OPERACIÓN LAVA JATO

Fallo judicial sacude a Brasil y pone a Lula en carrera electoral

Juez de la Corte Suprema anula las condenas que pesaban contra el expresidente y abre la posibilidad de que sea candidato en 2022.

El habeas corpus dictado por Fachin permite a Lula recuperar sus derechos políticos. Foto: Reuters
El habeas corpus dictado por Fachin permite a Lula recuperar sus derechos políticos. Foto: Reuters

Un fallo judicial sacudió ayer lunes a Brasil. El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva recuperó sus derechos políticos, por lo cual podría ser candidato en las elecciones de 2022. Esta nueva situación de Lula es gracias al juez Edson Fachin, de la Corte Suprema de Brasil, que anuló las condenas a prisión que pesaban en su contra.

La decisión de Fachin asesta un golpe de gracia a la operación anticorrupción Lava Jato, que, después de varias derrotas judiciales, fue desactivada en Brasil en febrero.

Fachin dictó un habeas corpus mediante el cual anuló cuatro procesos en los que Lula fue juzgado por un tribunal de primera instancia de Curitiba, cuyo titular, el ahora exministro Sergio Moro, no tenía “competencia jurídica” para analizar esos casos.

El magistrado, responsable en la máxima corte de la operación anticorrupción Lava Jato, determinó que los procesos sean ahora reiniciados y juzgados por tribunales federales en Brasilia, que decidirán sobre el curso de cada uno de los casos.

La decisión afecta a procesos referidos a un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá, en el estado de San Pablo; a una casa de campo en la localidad paulista de Atibaia; a una investigación sobre el Instituto Lula, fundado por el exmandatario, y otra sobre supuestas donaciones ilegales realizadas por la constructora Odebrecht.

Lula, cuyas penas de prisión sumaban 25 años tras ser condenado en dos de los procesos, llegó a pasar 580 días en prisión, pero fue liberado después de que el Supremo alteró su propia jurisdicción y decidió que un condenado solo puede ir a la cárcel una vez agotados los recursos en todas las instancias, lo que no es el caso de Lula.

Ahora, en su más reciente decisión, Fachin consideró que los casos en los que Lula fue acusado en el escándalo de la Lava Jato no tenían relación con los desvíos de dinero en la estatal Petrobras, que fueron los que justificaron los procesos.

Según el magistrado, la Justicia de Curitiba no tenía competencia legal sobre los escándalos en Petrobras, que debían ser juzgados en otras instancias.

La decisión de Fachin no tiene relación con un proceso pendiente de análisis en la máxima corte del país y en el cual la defensa del expresidente cuestiona la imparcialidad del exjuez Moro, quien, tras condenar a Lula, pasó a formar parte del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro y se convirtió en su ministro de Justicia. Moro fue cesado por Bolsonaro en abril de 2020 en medio de acusaciones del exministro de que el presidente estaba interviniendo en la institución policial.

Elecciones 2022.

La defensa de Lula afirmó que la anulación de las condenas refleja la “incompetencia” del tribunal de primera instancia de Curitiba.

De acuerdo con el comunicado redactado por los abogados del expresidente, Cristiano Zanin y Valeska Teixeira, las “absurdas acusaciones” contra Lula “jamás indicaron ninguna relación concreta con ilegalidades ocurridas en Petrobras”.

“Siempre probamos que todas esas conductas formaban parte de un complot entre el entonces juez Sergio Moro y dos miembros del grupo (de fiscales) de Curitiba”, señaló la nota. La defensa recalcó que Lula “fue preso injustamente, tuvo sus derechos políticos indebidamente retirados y sus bienes bloqueados”.

Lula da Silva. Foto: AFP
Lula da Silva. Foto: AFP

La Fiscalía General ya ha adelantado que pretende apelar la decisión de Fachin, lo que llevaría la decisión individual del magistrado al pleno del Supremo o a la Segunda Sala de la máxima corte, que deberían confirmar o anular el fallo de ayer lunes del juez Fachin.

El habeas corpus dictado por Fachin permite a Lula recuperar sus derechos políticos y le abre el camino para una eventual candidatura en las elecciones presidenciales de 2022, siempre y cuando la decisión del juez sea mantenida y el exmandatario no sea condenado en segunda instancia por los tribunales federales hasta entonces.

Lula, de 75 años, fue impedido por su situación judicial de participar en los comicios de 2018, los cuales resultaron en la victoria de Bolsonaro.

Según un sondeo reciente, Lula sería el único que podría derrotar a Bolsonaro en los comicios previstos para octubre de 2022.

Saludo K.

Ayer el fallo judicial a favor de Lula repercutió con fuerza dentro y fuera de Brasil.

“¡Se hizo Justicia!”, tuiteó el presidente argentino, Alberto Fernández.

“Celebro que @LulaOficial haya sido rehabilitado en todos sus derechos políticos. Se anularon las condenas en su contra que fueron dictadas con el solo fin de perseguirlo y eliminarlo de la carrera política. Se hizo Justicia! #LulaLivre”, escribió el presidente argentino en su cuenta de Twitter.

Alberto Fernández, presidente de Argentina. Foto: AFP
Alberto Fernández, presidente de Argentina. Foto: AFP

El 8 de noviembre de 2019, Alberto Fernández, entonces aún presidente electo, y la ex- jefa de Estado Cristina Fernández, que ahora es vicepresidenta, celebraron la excarcelación ese día de Lula.

“Conmueve la fortaleza de @LulaOficial para afrontar esta persecución (solo esa definición le cabe al proceso judicial arbitrario al que fue sometido). Su entereza demuestra no solo el compromiso sino la inmensidad de ese hombre. ¡Viva #LulaLivre!”, había escrito entonces Fernández.

Meses antes, en julio de ese año y aún como candidato presidencial, Fernández fue a visitar a Lula a la cárcel, lo que ya en ese momento generó los primeros roces con Bolsonaro.

Por su parte, Cristina Fernández, que mantuvo una estrecha relación con Lula cuando ambos eran presidentes, consideró cuando fue excarcelado que cesaba “una de las aberraciones más grandes del ‘lawfare’ en Latinoamérica”.

En junio de 2018, el expresidente José Mujica también fue a visitar a Lula a prisión. (Con información de OGlobo, EFE, AFP y Reuters)

Temor fiscal

El coordinador del equipo de fiscales que investigó a Lula teme que la anulación a las condenas pueda provocar la prescripción de todos los procesos en su contra. “Los procesos que involucran al expresidente serán retomados en breve por jueces en Brasilia, pero con reales posibilidades de prescripción”, afirmó Daltan Dallagnol

Bolsonaro: “No temo enfrentarme a Lula en 2022”
Jair Bolsonaro. Foto: Reuters

El presidente Jair Bolsonaro dijo ayer lunes que cree que el pueblo brasileño no quiere que Luiz Inácio Lula da Silva sea candidato en 2022. Bolsonaro dijo que la administración de Lula fue “catastrófica”.

Bolsonaro insinuó que el ministro del Tribunal Supremo Federal (STF), Edson Fachin, decidió anular las condenas del expresidente por tener “una fuerte vinculación con el PT”.

“Cualquier decisión de los 11 ministros (del STF) es posible predecir lo que piensan. El ministro Fachin siempre tuvo una fuerte conexión con el PT, por lo que no nos sorprende una decisión al respecto”, declaró Bolsonaro a su llegada al Palacio da Alvorada.

El mandatario dijo que “a todos les sorprendió la decisión” y reforzó las críticas al PT. Habló de “desviaciones en el BNDES y desviaciones enormes en Petrobras” y afirmó que “fue una gestión catastrófica por parte del gobierno del PT”.

Luego, dijo que creía que “el pueblo brasileño no quiere tener un candidato como este (Lula) en 2022”. “Allí bajó la bolsa y subió el dólar. En otras palabras, todos sufrimos por una decisión como esa. Ahora espero que el STF restablezca el caso”, dijo. Luego, en una entrevista con un canal de televisión, Bolsonaro dijo que no temía enfrentarse a Lula en las elecciones presidenciales de 2022, pero defendió una vez más la adopción del voto impreso además del voto electrónico.

Bajaron la bolsa y el real
Real reales moneda. Foto: Pixabay

El principal índice de acciones de Brasil retrocedió con fuerza ayer lunes, al igual que el real, reflejando las preocupaciones por el escenario electoral para 2022 luego de fallo que revocó las condenas impuestas al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Es la primera señal del mercado a una eventual candidatura de Lula.

El Bovespa cerró con una caída del 3,93%, en 110.675,88 puntos, según datos preliminares.

En el mercado cambiario, el real cerró con una baja de 1,66% a 5,77 unidades por dólar, su menor nivel desde el 15 de marzo de 2020.

De las 81 acciones del mercado a vista del Ibovespa, solo dos terminaron el día con ganancias: los papeles ordinarios de la exportadora de carne de pollo Marfrig (+4,41%) y de la estatal eléctrica Eletrobras (+0,69%).

Las pérdidas, en tanto, estuvieron encabezadas por las acciones ordinarias de las redes de alquiler de automóviles Localiza (-9,39%) y Locamérica (-9,23%), secundadas por las preferenciales de la constructora Eztec (-8,72%).

Analistas financieros brasileños dijeron que la perspectiva de la candidatura de Lula probablemente impulsará al presidente Jair Bolsonaro a abandonar las reformas económicas con las que se postuló en 2018 y abrazar aún más las medidas populistas para apuntalar su campaña de reelección. “Con Lula elegible, la posibilidad de que este gobierno actual vaya totalmente hacia el populismo aumenta aún más”, dijo Alfredo Menezes, socio gerente de Armor Capital.

Lula, como líder del Partido de los Trabajadores, es el único de los 10 posibles candidatos para las presidenciales de 2022 que superó a Bolsonaro en una encuesta de la empresa de sondeos Ipec, publicada en el diario O Estado de S. Paulo la semana pasada. El 50% de las 2.002 personas entrevistadas votaría “seguramente” o “podría” hacerlo por Lula, frente al 38% de Bolsonaro. Un 44% de los encuestados dijo que nunca votaría por Lula, mientras que el 56% jamás lo haría por Bolsonaro, según la encuesta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados