HOTEL SAN RAFAEL: UN PROYECTO DE DIFÍCIL DIGESTIÓN

Un rascacielos que ya desató polémica

Mariano Arana respalda el proyecto de Viñoly; ya se juntan firmas para impedir la obra.

Rafael Viñoly por Arotxa
Rafael Viñoly por Arotxa

El proyecto para construir un monumental rascacielos en el predio del viejo hotel San Rafael de Punta del Este nació en medio de una furibunda polémica que se volvió tendencia en Twitter y en otras redes sociales.

El arquitecto Rafael Viñoly, que diseñó el Aeropuerto Internacional de Carrasco —y varios magníficos edificios públicos en todo el mundo—, admite que su proyecto en el balneario esteño "necesita un período de digestión importante".

"Serena reflexión".

Anticipando las previsibles críticas, el arquitecto Mariano Arana, ex intendente de Montevideo, sostuvo que la propuesta de Viñoly para el ex hotel San Rafael debe generar "por lo menos" una serena reflexión, que debe tener en cuenta la calidad reconocida del proyectista en todas partes del mundo.

"Nos debemos todos, antes de juzgar, una ponderación cuidadosa porque estamos ante la obra de un creador de muy señalada actuación en todo el mundo. Debemos ser muy respetuosos, muy analíticos, sin apresuramientos, a la hora de juzgar obras que pueden ser de gran trascendencia no solo para Punta del Este sino para todo el Uruguay", dijo Arana al ser consultado por El País.

"Se trata de un gran arquitecto, al que conozco de toda la vida y que es responsable del soberbio Aeropuerto de Carrasco y de muchas obras internacionales que ganó en concursos. Viñoly ganó por concurso en 1987 la obra fenomenal del International Forum de Tokio, una de las más importantes que se han construido en la segunda mitad del siglo XX", enfatizó.

"Es bueno que exista una cierta memoria de ese hotel que nació hace 70 años. Otro arquitecto, quizás con menos paciencia y menos talento, de pronto dice que el hotel es una cosa del pasado y hace lo que se le canta. Acá Viñoly apuesta a la modernidad pero respeta el legado", añadió.

El complejo, que constituye el mayor proyecto del empresario italiano Giuseppe Cipriani en Punta del Este, fue presentado el miércoles ante la Junta de Maldonado, que deberá aprobarlo por mayoría especial, para lo cual deberá contar con votos de la oposición.

En síntesis, el plan para "recuperar el edificio original del Hotel San Rafael y crear un nuevo ícono para Punta del Este", como se presentó, implica la construcción de:

Un hotel de 150 habitaciones.

120 Apartamentos con servicio de hotel.

150 Residencias.

50 Residencias especiales.

6 restaurantes.

Escuela de cocina y hotelería

Instalaciones de spa y tratamientos de salud.

Galería comercial.

Teatro para 900 espectadores.

Centro de Convenciones y Exhibiciones.

Casino Privado.

Mirador elevado de acceso Público.

Centro de Estudios Oceanográficos.

Estacionamiento para 2.000 autos.

"Histórico".

El intendente Enrique Antía afirmó que no esperaba una propuesta de tal dimensión y con una inversión sin precedentes. Agregó que "ojalá se concrete porque sería algo icónico para Punta del Este, además de histórico".

La inversión está estimada en US$ 420 millones y la obra se hará en cuatro etapas: la primera será la recuperacion del hotel original; la segunda, la construcción del "Campanile" (la torre de 67 pisos, con mirador); en la tercera etapa se construirá el "Edificio 2" y, por último, el "Edificio 3" (ambos de dimensiones más modestas, con 27 y 20 plantas, respectivamente).

Ni la reputación de Viñoly ni la trayectoria internacional de la marca Cipriani pudieron evitar que el proyecto se viera inmerso en la controversia antes de que transcurrieran 24 horas después de ser presentado.

En change.org, la plataforma pública internacional de peticiones, se lanzó de inmediato la campaña "No a los 60 pisos en San Rafael", que en un día había superado las 6.000 firmas de apoyo.

En Twitter intervinieron varias figuras públicas. Esteban Valenti escribió: "Quieren construir torre de 60 pisos en San Rafael. Un horror. Les falta alambrar la playa y estamos. Es de Vignoly (sic), el mismo de la torre horrible en la rambla de Montevideo".

"¿Pueden creer que se quiera hacer esto en el viejo hotel San Rafael de Punta del Este?", se preguntó Juan Raúl Ferreira.

La conductora Claudia Fernández consideró que le parece "un horror" que se autorice la construcción del rascacielos.

El ex diputado nacionalista Arturo Heber se sumó a las críticas. "Estoy indignado", dijo. "La prensa está hablando de que se va a construir el edificio más alto de Latinoamérica, cuando habría que hablar del horror, el desastre y el mal gusto más grande de Latinoamérica", destacó Heber.

El intendente Antía dijo que "sin dudas, el mega emprendimiento generó un sacudón por su magnitud. En la historia de Maldonado no ha habido una inversión de este nivel", afirmó.

Gigantes.

El "Campanile" del San Rafael competirá en dimensión con la Gran Torre Santiago (Chile), el edificio más alto de América Latina (con 300 metros y 64 pisos). La obra volverá a situar a Uruguay en la cima de un ranking que lideró en el siglo XX.

El Palacio Salvo, del italiano Mario Palanti, fue el edificio más alto de Sudamérica cuando terminó de construirse, en 1928, y se mantuvo primero en el ranking durante casi una década. Hoy, Uruguay ha sido superado por varios países del continente y ni figura en la lista de los 35 edificios más altos.

El arquitecto Viñoly fue contundente al explicar su proyecto a los ediles de Maldonado.

"Es una propuesta que busca captar clientes europeos y estadounidenses, clientes de las decenas de establecimientos que forman parte de la marca Cipriani. El dilema, hablando en buen criollo, es: ¿vamos a seguir viviendo de la guita negra (sic) que viene de la Argentina, o tratamos de replantear esto de otra forma? Es imposible que el erario público pueda hacer nada al respecto", enfatizó.

UN HOTEL FRENTE AL MAR.

A punto del festejo por los 70 años

El barrio San Rafael fue una de las primeras urbanizaciones de Punta del Este, estuvo a cargo de la Sociedad Anónima Fomento de San Rafael, también responsable de respaldar la construcción del Hotel San Rafael, que se inauguró el 11 de diciembre de 1948, después de tres años de obras y la participación de 380 accionistas. Contó con 138 habitaciones, casino, salones de fiestas y eventos, restaurantes, cancha de tenis y piscinas. En total hay 15.000 metros cuadrados construidos en 2.5 hectáreas, en la rambla Lorenzo Batlle Pacheco, frente a La Brava, en la parada 11.

Entre las décadas del 50 y el 70 se realizaron congresos y asambleas de gran importancia a nivel internacional. Por ejemplo, una reunión de Presidentes de América (1967), una Conferencia de Cancilleres (1961) o recepciones para los participantes en los históricos festivales de cine realizados en Punta del Este. Por el hotel pasaron los presidentes Johnson y Nixon, Ernesto "Che" Guevara, el empresario Nelson Rockefeller, Juan Carlos y la reina Sofía, Pelé, el bailarín Godunov, el astronauta Aldrin, Xavier Cugat, Vinicius de Moraes, Joe Cocker, Rod Stewart y los Lecuona Cuban Boys.

Cuatro rascacielos uruguayos
Cuatro rascacielos uruguayos

Texto: (De izquierda a derecha): Cipriani San Rafael. Proyecto de Rafael Viñoly prevé 67 pisos y 300 metros de altura. Torre de Antel. Obra de Carlos Ott, es hoy el más alto de Uruguay: 158 metros y 35 pisos. WTC IV. La torre privada más alta del país tiene 140 metros y 42 plantas en total. Look Brava. Situado sobre la Parada 10, es el más alto de Punta del Este (110 metros).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)