VACUNACIÓN

EE.UU. adopta el plan de Joe Biden y libera todas las primeras dosis contra el COVID-19

La medida muestra la urgencia en vacunar contra el coronavirus a la mayor cantidad de personas lo antes posible. Cambia además, el plan inicial contra la pandemia.

Vacunación en Estados Unidos: pretenden llegar a un millón por semana. Foto: Reuters
Vacunación en Estados Unidos: pretenden llegar a un millón por semana. Foto: Reuters

A una semana del cambio de mando en Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump liberó millones de vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna para aplicarlas hora como primera dosis, en lugar de reservarlas para la segunda.

La medida muestra la urgencia en vacunar a la mayor cantidad de personas lo antes posible. Cambia además el plan inicial, según el cual las segundas dosis estaban reservadas para quienes recibieron la primera. Ambas vacunas requieren una segunda dosis, luego de tres o cuatro semanas.

El presidente electo, Joe Biden, ya había anunciado que iba a enfocar la vacunación de esa forma.

La vacunación en Estados Unidos tuvo un comienzo inestable pero actualmente está mostrando signos de mejoría. De los 25,4 millones de dosis distribuidas en el país hasta ahora, 8,9 millones (35%) han sido aplicadas.

Los representantes de la Operación Warp Speed (“Más veloz que la luz”, en inglés) anunciaron que acelerarán la aplicación de las dos vacunas aprobadas hasta el momento contra el COVID-19, la de Pfizer/BioNTech y la de Moderna, con nuevas recomendaciones a los estados, los encargados de suministrarlas.

“No queremos que ninguna vacuna se eche a perder o esté sin suministrarse en un congelador”, indicó el secretario de Sanidad, Alex Azar, después de las críticas de que los planes para inyectar las vacunas a la población desde diciembre iban con grandes retrasos y algunas dosis se podían caducar.

En un principio, las autoridades consideraron que era adecuado suministrar la primera dosis de las vacunas y reservar otras para aplicar la segunda que se requiere a las tres semanas, pero debido a que el sistema de producción de las mismas se ha acelerado, las autoridades recomiendan usar casi todas las dosis que estén disponibles sin almacenar.

La segunda dosis se administrará según vaya siendo requerida y se obtendrá directamente de la cadena de producción y no de almacenaje previo, como hasta ahora.

Azar dijo que algunos gobernadores “han sobreactuado” al esperar a vacunar a todo su personal sanitario antes de proceder a inmunizar a otros colectivos prioritarios y urgió a dar inmediatamente acceso a las vacunas a los mayores de 65 años.

El secretario de Salud informó que el ritmo de inoculaciones en Estados Unidos se ha elevado a 700.000 inyecciones por día y se espera que aumente a un millón por día dentro de una semana a 10 días.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), desde mediados de diciembre se han administrado más de 9 millones de dosis de la vacuna en el país.

Estados Unidos es el país más castigado del mundo por el COVID-19 con 370.000 muertos y enfrenta un empeoramiento de la situación con más de 3.000 decesos por día.

El doctor Robert Redfield, director de los CDC, dijo el martes que “recomienda encarecidamente” que las vacunas se pongan a disposición de las personas mayores de 65 años y de los menores de 65 años que tengan otras condiciones de salud crónicas.

La semana pasada, los CDC dejaron claro que los estados pueden pasar al siguiente grupo prioritario -personas mayores de 75 años y trabajadores esenciales- sin haber terminado la primera ronda de inoculaciones, pero menos de 20 estados lo han hecho. Un puñado de estados, incluyendo Texas, Florida y Georgia han comenzado a colocar las vacunas a personas mayores de 65 años.

El virus en Europa.

En tanto, la Unión Europea (UE) inició ayer martes el proceso para autorizar su tercera vacuna contra el COVID-19.

La UE, bajo presión por los largos procesos de aprobación y el lento despliegue de los inyectables, prometió un calendario “acelerado” para autorizar en el bloque la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la universidad de Oxford. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dijo ayer martes que su decisión sobre esta vacuna, que ya se usa en el Reino Unido, llegaría antes del 29 de enero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados