VENEZUELA DEJA DE SER UNA CUESTIÓN REGIONAL

Guaidó consolida alianza regional contra Maduro

Ayer estuvo en Brasilia y hoy irá a Asunción; el lunes regresa a Caracas.

Un soldado colombiano observa como un grupo de venezolanos regresa a su país por un paso irregular luego de abastecerse de alimentos y medicinas. Foto: AFP
Un soldado colombiano observa como un grupo de venezolanos regresa a su país por un paso irregular luego de abastecerse de alimentos y medicinas. Foto: AFP

Juan Guaidó emprendió el regreso a Venezuela, pero antes está haciendo una mini gira para consolidar la alianza regional contra el régimen de Nicolás Maduro. De Colombia, donde llegó hace una semana, Guaidó viajó ayer jueves a Brasilia para una reunión con el presidente Jair Bolsonaro, y hoy viernes estará en Asunción con el mandatario Mario Abdo Benítez. Según dijeron a EFE fuentes del entorno de Guaidó, su gira puede continuar el sábado en Argentina.

Guaidó, el líder opositor reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, aseguró en Brasilia que volverá a su país "en los próximos días, a pesar de las amenazas" de que podría ser detenido.

La batalla por el poder en Venezuela se halla en una fase esencialmente diplomática. Guaidó recoge apoyos regionales y europeos, al tiempo que Estados Unidos y Rusia confrontan en el Consejo de Seguridad en la ONU, con votos y vetos, sus posturas frente al régimen de Maduro, en un ambiente digno de la Guerra Fría.

"Recibo amenazas personales y familiares, pero también amenazas de encarcelamiento por parte del régimen" de Maduro, dijo Guaidó ayer en una declaración a la prensa junto a Bolsonaro. "Aun así, esto no va a evitar nuestro retorno a Venezuela", agregó. "A más tardar vuelvo el lunes", prometió.

Guaidó denunció también el secuestro de tres miembros de su equipo que regresaban de la frontera colombiana a Caracas y exigió "su libertad inmediata".

Maduro ha dicho que Guaidó deberá responder ante los tribunales de su régimen, pues tenía prohibido salir de Venezuela.

Guaidó llegó el viernes a la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con su país, para el concierto Venezuela Aid Live. El sábado, participó del operativo para la entrada de la ayuda humanitaria, que falló debido al bloqueo de Maduro. Y el lunes asistió a la reunión del Grupo de Lima en Bogotá, junto al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

El líder opositor acompañó la salida de la ayuda. Foto: Reuters
El líder opositor acompañó la salida de la ayuda. Foto: Reuters

El Grupo de Lima, formado por una decena de países latinoamericanos y Canadá, se comprometió a estrechar el cerco económico y diplomático sobre Maduro sin recurrir a la opción militar, una posibilidad que había dejado abierta Estados Unidos. "Todas las opciones están sobre la mesa", han dicho el presidente Donald Trump y sus colaboradores.

Ayer jueves, junto a Bolsonaro, Guaidó declaró: "Estamos luchando por elecciones libres, en el marco de la Constitución".

"Mea culpa" brasileña.

Bolsonaro se disculpó por el apoyo dado a Maduro y al fallecido expresidente Hugo Chávez por "dos expresidentes de Brasil", en referencia a Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff. "Hago mi mea culpa aquí, porque dos expresidentes de Brasil tuvieron su parte, fueron responsables, por lo que sucede en Venezuela hoy en día", dijo Bolsonaro.

"A veces nos preguntamos cómo puede un país rico y próspero, con un pueblo maravilloso, llegar a la situación caótica" de Venezuela, planteó Bolsonaro, quien responsabilizó de ello a "esa izquierda a la que le gustan tanto los pobres que acaba multiplicándolos".

"Brasil estaba en un camino semejante. Gracias a Dios, el pueblo despertó y en cierta medida se vio en lo que sucedía negativamente en su país y resolvió poner punto final al populismo, a la demagogia barata que lleva a la situación en que su país se encuentra", agregó, dirigiéndose a Guaidó.

Advertencia a Maduro.

Estados Unidos está en "comunicación constante con todas las bases de la sociedad civil (de Venezuela), incluyendo militares y personas de la jerarquía militar", informó Mauricio Claver-Carone, asesor en Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental de Trump.

En diálogo con el diario El Tiempo de Bogotá, Claver-Carone aseguró que la estrategia para poner más presión sobre Nicolás Maduro "está teniendo éxito".

"No hay salida económica para Maduro, no hay futuro económico; nuestra política es irreversible, como dicen el presidente Trump y el vicepresidente Pence", sostuvo el funcionario estadounidense.

Claver-Carone recordó que tanto Guaidó como el gobierno de Estados Unidos han ofrecido amnistía a los militares que desconozcan a Maduro y adhieran al "proceso democrático y constitucional que existe".

"Así que sí, hemos tenido contacto y seguiremos teniendo. Yo he dicho y repito que, si yo fuese Maduro, no dormiría seguro en Caracas. Le hemos ofrecido a Maduro conversar y ayudarlo sobre cómo, cuándo y a dónde le gustaría ir. Si fuese inteligente, creo que es la mejor solución que tiene", reveló Claver-Carone.

El peor país en Índice Estado de Derecho

Último en Derecho. Venezuela ocupa el último puesto en el Índice de Estado de Derecho elaborado por el World Justice Project (WJP) entre 126 países del mundo y que analiza factores como ausencia de corrupción, limitaciones de los poderes del gobierno, justicia y cumplimiento de los derechos fundamentales, entre otros. El listado, publicado ayer jueves, lo encabeza Dinamarca, seguida por Noruega, Finlandia, Suecia y los Países Bajos. Además de Venezuela, que repite por segundo año consecutivo en el último lugar del índice, terminaron al final del listado Camboya (125), República Democrática del Congo (124), Afganistán (123) y Mauritania (122). Uruguay, que está en el puesto 23 en la escala global, encabeza la clasificación del Índice para América Latina y el Caribe, seguido por Costa Rica, Chile y Barbados.

Desertores. Un grupo de 156 militares venezolanos cruzaron ayer jueves a Colombia, lo que incrementa la cifra total de uniformados que desertaron a 567 desde el pasado 23 de febrero, sin contar los que pasaron por la frontera con Brasil.

Concierto. Venezuela Aid Live, celebrado el 22 de febrero en la ciudad colombiana de Cúcuta, ha recaudado 2,5 millones de dólares para en ayuda humanitaria, si bien la posibilidad de donar sigue todavía abierta.

Rusia y China vetan la ayuda a Venezuela

Rusia y China vetaron ayer jueves un proyecto de resolución presentado por Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU que urgía a celebrar elecciones "libres, creíbles y justas" en Venezuela y pedía el ingreso "sin trabas" de la ayuda humanitaria.

Rusia tampoco logró aprobar un proyecto de resolución radicalmente diferente que expresaba inquietud por "amenazas del uso de la fuerza" en Venezuela.

Vladimir Putin. Foto: AFP
Vladimir Putin. Foto: AFP

El texto estadounidense fue apoyado por nueve de los 15 miembros del Consejo de Seguridad, entre ellos Francia, Gran Bretaña, Alemania, Perú y República Dominicana. Sudáfrica votó en contra, mientras Indonesia, Guinea Ecuatorial y Costa de Marfil se abstuvieron. El texto ruso obtuvo cuatro votos a favor (Rusia, China, Sudáfrica y Guinea Ecuatorial), siete en contra y cuatro abstenciones.

"Lamentablemente, al votar contra esta resolución algunos miembros de este Consejo continúan protegiendo a (Nicolás) Maduro y sus cómplices y prolongando el sufrimiento de los venezolanos", lamentó el representante estadounidense para Venezuela, Elliott Abrams. Celebró no obstante que "una clara mayoría" de integrantes del Consejo de Seguridad hayan votado a favor del texto.

"Estados Unidos parece haber olvidado lo que es el derecho internacional (...) Esto es una cortina de humo, lo único que desean es que haya un cambio de gobierno", dijo por su lado el embajador ruso Vassily Nebenzia. El texto estadounidense "es una burla", añadió Nebenzia, antes de pedir a los integrantes del Consejo que lo rechazaran para no ser "cómplices en un teatro de lo absurdo".

El texto estadounidense aseguraba que el gobierno de Maduro ha provocado un "colapso económico", que es necesario impedir un mayor deterioro de la crisis humanitaria y llamaba al "ingreso sin trabas de ayuda". Urgía a celebrar "elecciones libres, justas y creíbles" en presencia de observadores internacionales en Venezuela, y describía la última elección de Maduro en mayo pasado como "ni libre ni justa".

También pedía apoyar "la restauración pacífica de la democracia y el Estado de Derecho" en Venezuela y solicitaba que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, negociara un acuerdo para celebrar nuevas elecciones en ese país.

Las resoluciones del Consejo de Seguridad, que son vinculantes, deben obtener nueve votos para ser aprobadas y ningún veto de los cinco miembros permanentes (Gran Bretaña, China, Francia, Rusia y Estados Unidos).

El texto de Rusia expresaba inquietud por "las amenazas de uso de la fuerza" en Venezuela e "intentos de intervención en asuntos" internos del país, apoyaba una "solución política" y "pacífica" de la crisis e insistía en que el gobierno de Maduro es el único que tiene autoridad para solicitar ayuda y coordinar su ingreso y distribución.

Rusia pretende "proteger a un régimen que quiere matar de hambre a su pueblo", dijo el embajador francés François Delattre. (AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)