ESPAÑA

Díaz Ayuso del PP arrasó en elecciones de Madrid

Isabel Díaz Ayuso impulsó a su PP a duplicar el resultado obtenido en 2019, pasando de 30 a 65 de los 136 escaños del parlamento regional.

Díaz Ayuso emergió rápidamente como una política de estilo agresivo. Foto: AFP
Díaz Ayuso emergió rápidamente como una política de estilo agresivo. Foto: AFP

El Partido Popular (PP), de la mano de Isabel Díaz Ayuso, arrasó en las elecciones de ayer martes en la región de Madrid, un duro revés para el gobierno nacional del socialista Pedro Sánchez y un golpe de gracia para el líder del izquierdista Podemos, Pablo Iglesias.

Apenas dos años después de llegar como una gran desconocida a la presidencia de la región de Madrid, la más rica de España, Díaz Ayuso impulsó a su PP a duplicar el resultado obtenido en 2019, pasando de 30 a 65 de los 136 escaños del parlamento regional.

“Hoy empieza un nuevo capítulo en la historia de España, porque hoy desde Madrid (...) vamos a recuperar el orgullo (...) la convivencia, la unidad y la libertad que necesita España”, festejó Díaz Ayuso ante cientos de seguidores.

Licenciada en Periodismo, esta mujer de 42 años llevaba apenas medio año en el poder cuando la región de Madrid, de 6,7 millones de habitantes, se convirtió en epicentro de la primera ola de la pandemia en España.

Díaz Ayuso emergió rápidamente como una política de estilo agresivo, colocándose sistemáticamente en las antípodas de la gestión de Sánchez.

Para sorpresa de muchos, en marzo rompió su coalición con el partido centrista Ciudadanos y convocó elecciones anticipadas con la esperanza de capitalizar las simpatías ganadas por su oposición a las restricciones recomendadas por el gobierno central.

Aunque Madrid tiene la cifra acumulada más alta de contagios y decesos del país, Díaz Ayuso mantuvo abiertos bares y restaurantes, convirtiéndose en heroína para los restauradores que bautizaron en su honor pizzas y cervezas. El resultado de las elecciones de ayer mostró el éxito de su estrategia.

La presidenta madrileña surgió como la gran vencedora de las elecciones logrando para el PP más escaños que los tres partidos de izquierda juntos, lo que le permitirá gobernar con comodidad y sin necesitar a la ultraderechista Vox.

El bloque de la derecha se refuerza con claridad y saca 78 escaños (65 del PP y 13 de Vox) frente a los 58 de la izquierda (24 del PSOE, 24 de Más Madrid y 10 de Podemos).

Hace solo dos años, la diferencia entre ambos bloques era de cuatro escaños. Ahora pasa a 20. Madrid gira así claramente aún más a la derecha, pero gracias al espectacular aumento del PP, porque Vox se queda con un resultado muy similar al de hace dos años.

El golpe durísimo para la izquierda tiene una consecuencia inmediata: Pablo Iglesias deja todos sus cargos en Podemos y no se quedará en la Asamblea: “No voy a ser un tapón para un nuevo liderazgo. Yo no sé lo que es el destino, caminando fui lo que fui”, señaló citando a Silvio Rodríguez.

Una participación histórica, 11 puntos más que la de 2019, no ayudó a la izquierda, sino que la hundió mucho más sobre todo por el desplome del PSOE con una caída de más de 10 puntos que le llevan a tener el peor resultado de su historia en Madrid, y a empatar en escaños con una formación sin apenas medios como Más Madrid. Por cuatro escaños Díaz Ayuso no logró la mayoría absoluta, pero le bastaría con la abstención de Vox para ser investida.

“La izquierda fracasa”, dijo ayer el diario El País de Madrid. “La clave de este fiasco es el pinchazo del PSOE, que se deja en menos de dos años buena parte de sus apoyos pese a tener el mismo candidato que en 2019 ganó ampliamente las elecciones en Madrid, Ángel Gabilondo, aunque no pudo gobernar porque el bloque de derechas tuvo más escaños que el de la izquierda”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados