BALOTAJE

Boric ganó por amplio margen en Chile y prometió "responsabilidad fiscal"

El presidente electo, de 35 años, se define como ecologista, feminista y regionalista y quiere ampliar el papel del Estado hacia un modelo de bienestar parecido al de Europa.

Gabriel Boric saluda a sus partidarios después de pronunciar un discurso en Santiago de Chile. Foto: AFP
Gabriel Boric saluda a sus partidarios después de pronunciar un discurso en Santiago de Chile. Foto: AFP

El joven diputado de izquierda Gabriel Boric, abanderado de la alianza del Frente Amplio y el Partido Comunista, ganó ayer domingo la Presidencia de Chile al obtener el 55,86% de los votos frente al 44,14% del abogado derechista José Antonio Kast, con el 99,76% de las mesas escrutadas.

Nadie esperaba que se impusiera por más de diez puntos sobre el líder conservador, sino un resultado más ajustado ante un ambiente polarizado y de incertidumbre.

“Seré el presidente de todos los chilenos”, dijo Boric durante una llamada telefónica televisada con el mandatario saliente, Sebastián Piñera. “Hay que entender que los acuerdos tienen que ser con la gente y no solamente entre cuatro paredes”, expresó durante la conversación, una tradición que se realiza siempre en las elecciones chilenas.

Boric sucederá a Piñera al asumir el cargo el 11 de marzo de 2022. Su contrincante, Kast, reconoció la derrota del exlíder estudiantil, quien pasa a ser el presidente más joven y el más votado de la historia de su país.

“Acabo de hablar con Gabriel Boric y lo he felicitado por su gran triunfo. Desde hoy es el presidente electo de Chile y merece todo nuestro respeto y colaboración constructiva. Chile siempre está primero”, escribió Kast en su cuenta de Twitter.

Diputado de 35 años (la edad mínima para postularse en Chile), Boric se define como ecologista, feminista y regionalista y quiere ampliar el papel del Estado hacia un modelo de bienestar parecido al de Europa. Será el presidente más izquierdista desde el Gobierno del derrocado Salvador Allende (1973-1990) y el primero que no forma parte de los dos grandes bloques que se repartieron el poder desde el retorno a la democracia en 1990.

Nunca antes desde el retorno a la democracia, en 1990, se enfrentaron en un balotaje candidatos que no pertenecen ni a la antigua Concertación de partidos de centro izquierda ni a la Alianza derechista.

Más de 15 millones de ciudadanos estaban llamados a votar. En la primera vuelta, Kast se impuso con el 27,9% de los votos frente a Boric (25,8%) y la participación alcanzó el 47%. En esta oportunidad de la segunda vuelta se llegó al 54% de participación. Es la primera elección con más de la mitad del padrón desde el voto voluntario (sin incluir el Plebiscito que fue la única otra vez que se pasó ese umbral).

Los expertos apuntaban que en el balotaje la diferencia entre ambos iba a ser muy estrecha e iba a depender de la participación, que en la primera vuelta del 21 de noviembre no alcanzó el 50% del padrón. Según datos oficiales, en el balotaje Boric obtuvo un amplio apoyo en la capital, donde se encuentra la mitad de los electores, y en otras regiones con grandes núcleos urbanos, como la de Valparaíso, donde sacó casi 20 puntos de ventaja.

También se habría impuesto incluso en la región norteña de Antofagasta, una zona que en primera vuelta ganó Franco Parisi, un polémico economista que hizo su campaña desde Estados Unidos y quedó en tercer lugar en la primera vuelta y cuyos electores respaldaron mayoritariamente a Kast de cara al balotaje.

“Somos nuevas generaciones que entran a la política con las manos limpias, el corazón caliente pero con la cabeza fría”, afirmó Boric, tras emitir su voto en la austral Punta Arenas, su ciudad natal, unos 3.000 km al sur de Santiago.

Entre los principales retos del futuro Gobierno estará encauzar la crisis social que sigue vigente desde las protestas de 2019, liderar la implementación de las normas de la nueva Constitución y hacer frente a los retos económicos que dejó la pandemia.

La jornada

Los chilenos votaron entre el miedo y la esperanza, en una segunda vuelta presidencial con propuestas antagónicas, una decidida a avanzar hacia un Estado de bienestar (Boric) y otra a favor del orden y la continuidad neoliberal (Kast).

En una jornada marcada por problemas con el transporte público en Santiago y varias regiones de este país de 19 millones de habitantes, las mesas cerraron a las 18:00 horas locales (la misma hora de Uruguay) tras 10 horas de votación.

Con una máxima de 35 grados, se registraron grandes aglomeraciones en las paradas del transporte público, sobre todo en la mañana, cuando muchos se adelantaron a ir a votar para evitar las altas temperaturas y no encontraron buses. En redes sociales y medios de comunicación, los votantes denunciaron la carencia de buses en una jornada en la que el gobierno se había comprometido aumentar la flota. El gobierno, por su parte, aseguró que no habían problemas con el transporte, pero al final de la tarde la ministra de la cartera, Gloria Hutt, pidió disculpas. “Por supuesto que no quedé conforme en cómo funcionó el sistema”, afirmó.

PRESIDENTE SALIENTE DE CHILE
Sebastián Piñera. Foto: AFP
Sebastián Piñera

“Boric será el presidente de todas las chilenas y chilenos. Hoy ha sido una de las participaciones más altas, ha sido un ejemplo de democracia (...) la principal misión de un presidente es contribuir a unir al país y sembrar la paz”, dijo el mandatario. El candidato de Piñera, Sebastián Sichel, representante del partido Chile Vamos, alcanzó 12,79% de los votos en la primera vuelta, quedando en 4to. lugar de un total de 7 candidatos.

candidato a la presidencia
José Antonio Kast: Foto: AFP
José Antonio Kast

“Nunca hay que perder el sentido del humor y dar gracias por las cosas que le ha tocado vivir... Hoy podemos decir que Chile ha ido reconstruyendo parte de su historia”, dijo Kast, del Frente Social Cristiano, al aceptar su derrota. Prometía “la paz, el orden y el progreso”, pero sus lazos ideológicos con la dictadura de Pinochet lo habrían perjudicado a la hora de votar, según analistas.

URUGUAY

Lacalle Pou felicitó a su nuevo homólogo chileno

Luis Lacalle Pou. Foto: Marcelo Bonjour - Archivo El País
Luis Lacalle Pou. Foto: Marcelo Bonjour - Archivo El País

Mandatarios, personalidades y movimientos políticos de distintos países fueron manifestando saludos y felicitaciones al presidente electo Gabriel Boric, apenas se dio a conocer el resultado electoral.

El presidente Luis Lacalle Pou fue uno de los primeros en hacerlo, enviándole un mensaje desde Uruguay: “Felicito al presidente electo de Chile, Gabriel Boric, y le deseo éxito para el bien del pueblo chileno”.

Cabe recordar que Gabriel Boric fue apoyado en su campaña por el expresidente frenteamplista José Mujica, quien en un spot publicitario dijo que “Boric importa no solo porque tiene la piel joven, tiene el coraje de tener utopía, de pensar en un mundo mejor”.

El pasado 18 de noviembre, Boric dijo en su cuenta de Twitter: “José Mujica nos inspira a trabajar con humildad, siempre por y para el pueblo; es un ejemplo de la política latinoamericana. Los ojos del mundo puestos en Chile y nuestro proceso de cambios. Tal como #MujicaConGabriel el domingo (en referencia al día electoral) digamos que somos UNO”.

El Frente Amplio afirmó días atrás: “El Frente Amplio expresa su apoyo a a la candidatura del compañero Gabriel Boric para la Presidencia de Chile, entendiendo que representa la continuidad del proceso de las masivas movilizaciones sociales del pueblo (...) para dejar atrás definitivamente la Constitución de Pinochet”.

Análisis Roberto Cabrera (*)

Sí, Chile tiene nuevo presidente

En Chile, entre las tradiciones de las que el país se siente orgulloso, al momento en que un candidato presidencial reconoce su derrota, llama a su adversario político para felicitarlo y, posteriormente, el candidato ganador es felicitado por el presidente en ejercicio. Este ritual republicano marca el fin del clima de confrontación electoral y el inicio de la transición entre el gobierno en ejercicio y el gobierno electo. Las elecciones presidenciales del pasado domingo no fueron la excepción.

José Antonio Kast, candidato de derecha radical apoyado por la derecha tradicional, escribió en su cuenta de Twitter que “Desde hoy es el Presidente electo de Chile y merece todo nuestro respeto y colaboración constructiva. Chile siempre está primero”. Con esta declaración, reconoció el triunfo de su adversario y lo llamó para felicitarlo. Posteriormente, Sebastián Piñera, presidente en ejercicio, se comunicó con el candidato ganador y fijaron para hoy (lunes), la primera reunión para dar inicio al cambio de Gobierno. Esto habla bien de ellos y es bueno para Chile.

El ahora presidente electo, Gabriel Boric, originario de una de las regiones más australes del país, es el presidente más joven de la Historia de Chile. Boric asumirá el 11 de marzo de 2022 y deberá hacer frente a una compleja situación económica y social, fue electo con cerca del 56% de los votos en un proceso electoral en el que participó el 56% del padrón electoral, la mayor participación desde la entrada en vigor del voto voluntario en las elecciones de 2013.

En los próximos días, Boric deberá anunciar su gabinete y despejar dudas respecto a si sus alianzas políticas se extienden más allá de su coalición original, que incluye al Frente Amplio y al Partido Comunista.

De esta decisión dependerá la capacidad que tenga para empujar su agenda ante un legislativo fragmentado en el que ninguna de las fuerzas políticas tiene por si sola capacidad para aprobar leyes o reformas relevantes.

Lo que obligará al nuevo gobierno a negociar con las demás fuerzas políticas, mientras, en paralelo, avanza un proceso constituyente en el que el nuevo gobierno, cuenta con respaldo mayoritario.

El presidente electo, forjado políticamente en los movimientos estudiantiles desde los que fue electo diputado, acostumbrado a canalizar demandas sociales a las que hizo un extenso repaso en su primer discurso al país, ahora deberá responder desde el Gobierno ante ellas y entonces, veremos si, como dice el dicho: “otra cosa es con guitarra”.

* Analista político chileno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados