Publicidad

Aseguró ganar un premio histórico de Powerball, pero que le robaron su boleto, y llevó el caso a la justicia

Un sorteo de la lotería de Estados Unidos de fines de 2022 se encuentra siendo tratado en la Corte, puesto que José Rivera sostiene que el premio que recibió Edwin Castro le pertenece a él.

Compartir esta noticia
Boletos del Powerball en un local de compras.
Boletos del Powerball en un local de compras.
Foto: AFP.

La Nación/GDA
Una disputa judicial por el gran premio de Powerball, una lotería multijurisdiccional ampliamente reconocida en Estados Unidos tiene enfrentados en los tribunales a Edwin Castro, a quien proclamaron como el ganador del pozo más grande de la historia del país, y a José Rivera, que asegura ser el verdadero dueño del boleto ganador y que recibió recientemente una sorpresiva respuesta de la Corte en su lucha por obtener el dinero.

Todo empezó a finales de 2022, cuando Edwin Castro, en ese entonces de 31 años, se quedó con el premio de la lotería que acumulaba US$ 2.040 millones. Una vez que recibió el dinero, se convirtió en un magnate de los bienes raíces, puesto que empezó a adquirir millonarias mansiones en varias ciudades del país.

Una las propiedades más especiales la compró en Altadena, la localidad de California, en donde vivió toda su vida. La vivienda es de inspiración japonesa y cuenta con cinco dormitorios y cuatro baños. Tiene una chimenea, árboles bonsái, una amplia cocina abierta y vistas a la montaña. Dos de las cinco habitaciones se transformaron en un estudio y sala de cine.

El anuncio de Edwin Castro como ganador de la lotería.
El anuncio de Edwin Castro como ganador de la lotería.
Foto: Lotería de California

Sin embargo, eso fue solo el principio. Primero adquirió una casa de US$ 25,5 millones y se convirtió en vecino de celebridades como Ariana Grande y Jimmy Kimmel, quienes viven en el área de Hollywood Hills. Después, eligió un inmueble de US$ 47 millones, ubicado en uno de los barrios más lujosos de California. Esta propiedad tiene siete habitaciones, 11 baños, un estanque de peces koi, sala de DJ, bodega, un cine y una pileta infinita con vista a toda la ciudad de Los Ángeles.

En paralelo, el hispano también usaba su fortuna para disfrutar de lujosos vehículos. En setiembre de 2023, The Sun compartió algunas imágenes del ganador del premio mayor de la lotería mientras se subía a un Porsche 911 Targa Coupe antiguo de 1986, cuyo valor podría ascender a los US$ 250 mil.

Antes de convertirse en millonario, Castro estudiaba la carrera de arquitectura en la Woodbury University, en Los Ángeles; y, todavía más atrás en el tiempo, había trabajado en un taller de autos antiguos modificados de la ciudad de La Crescenta, a casi 13 kilómetros de Altadena.

La agitada sesión en la Corte para José Rivera

José Rivera aseguró durante todo el 2023 que era el real ganador del premio millonario. Desde el primer día, afirmó que le robaron el boleto ganador, a pesar de que existen imágenes de seguridad en las que se ve a Castro comprando la lotería en el Centro de Servicio Joe’s en Altadena, según reportes de The US Sun.

En medio de esa lucha, el hombre recibió recientemente una decisión de una jueza que puede marcar su destino. Rivera se presentó en el juzgado de Pasadena a mediados de febrero con una vestimenta y un corte de pelo que no había usado antes. Mostraba seguridad de que podía salir victorioso, pero la audiencia no resultó según lo planeado, en la que se peleó con su abogado y lo despidió antes de amenazar con retirarse de la sala de la Corte.

Edwin Castro y José Rivera.
Edwin Castro y José Rivera.
Foto: La Nación/GDA

Hasta ahí parecía un problema netamente profesional que podía solucionarse en pocos minutos, pero se sumó la decisión de la jueza Donna Hollingsworth. Lo que ocurrió fue que el abogado empezó a explicarle a la magistrada que Rivera quería despedirlo. Al verlo frustrado, ella pidió al público que se retirara de la sala para poder conversar en privado. Una vez que la audiencia se reanudó, Hollingsworth declaró que el caso estaba suspendido y lo trasladó a una audiencia en otro tribunal, donde se realizará el próximo martes 5 de marzo.

Por su parte, Rivera quiso pedirle más tiempo a la magistrada para poder conseguir una nueva defensa, pero ella se negó y le ordenó que se sometiera a un examen de salud mental. El citado no es el único juicio por este caso: Rivera todavía está demandando a Castro en un Tribunal Civil y la próxima audiencia está prevista para este viernes 1° de marzo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

GDA

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad