CONSEJO PARROQUIAL EVALÚA DENUNCIA POLICIAL

Repudian ataque a iglesia en la marcha feminista

Activistas volvieron a vandalizar la parroquia del Cordón

Con el rostro cubierto, un número reducido de activistas lanzaron bombas de pintura. Foto: C. BELLOCQ/ ICM
Con el rostro cubierto, un número reducido de activistas lanzaron bombas de pintura. Foto: C. BELLOCQ/ ICM

En la Iglesia Católica de Montevideo se vivió con preocupación el acto de vandalismo que sufrió la parroquia del Cordón durante la marcha del 8 de marzo. Hasta el momento no está definido si habrá acciones legales en contra de las activistas que lanzaron bombas de pintura contra el recinto religioso.

Desde distintos ámbitos sociales se criticó ayer el ataque, entre ellos organismos del Estado como la Institución Nacional de Derechos Humanos. Sin embargo, hasta ayer no se conocía una condena expresa de las organizaciones convocantes a la manifestación.

El Consejo Parroquial de la iglesia del Cordón evaluará cómo proceder en este caso y analizará si presenta una denuncia policial. Ayer el párroco Washington Hernández, a cargo del templo, lamentó el incidente y dijo que "es un grupo minúsculo que, en contra de la violencia, ejerce violencia; es un poco contradictorio".

En declaraciones a radio Carve, el sacerdote señaló que "más allá de lo concreto y lo puntual, me duele el cómo se desarrolló".

"En otras instancias en que se ha hecho la denuncia no ha pasado nada. Es algo que genera mucho tiempo y mucho desgaste y yo prefiero gastarlo en estas cosas", dijo Hernández.

Tras los incidentes, las paredes exteriores del templo quedaron impregnadas de pintura roja. Se trata de un edificio antiguo que no puede ser pintado por lo que será necesario una limpieza a fondo, según explicaron fuentes de la Iglesia.

"No lamento tanto sobre lo material o físico que se hizo sobre la iglesia, que es una casa de todos los que tenemos fe, sino el odio y la tendencia a la destrucción. Me preocupa qué pasa por ese corazón que llega a manifestarse de esa forma porque parecería que no lo puede hacer por otros canales", afirmó el sacerdote.

El cardenal Daniel Sturla, que por estos días se encuentra en Roma, participando del plenario de la Pontificia Comisión para América Latina, se refirió al tema ayer en su columna de Radio Oriental.

"Espero que tanto las autoridades como los distintos voceros de tantos grupos puedan expresar el repudio a una acción minoritaria que enchastra, no tanto a la iglesia del Cordón y a la misma Iglesia, sino a una marcha que tiene su derecho y su razón de ser", indicó Sturla.

El ataque se veía venir luego de que tras otra marcha feminista, realizada el año pasado, varios templos fueron grafiteados. La semana pasada, Sturla dijo a El País que se tomarían precauciones durante la marcha esta año. Esta vez la Iglesia acumuló material gráfico sobre las autoras del vandalismo.

"Respeto a la diversidad"

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH) expresó ayer su preocupación por el ataque del que fue objeto la fachada de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en la zona del Cordón, durante la manifestación del Día de la Mujer en la avenida 18 de Julio. "La INDDHH se ha pronunciado en anteriores oportunidades respecto a la necesaria garantía del derecho a la libertad de expresión y a la protesta pacífica. En una comunidad democrática, el ejercicio de estos derechos debe estar siempre unido al esfuerzo colectivo para generar un clima de convivencia, donde prime el respeto por la diversidad de ideas, creencias y opiniones", expresó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)