Otra tensión por Apps

Nuevas reglas de la IMM afectarían a 2.000 choferes

Más de 7.000 personas esperan la reapertura del registro de permisarios.

Viajes. Las plataformas son un fenómeno reciente en el mercado uruguayo; Uber inició operaciones en 2015 y EasyGo en 2016.
Foto: Gerardo Pérez

La Intendencia de Montevideo presentará esta semana ante la Junta Departamental una modificación a la reglamentación que regula las aplicaciones de transporte privado de pasajeros.

Desde la comuna se prefiere no comentar de qué se trata esta reforma, mientras que el sindicato de choferes alerta que la Intendencia de Montevideo quiere imponer más restricciones y 2.000 personas corren riesgo de perder el trabajo.

Richard César, vocero de la Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones (ACUA), dijo a El País que la Intendencia pretende que el permisario sea dueño del vehículo y pueda permitir manejar a personas de lazo consanguíneo hasta segundo grado.

“Es decir, solo familiares directos”, afirmó. Hasta ahora el conductor puede ser “el permisario o cualquier otra persona que este determine”, según establece el artículo 3º del decreto 36.197.

Esta modificación, que les fue planteada a los conductores en reuniones que han mantenido en las últimas semanas con el director de Movilidad Urbana, Pablo Inthamoussou, podría dejar sin ocupación a la mayoría de los choferes que trabajan porque un amigo les prestó el vehículo o formaron una sociedad de hecho.

Según supo El País, la Intendencia está redactando un borrador y en los próximos días lo entregará a la Junta Departamental para su estudio.

Otra modificación importante es que el primer recambio del auto que se pretenda hacer deberá ser por un cero kilómetro.

“Eso es una limitación, cuando la normativa en cambio habla de seis años desde el primer empadronamiento”, comentó César.

Los choferes suelen cobrar entre 25.000 y 30.000 pesos. Foto: F. Ponzetto
Los choferes suelen cobrar entre 25.000 y 30.000 pesos. Foto: F. Ponzetto

Explicaciones y crisis. 

El edil blanco Javier Barrios Bove dijo no estar al tanto de esta reforma, pero expresó que el espíritu de la reglamentación es que no se cree un oligopolio.

“Si quiero tener un auto 24 horas en la calle no está mal. Lo que está mal es que yo tenga siete autos a mi nombre”, comentó. El legislador departamental agregó que hay una persona que llega a tener de 15 a 20 autos. Hay que “tratar de evitar que un propietario tenga más de un auto”.

Hoy en día hay 5.500 choferes de aplicaciones, según ACUA. Todos ellos facturan unos 3.000 pesos brutos por día.

Cifras del sindicato revelan que un conductor que trabaja de lunes a sábado, de 10 a 12 horas por día, le quedan entre 25.000 y 30.000 pesos líquidos.

“Hoy compramos vehículos, combustible y patente como particulares. La competencia (el taxi) está desigual porque a nosotros se nos agregan obligaciones, pero los derechos no aparecen”, reclamó César.

Hace más de un año, Easy y Uber surgían como un salvavidas para decenas de trabajadores, quienes, tras quedar sin ocupación, elegían estas aplicaciones para reinsertarse con velocidad en el mundo laboral. Esto generó un incremento en la oferta de viajes.

Sin embargo, y con relativa celeridad, el mercado comenzó a saturarse: los propios conductores se percataron que cada vez “le saltaban” menos viajes.

Preocupados por la falta de rentabilidad, los choferes le comunicaron a la Intendencia de Montevideo este problema. Luego de varias reuniones con los jerarcas, la comuna resolvió en mayo cerrar el registro de permisarios hasta el 31 de diciembre.

Esto causó que, ante una menor oferta de vehículos, la tarifa dinámica se disparara con una mayor asiduidad y los tiempos de espera para recoger a los pasajeros se acrecentaran.

Tras el anuncio, las aplicaciones se manifestaron en contra de esta resolución que afectaba su negocio.

Menos es menos. 

En este período, dijo Uber, su plataforma perdió más de 500 choferes. Esto se produjo porque algunos eligieron irse a otras aplicaciones y otros consiguieron un nuevo trabajo, indicó en agosto el gerente de esta empresa en el Cono Sur, Mariano Otero. El problema real de la aplicación no es que se vayan socios conductores, sino que los nuevos no pueden registrarse. En opinión de la empresa estadounidense, la comuna “trata de aplicar la lógica del sistema anterior (el de los taxis) al sistema nuevo”.

Ahora, la administración de Daniel Martínez está realizando un estudio económico cuyo resultado final determinará si es necesario reabrir el registro. El estudio de mercado está retrasado porque la Patronal del Taxi no aportó toda la información que la Intendencia le pidió, informaron fuentes municipales a El País.

Según el sindicato, “hay que buscar un número determinado” de choferes, por lo que el registro “no puede estar abierto de forma indeterminada”.

“La política de Uber es: ‘A mí no me importa cuántos choferes se vayan porque tengo otros atrás’. Estamos a favor de la competencia, pero dentro de determinado margen porque siempre los perjudicados somos nosotros”, opinó César.

Desde la empresa dijeron a Uber que solo en Montevideo, ya hay más de 7.000 personas esperando la reapertura del registro de permisarios para ponerse a trabajar.

“Esta oportunidad de reingreso permitirá que Montevideo vuelva a tener los estándares de calidad que teníamos antes con los tiempos de espera más bajos y los puntajes de conductores más altos de América Latina”, dijo a El País Juan Labaqui, gerente de Uber para el Cono Sur.

Interior
Otras zonas todavía no tienen una normativa
Taxistas emboscaron a chofer de Uber. Foto: A. Colmegna

Montevideo es la única ciudad en donde por ahora existe una reglamentación sobre las aplicaciones de transporte.

En Canelones, si bien Uber no está operativo en el cien por ciento del territorio, muchos vehículos son pedidos desde varios puntos del departamento, especialmente la zona metropolitana, donde por cercanía las aplicaciones tienen acceso. Si bien hay un interés de avanzar hacia una regulación, la comuna canaria sigue aplicando multas a los conductores que son detectados en el departamento.

A fines de octubre, la Intendencia de Canelones retiró 24 matrículas a conductores de apps en un operativo realizado en zonas estratégicas como el Aeropuerto Internacional de Carrasco. En el último caso debió intervenir la Policía, informó Montevideo Portal.

En Maldonado, en tanto, Uber opera desde el año pasado. La Junta Departamental estuvo cerca de regularlo, pero al final no hubo acuerdo para hacerlo. De todas formas, la aplicación funcionó igual durante la temporada y el resto del año.

El edil blanco Adolfo Varela dijo a El País que están trabajando en una normativa que pretenden aprobar antes de que termine el año para llegar a la temporada 2019 con la normativa operando.

Por lo pronto, el Centro Patronal de Taxis de Maldonado (Cepatama) anunció la semana pasada una aplicación que “va a revolucionar” el mercado, que “va a ser mejor” que la de Uber, indicó a FM Gente el vicepresidente de la organización Raúl Martínez.

Didi, “el Uber chino” ya llegó a México

México, el primer país de Latinoamérica en regular Uber, es ahora el primero en recibir una aplicación china, similar a la estadounidense, que promete dar una batalla en el campo del transporte privado de pasajeros.

Se llama Didi y ofrece promociones y promesas de altos salarios fijos a los conductores. Las tarifas son un 20% más bajas para los usuarios y los sueldos de 48.000 pesos mexicanos (2.350 dólares) para los choferes siempre que hagan un mínimo semanal de viajes, informó El País de Madrid.

Algunos choferes consultados por este diario aseguran que las apps son parecidas. La diferencia es que la china se queda con un 10% de la comisión que da por cada trayecto, mientras que Uber retiene un 25%.

Didi asegura que la inversión arrojará números rojos en los primeros tiempos, pero que Ciudad de México “es una buena apuesta”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)