DESINFORMACIÓN

Mito: “La efectividad de la vacuna no se puede saber ahora, sino que se sabrá en 3 o 4 años”

La efectividad de todas las vacunas se realizan cada año, puesto que las condiciones pueden variar e ir adaptando las vacunas a la dinámica de las distintas epidemias es algo usual en toda vacuna.

Vacuna, vacunación. Foto: Leonardo Mainé.
Vacuna, vacunación. Foto: Leonardo Mainé.

Este contenido forma parte del proyecto "Aliados contra la desinformación" apoyado por OPS/OMS y UNICEF para brindar información de calidad sobre las vacunas contra la COVID-19

“La efectividad de la vacuna no se puede saber ahora, sino que se sabrá en 3 o 4 años”, suelen decir algunos detractores de la vacunación. Pero esto no es así. La efectividad se demuestra tras la aplicación de la vacunación a escala comunitaria (fuera del ambiente de un ensayo clínico donde se mide y prueba la eficacia), o sea, en condiciones reales. La efectividad de todas las vacunas se realizan cada año, puesto que las condiciones pueden variar e ir adaptando las vacunas a la dinámica de las distintas epidemias es algo usual en toda vacuna.

Es algo usual con virus influenza, pero es aplicable también a COVID-19. A 7 meses del inicio de vacunación masiva a nivel global las vacunas para infección por SARS-CoV-2 ya hay estudios que confirman una gran efectividad en la prevención de contagios, hospitalizaciones y muerte entre vacunados en los países que la aplicaron durante aumento de incidencia de contagios.

En Uruguay en mayo un estudio preliminar de efectividad de vacunas aplicadas masivamente mostró prevención superior al 80% para muerte por COVID-19. Luego de 14 días de aplicación de última dosis la efectividad para reducción de casos en personal de salud es 78.2% (Pfizer) y 66% (Coronavac); reducción de casos población entre 18 y 60 años superior al 60% para Coronavac y para mayores de 80 años con Pfizer el 79-7%. A su vez, para Coronavac la protección para ingreso a CTI entre 18 y 70 años es superior al 96%, con Pfizer en mayores de 80 años es del 96.7%. La eficacia para prevenir muerte en adultos entre 18 y 69 años es superior de 95% con Coronavac y del 94% para personas mayores de 80 años que recibieron Pfizer.

En Israel un análisis de la campaña vacunatoria mostró el alto impacto y efectividad de vacunación con Pfizer BNT162b2 de la vacunación a nivel nacional resultando mayor a 95% de prevención para mortalidad. Este es el estudio de efectividad más contundente y grande a la fecha publicado. También se ha verificado una reducción del 75% en detección de SARSCOV-2 en trabajadores de salud en Israel y un 85% de reducción en infección sintomática.

En Inglaterra la mortalidad por COVID19 en el último trimestre disminuyó a un mínimo, coincidente con la vacunación masiva. Incluso llegó a reportar días sin fallecimientos. Las vacunas mostraron 85% efectividad en reducción tanto de infección sintomática como asintomática en personal de salud de Inglaterra y un estudio de efectividad mostró que en adultos mayores con una sola dosis (sea de Pfizer y de AstraZeneca) se previenen el 85% de fallecimientos y 80% de admisión hospitalaria.

En Estados Unidos los fallecidos por COVID-19 también tienen un franco y sostenido descenso desde inicio de vacunación. Un estudio de efectividad en EE.UU. realizado a personal de salud y trabajadores de alto riesgo para COVID-19 completamente vacunados, mostró más de 90% de efectividad en prevenir infección sintomática y asintomática. Otro estudio realizado en Centros de Rehabilitación de adultos (muy alto riesgo de transmisión) la vacunación mostró ser protectora en más del 85% para enfermedad sintomática.

En España un estudio realizado en residenciales de ancianos mostró que la vacunación prevenía el 74% de las muertes y el 75% de las infecciones esperables por SARS-CoV-2 y la propagación de infección en el residencial se reducía en más del 90%.

En Chile durante abril se mostraron resultados de primeros estudios de efectividad de vacunación con Coronavac mostraron efectividad: 67% para prevenir COVID19 sintomático, 85% para prevenir hospitalización y 80% para prevenir fallecimiento.

En Brasil un estudio de Instituto de Butantàn tras la aplicación masiva (màs del 75% de población mayor de 18 años) de Sinovac en la ciudad de Serrana la mortalidad disminuyó 95%, las hospitalizaciones 86% y la infección sintomática 80%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados