Publicidad

ChatGPT está bajo investigación europea por sospechas de violación de datos privados y derechos de autor

La Agencia Española de Protección de Datos dijo estar a favor de “tecnologías innovadoras como la inteligencia artificial”, siempre que sea “compatible con los derechos y libertades de las personas”.

Compartir esta noticia
ChatGPT, el chat de inteligencia artificial desarrollado por OpenAI.
Logo de ChatGPT, chat de inteligencia artificial desarrollado por OpenAI
Foto: AFP

Europa anunció ayer jueves una investigación sobre ChatGPT.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) informó en un comunicado que ha iniciado de oficio una investigación a la empresa estadounidense OpenAI, propietaria del servicio ChatGPT, por un posible incumplimiento de la normativa de protección de datos.

Italia, por su lado, alegando que no respeta la legislación sobre los datos personales, bloqueó el 31 de marzo a ChatGPT, un robot aparecido en noviembre y que a través de la inteligencia artificial puede mantener conversaciones complejas con su interlocutor.

Francia también anunció ayer jueves su propia investigación, mientras el Comité Europeo de Protección de Datos (EDPB), a cargo de coordinar las oficinas similares de los países de la Unión Europea (UE), creó un grupo de trabajo para ese fin.

La AEPD dijo estar a favor de “tecnologías innovadoras como la inteligencia artificial”, pero afirmó que el desarrollo tecnológico debe ser siempre “compatible con los derechos y libertades de las personas”.

Después de que Italia bloqueara a ChatGPT, OpenAI dijo a AFP que estaba “comprometida con la protección de la privacidad de las personas” y estimaba que su herramienta cumplía con la ley.

Escritorios

En tanto, la IG Autorinnen Autoren, defensora de los intereses de los escritores y literatos de Austria, exige un bloqueo general de programas y sistemas de inteligencia artificial (IA) para escribir textos, como ChatGPT, hasta que su uso sea compatible con los derechos de autor.

La citada asociación pide al Parlamento austríaco que “actúe con rapidez y eficacia a la hora de regular el marco de derechos para la IA” en el ámbito de la legislación de los derechos de autor y sin esperar a una adaptación de la normativa de la UE.

Puesto que actúa sobre la base de obras existentes, los escritores austríacos consideran que los sistemas de la IA para la generación de textos como ChatGPT de hecho falsifican, diluyen y copian estilos. Exigen por eso que las ofertas de la IA solo puedan aplicarse cuando encuentren un marco legal regulado.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad