AVANCE DE LA PANDEMIA

Brasil llega a las 47.748 muertes por COVID-19, con 1.238 en un día, y roza los 980.000 casos

El Ministerio de Salud informó que hubo un incremento de 22.765 contagios en las últimas 24 horas, lo que refuerza al país como uno de los focos globales de la pandemia.

Jair Bolsonaro, este miércoles en el Palacio do Planalto (Brasilia). Foto: Reuters
Jair Bolsonaro, este miércoles en el Palacio do Planalto (Brasilia). Foto: Reuters

El Ministerio de Salud de Brasil informó este jueves nuevas estadísticas sobre el COVID-19 que muestran que el país se acerca rápidamente a un millón de casos confirmados y a las 50.000 muertes.

Con el segundo mayor brote de coronavirus sólo por detrás de Estados Unidos, Brasil ahora tiene 978.142 casos confirmados y 47.748 decesos, 1.238 más que el miércoles, según el ministerio.

El Ministerio de Salud informó que hubo un incremento de 22.765 contagios en las últimas 24 horas, lo que refuerza al país como uno de los focos globales de la pandemia.

Este jueves fue el tercer día seguido en que Brasil superó los 1.200 fallecidos diarios por el nuevo coronavirus, que parece haberse estancado en esa franja media del millar de decesos cada 24 horas.

Brasil es el segundo país en número total de muertes e infectados con COVID-19 por detrás de Estados Unidos, aunque, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), encabeza las estadísticas cuando el análisis se reduce a los últimos siete días.

Según datos de las secretarías de Salud regionales, ya hay al menos un caso de coronavirus en el 85% de los 5.570 municipios de país, que tiene una población de 210 millones de habitantes. El número de recuperados se ubica ahora en los 482.102, lo que representa el 49% del total de pacientes con la enfermedad.

La OMS afirmó esta semana que ve una cierta estabilización de la pandemia en Brasil, aunque advirtió que aún es pronto para decir que se ha llegado al pico de la llamada curva epidemiológica.

De hecho, hay bastantes divergencias entre los especialistas sanitarios brasileños sobre cuándo se alcanzará el pico en el número de casos y contagios.

“No aguanta más”

El presidente Jair Bolsonaro volvió a criticar las medidas de aislamiento social aún vigentes en algunos estados y municipios y el “vaivén” de la OMS en algunos aspectos de la gestión de la pandemia.

“Brasil no aguanta más el ‘quédese en casa’”, afirmó el mandatario en una transmisión vía redes sociales.

Bolsonaro hizo un nuevo llamamiento a alcaldes y gobernadores para una “retomada ordenada de la economía”, lo que ya está ocurriendo.

También aseguró que “lo que menos tiene de ciencia” es la OMS, pues, a su juicio, “está en un vaivén todo el tiempo”, con cambios de opinión y las dudas como las que ha levantado sobre la eficacia de la cloroquina, sobre la que no hay consenso, pero que Bolsonaro defiende con vehemencia.

El principal foco en Brasil continúa siendo el estado de San Pablo, el más rico y poblado del país, con 46 millones de habitantes, y que contabiliza 11.846 muertes y 192.628 contagios.

Le sigue Río de Janeiro, con 8.412 óbitos y 87.317 infectados y donde este jueves volverán, sin público, los partidos de fútbol por el Campeonato Carioca, pese a la reticencia de algunos clubes de la región y las alertas de la comunidad científica.

Fraude

El Ministerio Público de Brasil pidió la apertura de una investigación sobre presuntos fraudes cometidos por el Ejército en la compra de insumos necesarios para la producción de cloroquina, usada en el país para tratar la COVID-19.

Según el fiscal Lucas Furtado, los fraudes en la adquisición de componentes para la cloroquina, fabricada en laboratorios militares que dependen del Comando del Ejército, pudieran tener dos vertientes.

La primera, un sobreprecio de hasta seis veces en el valor de mercado de los insumos, y la otra podría suponer un “desperdicio” del dinero público en un medicamento sin eficacia comprobada por la ciencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error