PREOCUPACIÓN

Los ataques rusos en el este de Ucrania obligan a cortar parte del gas a la UE

El bloque europeo acelera las medidas para asegurarse el suministro.

Guerra en Ucrania. Foto: AFP.
Guerra en Ucrania. Foto: AFP.

Los ataques de Rusia en el este de Ucrania, especialmente en la región de Lugansk, cortaron ayer miércoles un tercio del tránsito de gas ruso hacia Europa. No obstante, la Comisión Europea (CE) consideró que el corte no genera “ningún problema inmediato para la seguridad del suministro”.

Ucrania dijo que Rusia había interrumpido el suministro de gas, alimentando los temores de que la invasión pueda empeorar una crisis energética en Europa.

El operador de los gasoductos en Ucrania, GTSOU afirmó en un comunicado que el gigante energético estatal ruso Gazprom había “dejado de suministrar gas” al punto de tránsito de Sokhranivka. Por su parte, la compañía energética estatal ucraniana Naftogaz dijo que había comunicado a Gazprom que ya no era responsable del tránsito de gas a través del territorio ocupado por las fuerzas rusas.

“Gazprom cerró el grifo” en Sokhranivka, dijo GTSOU el miércoles. La empresa también explicó que Rusia había redirigido el gas destinado a transitar por Ucrania hacia las repúblicas separatistas del este.

Por su parte la agencia estatal de energía alemana anunció que el volumen de gas ruso suministrado a Alemania a través de uno de los principales gasoductos que atraviesan Ucrania ha descendido un 25% desde el martes.

En este contexto, los países de la Unión Europea respaldaron ayer miércoles una propuesta para establecer un almacenamiento mínimo de gas en el bloque del 80% el 1 de noviembre de este año, y del 90% en los años siguientes, con vistas a garantizar el suministro.

Esos depósitos están actualmente al 37,4% de su capacidad y, según la nueva normativa, aquellas empresas que operen almacenes de gas deberán notificar los niveles de llenado a las autoridades nacionales y los Estados miembros se encargarán de la supervisión y de informar a la Comisión Europea.

Aquellos países que no tienen almacenes de gas tendrán acceso a las reservas de otros socios a cambio de compartir la “carga financiera” que supone la obligación de llenado, informó en un comunicado el Consejo de la UE, la institución que representa a los Estados miembros.

La guerra en Ucrania también impactó ayer en los precios del petróleo, que tuvieron un fuerte repunte en medio de preocupaciones sobre el aprovisionamiento de hidrocarburos provenientes de Rusia.

El barril Texas para entrega en junio subió 5,96% en Nueva York a 105,71 dólares, luego de perder 3% el martes y caer por debajo de los 100 dólares. En tanto, en Londres, el Brent para entrega en julio aumentó 4,92% al cerrar en 107,51 dólares.

Los precios aumentaron desde el arranque de la jornada al confirmarse los cortes de suministro de gas ruso en las tuberías que pasan por Ucrania hacia la UE.

El frente bélico

A estos problemas de suministro de gas y por el aumento en el precio del crudo, se suma que en la región de Donetsk se teme la muerte de miles de ciudadanos en Mariúpol para fines de año.

El subjefe del Departamento Principal de Operaciones del Estado Mayor General de Ucrania, general de brigada Aleksey Grómov, señaló ayer miércoles que las fuerzas ucranianas han frenado una ofensiva a gran escala de los rusos en la región de Járkov e Izium.

El Estado Mayor ucraniano anunció el martes la liberación de varias localidades al norte y noreste de la ciudad de Járkov.

Según indicó el Instituto para el Estudio de la Guerra, con sede en Estados Unidos, “la ofensiva militar ucraniana probablemente llegó a 10 kilómetros de la frontera de Rusia”.

Según Grómov, ahora Rusia está ya no en modo ofensivo sino defensivo en esas direcciones y transfiere sus fuerzas hacia Lugansk.

Rusia afirmó a su vez el martes haber llegado a la frontera administrativa controlada por Ucrania en la región de Lugansk tras hacerse con la localidad de Popasna, aunque el gobernador del territorio, Serhiy Gaidai, calificó esta afirmación de “fantasía”.

El representante ucraniano señaló que actualmente es imposible evacuar a los 40.000 ciudadanos que permanecen en el territorio bajo control de Ucrania.

Allí los residentes se han quedado “sin electricidad, agua, gas o comunicación móvil” debido a los constantes ataques rusos.

El jefe de la Administración Civil y Militar de la ciudad de Severodonetsk, Oleksandr Stryuk, señaló que en los últimos días el número de ataques ha aumentado significativamente y que el 30 % de los edificios de la ciudad ya no es habitable.

En la región de Donetsk, las fuerzas rusas bombardean toda la línea del frente “día y noche”, según el gobernador, Pavlo Kyrylenko. Las tropas rusas intentan bajar desde Limán, en el norte, hacia Sloviansk y Kramatorsk, centro militar de las fuerzas ucranianas y donde los combates son “constantes”.

Más al sur, en Mariúpol, la situación en la ciudad controlada por Rusia desde finales de abril sigue siendo dramática.

El alcalde de la ciudad portuaria, Vadym Boychenko, señaló que “para fin de año más de 10.000 personas pueden morir por enfermedades y condiciones intolerables en Mariúpol”, que cuenta ya solo con entre 150.000 y 170.000 habitantes, tres veces menos que antes de la guerra y que deben ser evacuados en su totalidad, insistió. (AFP, EFE)

US$ 40.000 millones en ayuda a Ucrania

El Senado de Estados Unidos aprobará “muy pronto” un nuevo paquete de ayuda a Ucrania por 40.000 millones de dólares, que ya recibió el respaldo de la Cámara de Representantes. El líder demócrata en la Cámara Alta, Chuck Schumer, que tiene el poder de decidir cuándo se someten a voto los proyectos de ley, afirmó que el “tiempo apremia” y prometió que la ayuda a Ucrania se aprobará “muy pronto”. El martes por la noche, la Cámara Baja aprobó el paquete de 40.000 millones de dólares, una cifra mayor a los 33.000 que había solicitado el presidente Joe Biden y con la que demócratas y republicanos desean mostrar su apoyo a Ucrania ante la invasión rusa. El plan de ayuda recibió el respaldo de 368 legisladores de los dos partidos, mientras que 57 (todos republicanos) votaron en contra. Biden había urgido al Congreso a aprobar cuanto antes un nuevo paquete de ayuda a Ucrania porque ya casi se habían agotado los 13.600 millones de dólares que el Congreso aprobó en abril.

Proponen liberar trigo para evitar hambrunas

La comisaria europea de servicios financieros, la irlandesa Mairead McGuinness, hizo un llamamiento al resto de socios internacionales a liberar los granos de trigo que están almacenados en Ucrania, a fin de garantizar el flujo mundial de cereales y evitar eventuales hambrunas.

Durante un coloquio organizado ayer miércoles por el Instituto de Finanzas Internacionales, la dirigente comunitaria imputó a Rusia la destrucción de graneros y depósitos de alimentos en Ucrania.

“Es simplemente repugnante, porque puedo ver las caras de las mujeres y los niños de todo el mundo que sufrirán por ese crimen de destruir las reservas de grano”, aseveró la irlandesa, a pocas horas de que la Comisión Europea presente un plan para facilitar el transporte de productos agrícolas ucranianos.

Con esta propuesta, que se desvelará hoy jueves, Bruselas pretende ayudar a Ucrania a esquivar el bloqueo de Rusia a los principales puertos comerciales del Mar Negro, y fomentar el transporte de productos ucranianos por carretera y ferrocarril, a través de los países miembros de la Unión Europea (UE).

“Mi preocupación es por el hambre mundial, por aquellos que no tienen medios para alimentarse. Y Vladimir Putin es el responsable de su hambre. Pero nosotros también somos responsables de que no ocurra lo peor. He pedido a mis colegas de la Comisión hacer todo lo que podamos”, manifestó McGuiness.

Sin embargo, también admitió que el Ejecutivo comunitario debe “en algún momento mirar más allá de lo inmediato”, y pidió tomar nota de cara al futuro sobre la crisis alimentaria derivada de la guerra en Ucrania.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados