Publicidad

Argentina

Declaró Lucas Pertossi: “En ningún momento le pegué a Fernando Báez Sosa”

"'Hubo una pelea, vino una ambulancia y un pibe caducó'”, me dijo alguien que me crucé", relató el rugbier en al última jornada de audiencias.

Compartir esta noticia
Luciano Pertossi foto La Nacion Diego Izquierdo.PNG
Luciano Pertossi
Foto: La Nación-Diego Izquierdo

Este miércoles se desarrolla la última jornada de presentación de pruebas en el juicio del crimen del joven argentino Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes en enero de 2020 en el balneario Villa Gessell.

Tras un receso en la audiencia, los jueces volvieron a la sala y Lucas Pertossi, uno de los implicados, pidió declarar. “Quiero aclarar lo que pasó aquel día”, dijo el acusado y comenzó a hacer un relato de la jornada en la que ocurrió el crimen del joven de 18 años.

“Nos levantamos a las 2 o 3 de la tarde. Habíamos tenido una noche larga. Llevamos alcohol a la playa, yo llevé la heladerita. Escuchamos música. Subí historias a mis redes sociales. Vamos a temprano a comprar las entradas anticipadas para Le Brique”, recordó Pertossi y agregó: “Fuimos a la casa a buscar los documentos y la plata. Después, cocinamos, nos bañamos y comimos. Fuimos a la previa, llevamos alcohol. Hicimos juegos de quién tomaba más. Perdí el juego de cartas y tomé alcohol”, dijo.

Tras ello, continuó: “Entre 3 y 3.30 nos fuimos a Le Brique. nos separamos en la puerta. A mí me dijeron que no podía entrar. Estaba por vender la entrada y antes de irnos un patova nos dicen que pasemos. Me dirijo a la barra. Cambio mi consumición. Sacamos una foto en medio del recital con los chicos. En un abrir y cerrar de ojos veo un tumulto. Un patovica saca del cuello a un amigo. ‘A este sacalo por la cocina que lo cagamos a palos’, escucho [sobre un amigo que nombra]”.

Luego de ese incidente, afirmó haber salido por sus propios medios del local bailable. “En la calle a mi amigo lo tiran, y dicen ‘salgan, salgan’, ‘circulen’. Queríamos entrar devuelta al boliche. Hay un tumulto de gente. A la derecha hay un amigo sentado en el borde. Miramos historias en Instagram. Charlamos. Me dicen Croniquita porque grabo todo. Escucho gritos. cuando veo había gente que no conocía y reconozco a algunos de mis amigos. Fue todo muy rapido”.

“A mi izquierda veo a un amigo que lo agarran del pie. Me acerco, le digo ‘soltalo’ y le pegó dos patadas. Me encontraba desorientado por el alcohol, por la noche. Mando mensajes y llamo a mis amigos. ‘Estamos en el mercado’, me dicen. Empiezo a llamar a uno y no me contesta. ‘Hubo una pelea, vino una ambulancia y un pibe caducó”, me dijo alguien que me crucé y pregunté si había visto a un grupo de chicos [por sus amigos]. Voy a la casa y me cambio. Me puse una malla porque la ropa tenía olor a alcohol y era ropa de salir”, prosiguió.

Luego, describió cómo fue el momento en el que, horas más tarde, los arrestó la Policía. Ustedes mataron a un pibe, nos dicen, y ahí se me cayó el mundo. Pensé si era el chico que yo era le había pegado”, aseguró.

“Estoy muy mal por lo qué pasó y sigo mal, estuve con tratamiento psiquiátrico y psicológico, a todos nos afectó mucho, siento mucha pena por lo qué pasó. En ningún momento le pegué a Fernando Báez Sosa, no lo toqué, en ningún momento participé de un plan de asesinato, sólo fui de vacaciones. Nunca tuve intención de quitarle la vida a nadie”, concluyó.

La Nación (GDA)

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Fernando Báez Sosa

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad