REINO UNIDO

Boris Johnson, víctima de “fake news” por frases racistas

El primer ministro británico Boris Johnson era ayer viernes blanco de acusaciones de xenofobia en las redes sociales por una frase que en realidad nunca pronunció.

Boris Johnson, primer ministro británico. Foto: AFP
Boris Johnson, primer ministro británico. Foto: AFP

En plena campaña para las elecciones del próximo jueves 12, el primer ministro británico Boris Johnson era ayer viernes blanco de acusaciones de xenofobia en las redes sociales por una frase que en realidad nunca pronunció.

Publicaciones compartidas varios miles de veces le acusan de haberse declarado a favor de la acogida de “personas de color”, pero con la condición de que estas sean objeto de un “control democrático”, durante un discurso pronunciado el jueves.

En el fragmento del video que se hizo viral en internet, Johnson parece pronunciar la siguiente frase: “Estoy a favor de la acogida de personas de color en este país, pero creo que esto debe ser controlado democráticamente”.

La cadena británica Channel 4 difundió el video subtitulado de esta manera en las redes sociales, lo que desencadenó las reacciones de los internautas.

La expresión “people of colour” (personas de color) ocupaba la tercera posición de las tendencias en Twitter en Reino Unido ayer viernes a mediodía.

Sin embargo, en otro fragmento del video del mismo discurso -señalado por CrossCheckUK, un proyecto de medios británicos e internacionales, como la AFP, para luchar contra la desinformación durante la campaña electoral británica del 12 de diciembre-, se perciben mejor las palabras del primer ministro conservador.

“Estoy a favor de la acogida de personas de talento en este país, pero creo que esto debe ser controlado democráticamente”, dice en realidad Johnson, que se comprometió a poner fin a la libre circulación de personas y a controlar la inmigración con un sistema de puntos como el modelo australiano.

La cadena Channel 4 entre tanto se disculpó en Twitter, y reconoció que Johnson había dicho “personas de talento” y no “de color”.

El Partido Conservador fue acusado de racismo y de islamofobia durante la campaña. A mediados de noviembre, el diario The Guardian señaló publicaciones islamófobas o racistas en las redes sociales de 25 concejales o exconcejales conservadores, incluidos llamados a prohibir mezquitas o publicaciones que califican a los musulmanes de “bárbaros” o “enemigos del exterior”.

Informe laborista.

En tanto, un informe oficial divulgado por el partido Laborista conocido ayer cuestionó la política de Johnson para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el Brexit. El acuerdo de Johnson para el Brexit será “altamente perjudicial” para la economía de Irlanda del Norte y amenazará a sus exportadores, según el documento confidencial del gobierno británico publicado por la oposición laborista.

El documento, con los sellos “oficial, delicado”, dice que los exportadores tendrían que hacer declaraciones aduaneras cuando trasladen bienes entre Irlanda del Norte y Reino Unido y esas nuevas barreras serán “altamente perjudiciales” para Irlanda del Norte.

El análisis filtrado advierte que un 98% de las compañías norirlandesas que exportan a Gran Bretaña son pequeñas y medianas, que “probablemente tendrán problemas para enfrentar” el costo de las nuevas revisiones fronterizas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados