ALEXEI NAVALNI

Alemania afirmó que opositor ruso fue envenenado con Novichok: ¿cómo actúa este agente tóxico?

"La declaración del gobierno alemán sobre el posible envenenamiento de Navalni debe ir obligatoriamente acompañada de pruebas concretas y sólidas", respondió un jerarca ruso.

Alexei Navalni. Foto: Reuters
Alexei Navalni. Foto: Reuters

Alexei Navalni, un crítico del presidente ruso, Vladmir Putin, y quien actualmente se encuentra en coma internado en un hospital de Berlín, fue envenenado con un agente nervioso de la familia Novichok, dijo el miércoles un portavoz del gobierno alemán.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que "esto plantea cuestiones muy serias que solo Rusia puede y debe responder".

De inmediato, el Kremlin afirmó querer colaborar. "Estamos dispuestos e interesados en cooperar enteramente y a intercambiar informaciones sobre este tema con Alemania", aseguró el portavoz del Kremlim, Dimitri Peskov, citado por la agencia pública de prensa RIA Novosti.

Sin embargo, Leonid Slutski, jefe del comité de Asuntos Internacionales de la Duma o cámara de diputados rusa, dijo a la agencia Interfax que "la declaración del gobierno alemán sobre el posible envenenamiento de Navalni debe ir obligatoriamente acompañada de pruebas concretas y sólidas".

Recordó que Berlín aún no ha respondido a la petición que le remitió la Fiscalía rusa y que "especialistas rusos no encontraron rastros de veneno o de envenenamiento intencionado en su (de Navalni) organismo".

Vladimir Putin. Foto: Archivo El País
Vladimir Putin. Foto: Archivo El País

La Unión Europea tampoco se hizo esperar. "Este es un acto despreciable y cobarde", reaccionó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

El Reino Unido señaló, por su parte, que Rusia "debe decir la verdad" y consideró "absolutamente inaceptable" el uso de un "arma química prohibida", dijo el jefe de la diplomacia británica Dominic Raab.

El hospital de la Charité indicó este miércoles que el estado de salud de Navalni sigue "grave", pero "continúa mejorando", permanece "bajo asistencia respiratoria" y que es "aún pronto para evaluar los efectos a largo plazo de esta grave intoxicación".

El líder opositor ruso, de 44 años, se sintió mal a bordo de un avión en Siberia el mes pasado. Inicialmente fue tratado en un hospital local, antes de ser traslado el 22 de agosto en una aeronave medicalizada a la capital alemana.

¿Qué es el agente nervioso Novichok?

Salisbury: buscando rastros del gas nervioso Novichok, el que se usó en el caso del exespía ruso Skripal y ahora en una pareja británica que esta grave. Foto: AFP
Salisbury: buscando rastros del gas nervioso Novichok, el que se usó en el caso del exespía ruso Skripal. Foto: AFP - Archivo

El Novichok, un agente nervioso desarrollado por la Unión Soviética en los años 70 y 80 del siglo pasado, está detrás de destacados casos de envenenamiento de opositores rusos y tiene una toxicidad tan elevada que no hace falta tomarlo porque traspasa la piel.

Así lo dijeron en 2018 expertos del gobierno británico en relación con el caso del exagente ruso Sergei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, que fueron hospitalizados en estado crítico en Salisbury (Inglaterra), tras sufrir en marzo de aquel año una intoxicación -en un parque- por ese gas de naturaleza militar.

Ahora el Novichok vuelve a estar detrás del envenenamiento del opositor ruso Navalni, que convalece en un hospital berlinés.

Ya hace dos años el gobierno británico apuntó al régimen del presidente Putin como "altamente probable" de ser el responsable del envenenamiento de los Skripal; Sergei Skripal fue un doble agente ya que también colaboró con los servicios de espionaje británicos MI6 en los años 90.

En 2006 fue encarcelado en Rusia por revelar secretos de Estado a los servicios de inteligencia británicos y por alta traición y en 2010 recuperó la libertad, en un intercambio de espías presos con Estados Unidos.

El 18 de mayo de 2018, el espía recibió el alta hospitalaria en Salisbury, pero de nuevo en julio de ese año un hombre y una mujer (Charlie Rowley, de 45 años, y Dawn Sturgess, de 44), esta vez de nacionalidad británica, se intoxicaron al manipular un objeto contaminado con Novichok.

Un científico de la antigua Unión Soviética que participó en el desarrollo del agente tóxico y divulgó la fórmula en 2007 consideró que la comunidad internacional debería haberlo prohibido hace muchos años, ya que fue concebido como un "arma de destrucción masiva".

La imagen del presidente Vladimir Putin aparece en una pantalla electrónica, durante un acto realizado en Moscú. Foto: Reuters
La imagen del presidente Vladimir Putin aparece en una pantalla electrónica, durante un acto realizado en Moscú. Foto: Reuters - Archivo

"Revelé en 2007 la fórmula de Novichok para que lo prohibieran de una vez por todas (...). Pero a ellos -la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)- les dio absolutamente igual. Y ahora miren las consecuencias", dijo Vil Mirzayánov, químico residente en EEUU, al periódico "Nóvaya Gazeta" en 2018.

El científico de 83 años admitió que creía "ingenuamente" que al revelar la fórmula en un libro publicado diez años antes "daría carpetazo a su empleo".

Mirzayánov formó parte del equipo que recibió en la década de 1980 el encargo de desarrollar un agente mucho más tóxico que los existentes en tres centros: de Moscú, Sarátov y la república centroasiática de Uzbekistán.

El inventor del Novichok fue en realidad Piotr Kirpichev, fallecido en 2016 en Moscú, y Mirzayánov consideró en aquella entrevista que era acertado llamarle "arma de destrucción masiva", ya que ese era su objetivo cuando fue creado en plena "perestroika" (1988), motivo por lo que todo era "absolutamente secreto".

Vladimir Putin con un traje protector. Foto: AFP
Vladimir Putin con un traje protector. Foto: AFP

El científico ruso reveló que se hicieron numerosas pruebas con animales e incluso se efectuaron ensayos en los que ese agente era lanzado sobre una zona concreta y después los especialistas calculaban sus efectos mortales sobre perros y conejos.

"Los jóvenes científicos soviéticos crearon una nueva clase de sustancia tóxica, cuya diferencia radica en que el átomo de fósforo se une directamente con el nitrógeno. Otro gases paralizadores no son así.

Resumiendo, en esa conexión reside toda la fuerza destructora de esa sustancia", indicó en aquellas declaraciones tan reveladoras sobre el Novichok.

A diferencia del gas sarín, que necesita una concentración de 0,2 miligramos por kilo para ser letal, al Novichok le es suficiente con 0,01 miligramos para colapsar el sistema respiratorio, ralentizar el ritmo cardíaco y provocar la muerte en cuestión de minutos.

La OPAQ actualizó en 2019, por primera vez desde 1997, su lista de sustancias prohibidas con el Novichok: sus 193 Estados miembros acordaron por consenso agregar esta sustancia al anexo 1, donde se recogen tres listas que enumeran los químicos tóxicos y sus precursores, como el gas sarín o el cloro, respaldando así una propuesta conjunta de Holanda, Estados Unidos y Canadá.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados