"Nuestra cliente defenderá enérgicamente sus derechos contra estas imputaciones, las cuales carecen de fundamento alguno", han asegurado.
En una de las conversiones entre Villarejo y Larse, ésta expone sus inquietudes respecto a una asistente personal española que pudiera estar filtrando información sobre su vida privada.

Villarejo, tras recomendarle chequear sus llamadas y mensajes para saber con quién hablaba, le vendió sus servicios explicando que tenía los mejores especialistas del mundo.

En ese sentido, el juez considera que debe averiguarse si el encargo llegó a materializarse y si se abonó cantidad alguna por ello, lo que podría constituir delitos de cohecho activo y pasivo en los que podrían haber intervenido los investigados.

En esa conversación aluden a un tal "Juan", que se cree que es Villalonga, como la persona que puso en contacto a Larsen con Villarejo y quien, según el excomisario, le dijo que tenía que defender a Corinna "a muerte".

La amante del rey le dio todos los datos personales de la asistente que le pidió Villarejo, y el excomisario se comprometió a conseguir datos sobre ella en el plazo de un mes.

A esta nueva investigación en la Audiencia Nacional se suma la que tiene abierta la Fiscalía del Tribunal Supremo español sobre el presunto cobro de comisiones para la adjudicación a un consorcio español en 2011 del tren de alta velocidad Medina-La Meca (Arabia Saudí).

En Suiza, el fiscal Yves Bertossa investiga sobre una cuenta de una fundación panameña vinculada al rey emérito español en la que le fueron ingresados 65 millones de euros que después transfirió a otra de Corinna Larsen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error