Publicidad

Bolsonaro no menciona a Lula, inicia la transición y dice que bloqueos de rutas son por indignación con la elección

Tras el breve discurso de Bolsonaro, el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, quien es responsable en el gobierno por el proceso de transición, sí se refirió a Lula como “presidente electo”.

Compartir esta noticia

AFP, O GLOBO

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se pronunció ayer martes sobre los resultados de los comicios del pasado domingo, pero sin aludir a la victoria de Luiz Inácio Lula da Silva, y aseguró que “seguirá siendo fiel a la Constitución”. Así rompió con un silencio que tuvo en vilo a Brasil durante 45 horas.

En el pronunciamiento en su residencia oficial, Bolsonaro no reconoció su derrota ni felicitó a su adversario, proclamado como presidente electo. Sí agradeció a los 58 millones de electores que votaron por él el pasado domingo y expresó el “honor” que significa “ser el líder” de esas personas que, como él, defienden los valores conservadores que están impresos en su lema: “Dios, Patria y Familia”.

“La derecha surgió de verdad en este país”, declaró arropado por ministros y parlamentarios de su base aliada.

Tras el breve discurso de Bolsonaro, el ministro de la Presidencia, Ciro Nogueira, quien es responsable en el gobierno por el proceso de transición, sí se refirió a Lula como “presidente electo”.

“En base a la ley, iniciaremos el proceso de transición”, indicó Nogueira, con lo cual despejó las dudas que dejó sembradas el presidente aún después de su pronunciamiento.

Jair Bolsonaro se pronunció tras elecciones brasileñas. Foto: AFP
Jair Bolsonaro se pronunció tras elecciones brasileñas.
Foto: AFP

En medio del silencio de Bolsonaro, grupos de camioneros han bloqueado rutas en casi todo el país desde la madrugada del lunes y, según varios integrantes de ese movimiento, la protesta solo acabará cuando “el Ejército intervenga” para “impedir que vuelva el comunismo”.

También se refirió a ellos: “Las manifestaciones pacíficas siempre serán bienvenidas, pero nuestros métodos no pueden ser los mismos de la izquierda, que siempre perjudican a la población, como invasión de propiedades (...) cercenamiento del derecho de ir y venir”, dijo el mandatario.

Atribuyó los bloqueos de rutas a la “indignación y sentimiento de injusticia” que se dio en el proceso electoral.

Bolsonaro ha afirmado reiteradas veces tener a “todo el sistema” contra él, desde el sistema judicial hasta los medios de información.

El Supremo Tribunal Federal emitió una nota este martes, tras la declaración del presidente Jair Bolsonaro, en la que afirma que el mandatario reconoce “el resultado final de las elecciones” al autorizar el inicio de los trabajos de transición de gobierno.

Transición

El vicepresidente electo de la República, Geraldo Alckmin (PSB), será el coordinador de la transición de gobierno. El anuncio fue hecho esta tarde de martes por la presidenta del Partido de los Trabajadores, Gleisi Hoffmann.

La elección es un gesto hacia el centro y está en la línea de los discursos del presidente electo el día de la victoria. El PT afirmó que será necesario impulsar un diálogo amplio en el país con la participación de varios partidos políticos.

Cuando se le preguntó si esa designación era una señal, Gleisi respondió: “Ya lo demostramos durante la campaña, cuando se hizo este ‘frente amplio’. Y Geraldo Alckmin es el vicepresidente de la República, tiene más que legitimidad y poder político e institucional para liderar esto. La decisión del presidente fue en esa dirección”

Gleisi y el exministro Aloizio Mercadante, quien coordinó el programa de gobierno para la candidatura de Lula, también formarán parte del equipo de transición. La presidente del PT también dijo que las personas serán designadas “por áreas”.

Geraldo Alckmin. Foto: AFP.
Geraldo Alckmin.
Foto: AFP.

“Como Mercadante fue coordinador de un programa de gobierno y tiene esta relación con nuestros programas, él estará en el equipo. Yo también estaré en el lado político y en la relación con los partidos. Quiero dejar claro que tendremos en esta comisión la participación de todos los partidos que nos acompañaron en este camino”, dijo la líder del PT.

Gleisi también destacó que los nominados para la transición no necesariamente serán ministros. “No hay decisión sobre el ministerio. El presidente Lula no abrió esta discusión”, aseguró Gleisi.

El trío ya designado por el PT viajará esta semana a Brasilia para iniciar las discusiones sobre la transición. “Queremos comenzar esto tan pronto como el próximo jueves. Nuestra propuesta es ir a Brasilia para tener un encuentro cara a cara con quien sea parte del gobierno en esta transición”, dijo Gleisi.

Según la dirigente, Alckmin ya sostuvo una conversación con el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco (PSD-MG), para discutir los cambios que Lula entiende deben hacerse en el presupuesto de 2023. Ese será el foco principal del equipo de transición al principio del trabajo.

El Ministro de la Casa Civil, Ciro Nogueira, ofreció el Centro Cultural Banco do Brasil (CCBB) para ser la sede de la transición. Según Gleisi, Ciro también dijo que se podrían pasar los nombres del equipo para que se realicen las citas.

Según la funcionaria, todavía no hay una definición de dónde estará Lula en los próximos días, pero la tendencia es que, desde el momento en que el equipo de transición efectivamente comience a trabajar, el nuevo presidente pasará la mayor parte de su tiempo en Brasilia.

El martes por la noche, Lula viajará a Bahía para descansar. Permanecerá en una playa del estado hasta el final de la semana, pero deberá hacer un acto político en Salvador para agradecer el voto en el Nordeste. Obtuvo el 69,34% de los votos válidos en la región.

TENSIÓN

Partidario de Bolsonaro discute con un policía militar

Para un domingo por la noche, la reacción de la Casa Blanca fue veloz: 35 minutos después de que Luiz Inácio Lula da Silva fue declarado ganador de las elecciones de Brasil, el presidente Joe Biden lo felicitó. Los dos países tendrán líderes con narrativas similares: políticos veteranos que regresaron con el objetivo, según ellos, de salvar la democracia. Lula y Biden hablaron el lunes por teléfono y están de acuerdo en temas importantes, comenzando por el cambio climático. “Creo que hay una alineación natural en términos de clima y también de democracia”, declaró Valentina Sader, directora del Centro para América Latina del Atlantic Council.

Liliana Ayalde, exembajadora de Estados Unidos en Brasil, estimó que Biden podría ofrecer ayuda tecnológica para reducir la deforestación, pero advirtió que es un tema sensible para Brasil.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad