NUEVA ERA DE LA GUERRILLA

FARC debutan como partido con votación marginal en Colombia

Igualmente, el acuerdo de paz les asegura 10 lugares en el Parlamento

Votó casi el 60% del padrón en comicios legislativos no obligatorios. Foto: Reuters
Votó casi el 60% del padrón en comicios legislativos no obligatorios. Foto: Reuters

Los colombianos eligieron ayer un nuevo Congreso en unas elecciones marcadas por el estreno de las FARC como partido político. Si bien la exguerrilla ni siquiera habría llegado al 1% de los votos, tiene asegurados 5 diputados y 5 senadores, según los términos del acuerdo de paz rubricado con el gobierno de Juan Manuel Santos, que transita sus últimas semanas.

En las urnas, la mayoría de los electores se inclinó por la derecha opuesta al pacto de paz y liderada por el expresidente y senador Álvaro Uribe. El Centro Democrático, agrupación que comanda el exmandatario, lograba anoche, con más del 80% de los votos escrutados, consolidarse como la primera fuerza en el flamante Legislativo.

El nuevo Parlamento, que estuvo bajo control de fuerzas aliadas de Santos durante su mandato de ocho años, será determinante en la implementación del acuerdo que desarmó a las FARC y la transformó en fuerza política. De hecho, ahora la sigla significa Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común y no Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Pero la transición encabezada por Santos no termina de convencer a muchos colombianos, que lo acusan de blando y de otorgar rápidamente el perdón a la guerrilla, sin llamarlos a responsabilidad judicial y permitiéndoles una carrera política.

De hecho y gracias al acuerdo, las FARC tendrán 10 de 280 escaños por más que en su debut en las urnas no llegaron al umbral establecido a los partidos para acceder a las Cámaras. Escrutado el 82% de los sufragios, consiguieron apenas 43.502 votos sobre un total de 13 millones.

A presidente.

Los comicios de ayer marcaron el inicio del proceso electoral en Colombia. El próximo 27 de mayo serán las elecciones presidenciales para sustituir a Santos. Iván Duque, delfín de Uribe, y Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá impulsado por un discurso antiestablishment, parten como los favoritos. Las FARC querían igualmente competir en las presidenciales, pero desistieron por problemas de salud de su líder y candidato, Rodolfo Londoño (Timochenko).

Aunque difícilmente podría reformar lo sustancial del acuerdo de paz, una mayoría parlamentaria de derecha genera incertidumbre frente a la implementación del sistema de justicia pactado con la exguerrilla para atender a las millones de víctimas de la guerra.

“Solo el hecho de no implementar lo que se ha firmado, sería suficiente para que el acuerdo no tenga consecuencias”, señaló el analista Frédéric Massé.

Igualmente están pendientes de aprobación proyectos relacionados con las reformas contenidas en el pacto. La derecha también tiene grandes probabilidades de llegar a la Presidencia, y eso en principio dificultaría un arreglo con el ELN. El grupo guevarista negocia la paz con Santos aunque los diálogos están en suspenso por un recrudecimiento del conflicto.

Con los resultados definitivos, los exguerrilleros marxistas sabrán qué tanto ha calado su mensaje de perdón. En muchas ciudades, incluso en aquellas donde prácticamente no actuaron, se notaba el resentimiento de los votantes con la guerrilla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º