SEGUNDA VUELTA

Elecciones en Perú: ¿qué está pasando y por qué todavía no hay presidente oficial?

El país vive en tensión permanente desde hace tres semanas porque todavía falta que se terminen de revisar las impugnaciones de miles de votos presentadas por Fujimori antes de proclamar al ganador.

Manifestaciones en Perú por elecciones. Foto: AFP
Manifestaciones en Perú por elecciones. Foto: AFP

La segunda vuelta en Perú se realizó el 6 de junio, sin embargo, todavía no se sabe oficialmente quién ocupará el cargo. El conteo del órgano electoral, que llegó al 100% hace dos semanas, dio a Pedro Castillo el 50,12% de los votos sobre el 49,87% de Keiko Fujimori, superándola por 44.000 votos.

Perú vive en tensión permanente desde hace tres semanas porque todavía falta que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) termine de revisar las impugnaciones de miles de votos presentadas por Fujimori antes de proclamar al ganador. Ayer rechazó diez pedidos de nulidad de actas presentados por la candidata.

El pleno del JNE tomó esa decisión después de retomar sus reuniones luego de superar durante este fin de semana la falta de quórum en que quedó por la renuncia, el miércoles pasado, del magistrado Luis Arce Córdova, quien representaba al Ministerio Público.

Tras haber incorporado el sábado al magistrado Víctor Rodríguez Monteza en reemplazo de Arce Córdova, este lunes el JNE revisó y declaró "infundados" otros diez expedientes presentados por los representantes legales del partido de Fujimori, Fuerza Popular.

El jurado electoral también acordó por mayoría declarar "improcedente" una solicitud que hizo el partido fujimorista para que se anule la resolución que suspendió a Arce Córdova de sus funciones y permitió que sea reemplazado por Rodríguez Monteza.

Esta decisión se convirtió en un segundo revés para el fujimorismo en el JNE, que es la instancia definitiva en temas electorales de Perú y el miércoles pasado comenzó a rechazar de manera definitiva las denuncias de supuesto fraude electoral realizadas por Fujimori.

La candidata ha pedido anular cientos de actas de votación en lugares del país donde su rival electoral, el izquierdista Pedro Castillo, obtuvo una amplia votación, con el objetivo de evitar su tercera derrota consecutiva en unas elecciones presidenciales.

En total, son unos 200.000 votos de más de 800 mesas de votación que Fujimori ha intentado anular por presuntamente haber sido parte de un "fraude sistemático", que ya ha sido rechazado en primera instancia, por falta de pruebas contundentes y solicitudes extemporáneas, por el Jurado Electoral Especial (JEE) del país.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) informó que este martes revisará otros ocho expedientes de apelación sobre pedidos de nulidad de actas de la segunda vuelta electoral.

Solicitud de auditoría internacional 

La candidata derechista solicitó este lunes al presidente de Perú, Francisco Sagasti, que pida una auditoría internacional sobre el balotaje presidencial alegando irregularidades en el escrutinio, cuyo resultado final le es desfavorable ante el izquierdista Pedro Castillo.

"La solicitud que se hace al presidente es para que haga un llamado a expertos internacionales, como se realizó en Bolivia", dijo Fujimori a periodistas tras entregar una carta con su pedido en la sede del Ejecutivo peruano.

La candidata leyó luego el contenido de la misiva donde le expresa a Sagasti que "se sirva requerir a organismos internacionales la realización de una auditoría electoral".

El objetivo es que "una entidad independiente pueda revisar los padrones electorales, actas de votación, listados de electores, sistema informático utilizado entre otros, y determine si es que los resultados procesados y contabilizados por la Organización de Procesos Electorales (ONPE) representan el fiel reflejo de la voluntad popular".

Aliados de la candidata dijeron que tienen la esperanza de concretar la auditoría a través de la OEA. Sin embargo, fuentes diplomáticas consultadas por la AFP indicaron que los autorizados para pedir eso a la OEA son "el Poder Ejecutivo de Perú o el JNE, no un grupo de ciudadanos".

Impedimento de proclamar ganador

Los pedidos de nulidad de actas ante el organismo electoral, así como otras medidas legales que ha presentado el fujimorismo y sus seguidores, la mayoría de los cuales ya han sido rechazados, impiden hasta el momento que el JNE proclame al ganador del balotaje.

La posibilidad de un "fraude" ha sido ampliamente rechazada por misiones de observación electoral que supervisaron los comicios, como de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), la Asociación Civil Transparencia y la Defensoría del Pueblo.

Esto ha sido refrendado además con un exhaustivo análisis de todas las actas electorales realizado por la encuestadora Ipsos, que no halló irregularidades graves, mientras que el Departamento de Estado de los Estados Unidos aseguró que las elecciones peruanas han sido "un modelo de democracia en la región" al considerarlas "justas, abiertas y transparentes"

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados