Publicidad

El parlamento de Israel aprobó una cláusula clave en su polémica reforma judicial con 64 votos en 120

Se trata de la "cláusula de razonabilidad", que limitará la posibilidad de los jueces de anular decisiones del gobierno que consideren "irrazonables".

Compartir esta noticia
El parlamento israelí previo a la votación final que aprobó la primera cláusula clave para la reforma judicial.
El parlamento israelí previo a la votación final que aprobó la primera cláusula clave para la reforma judicial.
Foto: AFP

AFP, EFE
El parlamento de Israel aprobó una cláusula clave de la controvertida reforma judicial que busca restringir las facultades del Tribunal Supremo para pronunciarse sobre decisiones del gobierno.

El texto fue aprobado este lunes con los votos de 64 diputados de la coalición de derecha, ortodoxos religiosos y extrema derecha del primer ministro Benjamin Netanyahu, mientras que la oposición decidió boicotear la votación.

La sesión en la Knéset (el parlamento), que cuenta con 120 legisladores, se realizó en presencia de Netanyahu, de 73 años, que fue dado de alta temprano del hospital, tras ser sometido el domingo a una cirugía para colocarle un marcapasos.

Poco antes, la policía dispersó con cañones de agua a cientos de manifestantes que bloqueaban la entrada al parlamento. La reforma ha sacado a decenas de miles de manifestantes a las calles durante varios meses.

La policía israelí dispersando a manifestantes en la entrada del Knéset.
La policía israelí dispersando a manifestantes en la entrada del Knéset.
Foto: AFP

La votación se centró en la llamada "cláusula de razonabilidad", que limitará la capacidad de los jueces para anular las decisiones del gobierno que consideren "irrazonables".

Al aprobarse este lunes, es la primera cláusula clave de la reforma en convertirse en ley. Otros cambios propuestos incluyen dar al gobierno mayor poder en el nombramiento de jueces.

El presidente de Israel, Isaac Herzog, quien estuvo en negociaciones de última hora para llegar a un compromiso entre la oposición y el gobierno, calificó la situación de "una emergencia nacional".

La reforma defendida por el gobierno tiene por objeto aumentar el poder de los funcionarios elegidos sobre el de los magistrados.

El gobierno de Netanyahu argumentó que necesita frenar lo que considera una extralimitación judicial y que el cambio es necesario para garantizar un mejor equilibrio de poderes.

Los críticos temen que la reforma judicial socave la democracia liberal de Israel al eliminar los controles y equilibrios sobre el ejecutivo.

El ministro de Justicia, Yariv Levin, quien fue artífice de la reforma, dijo que el gobierno había elegido un enfoque "prudente".

"No anulamos la cláusula de 'razonabilidad', sino que reducimos su uso para que las opiniones personales de un juez no se expresen a expensas de la voluntad del pueblo. No hay razón para temer esta enmienda", argumentó ante los diputados.

Benjamin Netanyahu (a la derecha), primer ministro de Israel, hablando con Aryeh Deri (a la izquierda), del partido ultra ortodoxo.
Benjamin Netanyahu (a la derecha), primer ministro de Israel, hablando con Aryeh Deri (a la izquierda), del partido ultra ortodoxo, en la sesión del parlamento del 24 de julio de 2023.
Foto: AFP

Estados Unidos "lamentó" que el parlamento israelí aprobara con "la mayoría más estrecha posible" la cláusula de la razonabilidad, afirmó en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

La portavoz recordó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, como "amigo de toda la vida de Israel" ya expresó en público y en privado su visión de que "los cambios importantes en una democracia deben contar con el consenso más amplio posible" para que perduren en el tiempo.

Aunque esa primera pieza de la reforma judicial fue aprobada, la Casa Blanca dijo que apoya los esfuerzos de Herzog para intentar que avancen las negociaciones entre el gobierno y la oposición para intentar lograr un consenso.

La oposición apelará la aprobación

El jefe de la oposición israelí, Yair Lapid, adelantó que apelarán ante el Tribunal Supremo la ley aprobada. "Mañana por la mañana recurriremos ante el Tribunal Supremo esta legislación, la cancelación unilateral del carácter democrático del Estado de Israel y la forma antidemocrática y depredadora en que se llevaron a cabo las discusiones en el comité constitucional de la Knéset", indicó en su cuenta de Twitter.

"No han ganado, porque la batalla no ha terminado, sino que apenas comienza", agregó Lapid en un discurso televisado, en el que dijo que la ley aprobada hoy "viola las reglas del juego" e instó a los participantes de las protestas contra el gobierno que no se rindan y que esperen al fallo del Supremo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

IsraelBenjamin Netanyahu

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad