LA HABANA

Cuba se queda sin combustible y no le paga al Club de París

El acuerdo de deuda, firmado en 2015 entre Cuba y los países del Club de París, fue un paso importante hacia la reintegración de la isla a la comunidad financiera internacional.

Largas colas en las estaciones de servicio en Cuba. Foto: EFE
Largas colas en las estaciones de servicio en Cuba. Foto: EFE

Cuba no cumplió con los pagos de 2019 de su deuda renegociada con los países occidentales, poniendo en peligro su acuerdo con los acreedores del Club de París, informó ayer miércoles la agencia Reuters citando fuentes diplomáticas.

El acuerdo de deuda, firmado en 2015 entre Cuba y los países del Club de París, fue un paso importante hacia la reintegración de la isla a la comunidad financiera internacional. Diplomáticos sostienen que el incumplimiento de los pagos debería de llevar a sanciones severas.

El pacto, con 14 países, se firmó en un momento en que se iniciaba una breve distensión con Estados Unidos durante el gobierno del demócrata Barack Obama.

El grupo de Cuba en el Club de París está integrado por Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Países Bajos, España, Suecia y Suiza. La isla no es miembro del FMI, ni del Banco Mundial.

Las fuentes señalaron que el viceprimer ministro Ricardo Cabrisas, negociador de la deuda de Cuba, se reunió el mes pasado en París con los acreedores y dijo que las nuevas sanciones de Estados Unidos habían retrasado algunos de los pagos.

El acuerdo perdonó 8.500 millones de dólares de los 11.100 millones de la deuda externa que la isla incumplió hasta 1986. La deuda restante se reestructuró hasta 2033 y parte de ese dinero se asignó a fondos para inversiones en Cuba.

Cuba debía desembolsar aproximadamente 80 millones de dólares el año pasado. Pagó a algunos países, pero no a otros incluidos España, Francia, Japón

El gobierno de Donald Trump ha reforzado el embargo comercial contra Cuba al anunciar nuevas sanciones enfocadas a la inversión, el financiamiento externo, el suministro de petróleo, el turismo y otras fuentes de ingreso.

Cuba informó por última vez que su deuda externa era de 18.200 millones de dólares en 2016. Expertos sostienen que ha aumentado.

Faltante de productos básicos.

Además, Cuba atraviesa de nuevo problemas de escasez de combustible que han provocado largas filas en las gasolineras de todo el país, cuyos habitantes también padecen estos días dificultades para conseguir productos de aseo y otros básicos como detergente y papel higiénico.

El suministro de diésel y gasolina ha tenido momentos de inestabilidad desde que en septiembre pasado las autoridades denunciaron que las nuevas sanciones de Estados Unidos dificultaban la llegada de barcos petroleros a la isla, pero la crisis se ha agudizado desde finales de la semana pasada.

Desde que comenzaron los problemas se han multiplicado en aplicaciones móviles como WhatsApp o Telegram los grupos en los que los usuarios comparten información sobre dónde hay combustible, cómo de larga es la fila o a dónde llegará pronto un camión cisterna para abastecer la estación de servicio.

En septiembre de 2019 el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, anunció que el país se enfrentaba a una complicada situación energética “coyuntural” porque había dejado de recibir petróleo temporalmente debido a las presiones de Estados Unidos a las navieras para evitar la llegada de combustible a Cuba en represalia por su apoyo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, su principal proveedor.

Un mes después, Díaz-Canel dio por superada la fase más crítica de la crisis, y dijo que la isla podía cubrir ya el 62% de sus requerimientos.

Cuba importa cada año productos alimenticios por valor de unos 2.000 millones de dólares, unas compras que se estima que se corresponden con el 80% del consumo total del país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados