SEMANA DE DEFINICIONES

Aumenta la presión a Maduro

EE.UU. promete “respuesta significativa” en caso de cualquier acción contra la oposición.

Maduro con militares venezolanos. Foto: Reuters.
Maduro con militares venezolanos. Foto: Reuters.

En Venezuela la crisis se agrava a cada minuto. La presión internacional sobre Nicolás Maduro es cada vez más fuerte, en tanto la oposición encabezada por Juan Guaidó está empeñada en quebrar el respaldo militar al régimen chavista.

Estados Unidos sigue jugando todas sus cartas a favor de Guaidó, y le advirtió a Maduro que habrá una “respuesta significativa” ante cualquier amenaza contra dirigentes de la oposición. Maduro, inflexible, se mostró ayer en maniobras militares y rechazó un ultimátum de seis países europeos para que convoque a elecciones en ocho días, plazo que vence el domingo próximo.

Guaidó, que el miércoles se proclamó presidente interino reconocido por Estados Unidos, Canadá y varios países de América Latina, difundió ayer domingo una ley de amnistía para militares aprobada por el Parlamento de mayoría opositora.

Con banderas venezolanas, grupos de opositores entregaron en las puertas de Fuerte Tiuna -principal complejo militar- y otros cuarteles el texto de la ley que da “todas las garantías constitucionales” a militares y civiles que “colaboren en la restitución de la democracia”.

Aunque sus decisiones son anuladas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que responde al régimen de Maduro, el Parlamento aprobó una amnistía desde el 1 de enero de 1999, abarcando las dos décadas de gobierno chavista.

Guaidó busca quebrar así el sostén de Maduro, la Fuerza Armada, que, aunque reiteró lealtad al mandatario y dice estar unida, muestra fisuras: el sábado, el agregado de Defensa en Washington, coronel José Luis Silva, desconoció a Maduro e instó a los militares a respaldar a Guaidó.

Maduro inflexible.

Mientras, aumenta la presión contra Maduro, quien exigió a España, Francia, Alemania y Reino Unido retirar el plazo de ocho días que le dieron el sábado para llamar a elecciones libres o de lo contrario reconocerán Guaidó.

“Nadie puede darnos un ultimátum”, dijo el mandatario en una entrevista con la cadena CNN Turk, presentándose otra vez como una víctima de un “golpe de Estado” orquestado por Estados Unidos.

“Nadie puede darnos un ultimátum de este tipo. Si alguien quiere abandonar el país, lo puede hacer. Venezuela no está ligada a Europa. Esto es una insolencia total”, dijo Maduro en la entrevista.

En el marco de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela el sábado, el canciller Jorge Arreaza también había rechazado el ultimátum, criticando a Europa por ponerse “a la cola del gobierno de Donald Trump”.

En la ONU, el secretario de Estado, Mike Pompeo, llamó al resto de los países a unirse “a las fuerzas de la libertad” en apoyo de Guaidó.

Rusia y China se mantienen leales a Maduro, al igual que Bolivia, Cuba, Nicaragua y Turquía. Uruguay, junto con México, no reconoce a Guaidó como presidente interino y presentaron una propuesta de diálogo que Maduro aceptó.

Maduro encabezó ayer domingo ejercicios militares con equipamiento ruso que incluyó baterías antiaéreas y tanques disparando contra colinas, en busca de mostrar poderío y lealtad militar ante la presión internacional.

En un acto transmitido por la televisión estatal, Maduro junto al ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino, vio en el fuerte de Paramacay a un pelotón de soldados lanzar rondas de morteros, fuego de baterías antiaéreas y tanques disparando contra colinas. “Nadie respeta a los débiles, a los cobardes, a los traidores, nadie, en este mundo se respeta a los valientes, a los corajudos”, dijo Maduro. Y anunció que entre el 10 y el 15 de febrero se realizarán los ejercicios militares más importantes de la historia del país.

China y Rusia son grandes acreedores de Venezuela, que ha invertido en armamento ruso, incluyendo cazabombarderos Sukhoi y blindados. Reuters reportó el viernes que contratistas militares privados que hacen misiones secretas para Rusia llegaron a Venezuela para reforzar la seguridad de Maduro. Al margen de la reunión del Consejo de Seguridad, el embajador de Rusia ante la ONU advirtió que había que evitar a toda costa una escalada militar en Venezuela.

Estados Unidos advierte.

En tanto, el consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, advirtió ayer domingo que habrá una “respuesta significativa” a cualquier amenaza contra la oposición en Venezuela o contra diplomáticos estadounidenses en ese país.

“Cualquier acto de violencia e intimidación contra el personal diplomático de Estados Unidos, el líder democrático de Venezuela, Juan Guaidó, o la propia Asamblea Nacional (parlamento de mayoría opositora) representaría un grave ataque contra el Estado de derecho y recibirá una respuesta significativa”, dijo Bolton en Twitter. Si bien no dirigió su advertencia a grupos o individuos específicos, en otro tuit vinculado señaló que el “apoyo y control de Cuba sobre la seguridad de Maduro y las fuerzas paramilitares son bien conocidos”.

Apenas Estados Unidos reconoció a Guaidó, Maduro rompió relaciones diplomáticas y ordenó el cierre de la embajada y de los consulados venezolanos en ese país. El Departamento de Estado reiteró ayer no tener planes de cerrar la embajada en Caracas.

La posición de Israel y el deseo de Francisco.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció ayer domingo en un video difundido en las redes sociales, que reconoce a Juan Guaidó. “Israel se une a Estados Unidos, Canadá, y a la mayoría de los países de América del Sur y países de Europa para reconocer el nuevo liderazgo en Venezuela”, dijo Netanyahu.

Por su parte, el papa Francisco pidió también ayer domingo que se busque una solución justa y pacifica para superar la crisis en Venezuela. Francisco hizo este llamamiento tras el rezo del Ángelus en el Hogar del Buen Samaritano de Panamá, al cierre de la Jornada Mundial de la Juventud. “He pensado mucho en el pueblo venezolano al que me siento particularmente unido en estos días y ante la grave situación que atraviesa el país, pido al Señor que se busque y se logre una solución justa y pacifica para superar la crisis respetando los Derechos Humanos y deseando el bien de todos los habitantes del país”, dijo. El papa pidió rezar para encontrar el “amparo de nuestra señora de Coromoto, patrona de Venezuela”. Por el momento, el Vaticano se había limitado a un breve comunicado en el que se observaba que el papa “seguía de cerca la evolución de la situación”.

“Se va por las buenas o por las malas”.

El senador estadounidense Marco Rubio señaló ayer domingo que Nicolás Maduro tiene que decidir de qué manera va a abandonar el poder, “por las buenas o las malas”, y anticipó más sanciones económicas relacionadas con los ingresos por el petróleo. El senador republicano aclaró, sin embargo, que “nadie” en Estados Unidos “aboga” por una intervención militar, “lo que estoy pidiendo es que se cumpla la Constitución” y haya elecciones democráticas. “Lo que he dicho es que todo es una opción, porque siempre tenemos la opción de defender nuestros ciudadanos y la seguridad nacional en los casos en que esté amenazada”, agregó. En ese sentido recordó que Venezuela permite que la guerrilla colombiana del ELN y narcotraficantes “inunden nuestro país con cocaína y drogas” y es causante de la “catástrofe” migratoria de venezolanos en Latinoamérica. Subrayó además que hay líneas que no puede cruzar Maduro, como hacer daño a diplomáticos estadounidense.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados