VIDEO

Testimonios de vecinos de Malvín: “No teníamos forma de frenar eso que venía”

La calle Concepción del Uruguay quedó bajo agua. Muros derribados, puertas arrancadas y autos flotando en la calle y en los garages. El testimonio de los que perdieron todo en minutos.

Vecinos retiran muebles en sus casas de Malvín. Foto: Faustina Bartaburu

Fue sobre las seis y media de la mañana. Los vecinos de la calle Concepción del Uruguay coinciden en que escucharon un estruendo fuerte. Era el agua golpeando las puertas, autos, ventanas de la zona.  Mucha, pero mucha agua. Cómo nunca antes habían visto los que vivían allí. Se sentían gritos de auxilio. Eran vecinos que quedaron atrapados y pedían ayuda para salir de sus casas. Había personas mayores y también niños. El agua se metía por las puertas y ventanas y crecía a un ritmo acelerado. 

En los edificios de la zona, los garages se llenaron de agua. El auto de Juan, por ejemplo, quedó junto con otros 15 vehículos bajo agua. No sabe en qué estado está. Calculaban que había unos 100 mil litros de agua en el estacionamiento de su edificio y que iban a demorar unas 10 horas en vaciar el lugar. Recién ahí podría ver en qué condiciones quedó. 

Carla estaba casi despierta cuando sintió el estruendo. Después se dio cuenta que había sido  el ruido del agua que pegó contra la puerta. Bajó al garage de su casa y encontró a su marido luchando contra una corriente de agua. Arriba estaban sus hijos de 5 y 9 años. Logró ayudarlo y subir a la segunda planta. Por la parte trasera de su casa vio cómo había gente pidiendo ayuda a gritos con el agua casi al cuello. También un auto quedó completamente metido en el jardín de un vecino. El agua se llevó muros, puertas y ventanas, muebles y más.

Después del shock los vecinos intentaron sacar sus propias conclusiones. Por debajo de la calle pasa un arroyo. Para ellos, la lluvia de la madrugada hizo que el cauce se desbordara y creciera tanto que formó una ola gigante que arrasó con todo. No tuvieron respuesta formal de las autoridades, tampoco ayuda para sacar los escombros y la basura que quedó. Es que hay poco para rescatar. Con suerte las pérdidas fueron todas materiales. Estos son sus testimonios. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error