PROYECTOS GANADORES EN LLAMADO A CONCURSO

Oficinas públicas, plazas y parkings: las nuevas ideas para el futuro dique Mauá

El concurso de ideas se hizo tras el veto a la iniciativa presentada por el empresario Juan Carlos López Mena para la transformación de una zona estratégica de Montevideo.

Dique Mauá: el proyecto “Biosur” incluye una “rambla- balcón” que amplía el paseo costero. Foto: El País
El proyecto “Biosur” incluye una “rambla- balcón” que amplía el paseo costero. Foto: El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Oficinas públicas y privadas, una “rambla-balcón” sobre el río, plazas, estacionamientos y escuela de arte. Los proyectos seleccionados tras el llamado del Ministerio de Industria, Energía y Minería para la zona del dique Mauá vienen a sustituir la propuesta del empresario Juan Carlos López Mena, que si bien había conseguido el visto bueno del Poder Ejecutivo y de la Intendencia de Montevideo, no logró sortear la interna frenteamplista.

Estas ideas seleccionadas pueden quedar sin embargo por el camino en un próximo gobierno con diferente composición parlamentaria. Así lo admitió el propio ministro de Obras Públicas, Víctor Rossi, quien llegó a decir que el proyecto presentado por el dueño de Buquebus era “excelente”.

El concurso de ideas que se hizo tras el veto oficialista a la iniciativa de López Mena tenía por objetivo generar otras opciones para la transformación de una zona estratégica de la ciudad de Montevideo. Y proponía la exploración de futuros urbanos posibles mediante el desarrollo de propuestas arquitectónicas innovadoras.

El llamado fue realizado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), con el apoyo de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Udelar y de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII).

Durante la presentación de este concurso, el ministro de Industria, Guillermo Moncecchi, aclaró que en las bases del llamado -que tomaron en cuenta las sugerencias enviadas por 825 ciudadanos uruguayos en una consulta abierta- ya se aclaraba que el proyecto ganador no podía ser de uso exclusivo de privados, y que debía estar “plenamente integrado a la zona”.

Finalmente, fueron seleccionadas dos propuestas: la llamadas “Biosur” (presentada por una única persona) y “Patio Mauá” (realizada por un equipo), las cuales fueron premiadas con US$ 20.000 cada una. La iniciativa “Postproducción de un dique” logró una mención y recibió US$ 10.000. Y hubo otro premio del mismo monto para “la idea más novedosa”, que ganó el proyecto “Plataforma de Urbanidades”.

Así quedaría el dique Mauá de aprobarse el proyecto. Foto: El País
El otro proyecto ganador, llamado “Patio Mauá”, también plantea una actuación conjunta de actores públicos y privados. Foto: El País

Oficinas públicas

El proyecto Biosur ncluye nueve áreas o secretarías para la ANII, 11 direcciones o unidades para el Ministerio de Industria, y otras 15 para el Ministerio de Ganadería. Estas infraestructuras incorporan salas de capacitaciones, reuniones y exposiciones, así como espacios de trabajo, de distintas dimensiones.

A su vez, el proyecto propone recuperar las antiguas carboneras para concesiones comerciales y la construcción de un parking para 400 vehículos, además de acondicionar el histórico edificio del reloj y hacer el “Museo de arte popular Collazo-Soliño”, con 20.000 metros cuadrados. Uno de los aspectos más sobresalientes de esta propuesta es la incorporación de una “rambla- balcón” que extiende el paseo costero.

Actores privados.

Como lo exigía el llamado, el proyecto Patio Mauá también plantea una actuación conjunta de públicos y privados, y fases de acción basadas en “el empuje inicial que puede ejercerse desde el Estado, con el fin de general un desarrollo inercial que atraiga a los distintos actores”.

En cuanto a los volúmenes edificados, incluye oficinas de Inefop, MIEM, Mides, Ministerio de Turismo, UTU y un Centro para el Desarrollo de Artes y Oficios con dependencia de la escuela Pedro Figari. Un aspecto novedoso de esta iniciativa -que coloca en su primera fase la recuperación del edificio del reloj y su plaza anterior-, es la utilización del agua de lluvia para el riego y el mantenimiento de los espacios públicos.

Proyecto de López Mena al cajón

Si bien el proyecto del dueño de Buquebus contaba con el respaldo del gobierno nacional, la Intendencia de Montevideo, Patrimonio, la oposición política en general y muchos vecinos y los diputados del Frente Amplio terminaron haciéndolo naufragar. Era una inversión de US$ 200 millones, que creaba una nueva terminal fluvio-marítima.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)