jornada histórica en Brasil

Haddad pide respeto por sus "más de 46 millones" de votantes en Brasil

El candidato derrotado a la presidencia de Brasil, Fernando Haddad, exigió el domingo respeto por sus 46 millones de electores y dijo que la oposición al futuro gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro será una "tarea enorme".

Fernando Haddad agradeció el apoyo de los "45 millones de votos". Foto: AFP
Fernando Haddad agradeció el apoyo de los "más de 46 millones de votos". Foto: AFP

El socialista Fernando Haddad, el candidato derrotado en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de hoy en Brasil, afirmó que, desde la oposición, velará para que se respete a la parte de la población que diverge del presidente electo del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

"Tuvimos más de 46 millones de votos, es decir que representamos a una parte expresiva de la población brasileña, que necesita ser respetada", afirmó el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en su primer pronunciamiento tras conocerse el resultado de las elecciones.

"Una gran parte de la población diverge de la mayoría y merece respeto", agregó Haddad, quien sucedió como candidato del PT al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, inhabilitado por estar encarcelado y cumpliendo una condena de 12 años por corrupción.

Bolsonaro, un polémico candidato por ser defensor de la dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985 y por declaraciones de tiente machista, racista y homófobo, fue elegido presidente con un 55,54 % de los votos y sustituirá a partir del 1 de enero próximo a Michel Temer.

Haddad, que fue el segundo candidato más votado en la primera vuelta con el 29 % de los votos, consiguió un 44,46 % de los sufragios en el balotaje.

En su pronunciamiento tras conocer la victoria de Bolsonaro, Haddad dijo que respetará el resultado de las urnas pero se abstuvo de felicitar a su rival.

Simpatizantes de Haddad luego de conocer el resultado electoral. Foto: AFP
Simpatizantes de Haddad luego de conocer el resultado electoral. Foto: AFP

"Tendremos una tarea enorme en el país como oposición ya que, en nombre de la democracia, tendremos que defender los pensamientos y los derechos de esos 46 millones de electores que divergen", afirmó.

Agregó que, pese a que asumirá el deber de ejercer la oposición, la formación liderada por Lula actuará colocando el interés de todos los brasileños por encima de todo.

"No dejaremos el país atrás. Lo colocaremos por encima de todo. Defenderemos nuestro punto de vista respetando la democracia, especialmente por lo que está en juego", aseguró el candidato socialista, al insistir en que la victoria de Bolsonaro pone en riesgo la democracia en Brasil.

"Muchos electores cambiaron su voto en los últimos días al tomar conciencia de lo que estaba en juego en Brasil. Vivimos un período ya largo en que las instituciones ha sido puestas a prueba en todo instante, primero con la destitución de (la presidenta) Dilma Rousseff y después con la persecución a Lula, pero seguimos con determinación y coraje", agregó.

Aseguró que durante la campaña se cruzó con miles de electores que estaban angustiados y con miedo ante la eventual victoria electoral de Bolsonaro.

El ahijado político de Lula dijo que el PT no dejará de ejercer la ciudadanía y de luchar por el fortalecimiento de las instituciones hasta las próximas elecciones presidenciales, dentro de 4 años.

"Tal vez Brasil nunca haya necesitado tanto el ejercicio de la ciudadanía como ahora", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)