AVANCE DE LA PANDEMIA

Coronavirus: Italia prepara reapertura gradual y España dejará salir a los niños

El norte italiano presiona para poner en marcha la economía y el sur teme más contagios del nuevo coronavirus. Esta nueva fase se activará solo si la pandemia da muestras de ceder.

Italia: la llegada del verano en Europa invita a salir, aunque por la cuarentena los italianos han optado por disfrutar de sus azoteas. Foto: AFP
Italia: la llegada del verano en Europa invita a salir, aunque por la cuarentena los italianos han optado por disfrutar de sus azoteas. Foto: AFP

Aunque todavía lejos de cantar victoria en la guerra contra el COVID-19, algunos países europeos comienzan en estos días a flexibilizar las medidas de confinamiento, incluso aquellos que han sido más golpeados por la pandemia, como Italia, donde la tendencia a la baja en número de contagiados y fallecidos refuerza la esperanza de una pronta salida.

Italia se prepara para la reapertura gradual del país a partir del 3 de mayo. El primer ministro Giuseppe Conte reunió por videoconferencia al comité científico y económico para analizar el modo en que se afrontará ese proceso, conocido como “Fase 2”. Los primeros sectores en abrir serán la industria, la logística y el transporte.

Pero esta fase se activará solo si la pandemia da muestras de ceder. Ademas, en los últimos días se produjeron divergencias acerca de los plazos para la reapertura entre el próspero e industrializado norte, la zona más afectada por la pandemia, y el sur, menos azotada y que teme un aumento de los focos de infección.

La pugna la han mantenido abiertamente el gobernador de Véneto, Luca Zaia, partidario de “encender el motor” cuando antes, y el de la sureña Campania, Vincenzo De Luca, dispuesto a evitar la llegada de gente del norte.

Los datos oficiales sugieren una tendencia a la baja de la emergencia. Los fallecidos en Italia con coronavirus son 23.660, tras registrarse 433 nuevas muertes en el último día, pero esta es la cifra más baja de la última semana. También hay una tendencia a la baja en el número de contagios.

Día tras día, los medios de comunicación italianos mencionan qué podrá ser lo primero que se autorice. Estas especulaciones obligaron al gobierno a recordar durante este fin de semana “que no se prevén modificaciones” en cuanto al confinamiento en vigor hasta el 3 de mayo, inclusive. Pero, son los propios ministros del gobierno los que evocan el tema. “Debemos brindar a los ciudadanos una mayor libertad de circulación”, declaró el viceministro de Salud, Pierpaolo Sileri.

Su colega para la Familia, Elena Bonnetti, dejó entrever una posible reapertura parcial de los espacios de juego: “¡Algo tiene que cambiar en las próximas semanas para nuestros niños! ¡Ellos tienen el derecho a jugar!”.

Hay una fuerte presión para hacer reemprender a la tercera economía europea, muy castigada. La marca de lujo Gucci reanudó el lunes pasado las actividades de su centro de investigación, cerca de Florencia.

Un estudio publicado el sábado por Confindustria, la primera organización patronal, afirma que la cuasi totalidad de las empresas italianas (97,2%) ha sufrido efectos de la pandemia, la mitad de una manera “muy grave”; disminuyendo su facturación hasta casi un tercio respecto a marzo de 2019.

Por su parte España, el segundo país europeo más golpeado por la pandemia hasta ahora, reportó ayer domingo su menor cifra de muertes diarias por coronavirus en casi un mes, luego de seis semana de confinamiento de su población. Tercer país del mundo con mayor número de fallecidos, solo por detrás de Estados Unidos e Italia, España reportó 410 fallecidos en 24 horas, un marcado descenso frente a las 565 nuevas muertes reportadas el sábado. En total, España ha sufrido 20.453 decesos por COVID-19.

De todas maneras, el balance oficial ha sido cuestionado desde algunas administraciones regionales, que alegan que miles de personas podrían haber fallecido de coronavirus sin tener acceso a un test.

Las autoridades sanitarias han señalado que el pico de los contagios de la epidemia ya quedó atrás, luego de que el 2 abril se registraran 950 muertes diarias.

Pese a ello, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, pedirá el miércoles en el Congreso de los Diputados la prórroga del confinamiento de los 47 millones de españoles hasta el 9 de mayo incluido, tras advertir el sábado que los logros frente al nuevo coronavirus son “todavía insuficientes”.

Sí habrá una pequeña flexibilización a partir del 27 de abril, para permitir breves salidas de los niños, que han permanecido confinados en sus casas, al igual que sus padres, cinco semanas.

Francia también empieza a vencer al coronavirus, indicó ayer domingo su primer ministro, Édouard Philippe, con un número de ingresos hospitalarios que continúa a la baja, a pesar de que el balance de muertos se acerca a los 20.000.

La situación en Alemania es más aliviado ahora. El país empezará a dar hoy lunes los primeros pasos hacia lo que se ha llamado “una nueva normalidad”. Los comercios con una superficie de hasta 800 m2 podrán abrir en algunos estados. Y los colegios a partir de la próxima semana irán abriendo paulatinamente sus puertas, aunque con restricciones.

Bajaron los contagiados y fallecidos en el mundo

Controles de temperatura. Foto: Reuters
Controles de temperatura. Foto: Reuters

El número de casos registrados y de fallecimientos por COVID-19 en el mundo bajó ayer domingo ligeramente con respecto al sábado, tendencia que parece reflejarse también incluso en países como Italia o el Reino Unido, que estaba en plena progresión. No obstante, este descenso puede ser aparente, dado que al ser fin de semana es posible que las autoridades de muchos países notifiquen menos casos.

De acuerdo con los datos facilitados ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los fallecidos en el mundo desde el inicio de la pandemia ascienden a 152.551, con 6.400 nuevas muertes y 80.000 nuevos contagios confirmados en el planeta, lo que elevan el total a 2,24 millones de casos.

Estados Unidos, España, Italia, Alemania, Reino Unido y Francia, por este orden, se mantienen como los países más afectados en número de casos, aunque en los últimos días han entrado en la lista de países con más contagios otros como Rusia y Brasil.

En el Reino Unido, la cifra de muertos por el coronavirus se frenó un poco ayer al sumar 596 nuevos fallecimientos, frente a los 888 del sábado, y llegar a 16.060 víctimas mortales. El Reino Unido mantiene un confinamiento domiciliario que se prolongará hasta el próximo 7 de mayo. El Gobierno británico rechazó que se haya decidido suavizar las medidas de cuarentena para mediados de mayo, que implicaría -según el Sunday Times- la reapertura de los colegios.

La ONU, en tanto, advirtió que la pandemia golpeará más fuerte en los países menos desarrollados, y por ello lanzó Vuelos Solidarios, una de las primeras operaciones humanitarias de la ONU con un alcance realmente planetario. El programa requiere al menos 350 millones de dólares para alcanzar su objetivo inicial de distribuir cada mes 100 millones de mascarillas médicas y guantes, 25 millones de respiradores, trajes y viseras de protección, y 2,5 millones de test de diagnóstico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados