PANDEMIA

Bolsonaro anunció que empresas comprarían vacunas a AstraZeneca; "no es posible", dijo la farmacéutica

La compañía farmacéutica dijo en un comunicado que todo su suministro de vacunas "de momento" solo está disponible para gobiernos y organizaciones multilaterales de todo el mundo.

Jair Bolsonaro. Foto: Reuters
Jair Bolsonaro. Foto: Reuters

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el martes que autorizó a un grupo de empresas privadas a comprar 33 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca, un acuerdo que según la farmacéutica británica no puede concretarse "de momento".

En declaraciones en un evento virtual organizado por el banco Credit Suisse, Bolsonaro dijo que la mitad de esas dosis serían destinadas a los empleados de las compañías que las compren, y que la otra mitad serían entregadas al programa de inmunización del gobierno nacional.

El diario Folha de S. Paulo reportó que la propuesta procede de un grupo de líderes empresariales reunidos en una videoconferencia el lunes para discutir qué firmas y organizaciones deberían participar.

"Quiero dejar muy claro que el gobierno federal está a favor de este grupo ... traer aquí las vacunas para inmunizar a 33 millones de personas, sin costo para el gobierno federal", dijo Bolsonaro.

AstraZeneca, sin embargo, dijo en un comunicado el martes que todo su suministro de vacunas "de momento" solo está disponible para gobiernos y organizaciones multilaterales de todo el mundo. "No es posible poner las vacunas a disposición del sector privado", destacó.

Varias empresas negaron reportes de medios afirmando que se habían sumado a la iniciativa, incluido el grupo de red de hospitales DASA SA, que dijo en un comunicado que todavía estaba tratando de informarse sobre la disponibilidad comercial de vacunas a través de sus proveedores.

El proceso de vacunación a nivel nacional en Brasil se inició hace poco más de una semana, pero hasta ahora ha sido lento y dispar, y los envíos de dosis desde India y China están sufriendo retrasos.

Bolsonaro dijo que el grupo empresarial hizo su propuesta al gobierno la semana pasada. Una de las condiciones del presidente a cambio de su apoyo es que los empleados del sector privado no estén obligados por sus empresas a vacunarse.

Bolsonaro, que ha desestimado la gravedad de la enfermedad del COVID-19, insiste en que no se vacunará.

En tanto, el centro biomédico Butantan dijo que espera para el 3 de febrero la llegada a Brasil de cerca de 8,5 millones de dosis de la vacuna CoronaVac de China fabricada por Sinovac Biotech, según el director de la entidad.

Se esperan unos 5.400 litros de ingredientes activos en un envío inicial, suficientes para llenar y terminar unas 8,5 millones de dosis, sostuvo el director de Butantan, Dimas Covas. El lote estaría seguido por despacho similar poco después, indicó.

El funcionario dijo además que el Instituto Butantan planea tener una fábrica que produzca completamente la vacuna china a principios del próximo año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados