EN MONTEVIDEO

Le dio un paro cardíaco frente al MSP, pero los resucitadores de la cartera no funcionaron

Abren investigación para determinar las responsabilidades.

Ministerio de Salud Pública. Foto: Darwin Borrelli.
Ministerio de Salud Pública. Foto: Darwin Borrelli.

Los dos cardiodesfibriladores del Ministerio de Salud Pública (MSP) no funcionaron este lunes cuando los propios funcionarios de la secretaría de Estado pretendían utilizarlo para reanimar a un hombre mayor que hizo un paro cardíaco y murió en la Plaza Silvestre Blanco, frente a la sede ministerial.

Este lunes por la tarde, vecinos del barrio socorrieron a un hombre que se desvaneció en el cruce de Coronel Brandzen y Juan Antonio Rodríguez. Al corroborar que había entrado en un paro, corrieron al MSP a buscar ayuda.

Efectivamente, varios funcionarios bajaron a brindar auxilio, incluso lo hizo la directora del Programa Adolescencia y Juventud del MSP, Silvia Graña, una especialista en casos de reanimación quien no solo constató que ante casos como estos, no hay mucho que hacer con un cardiodesfibrilador, sino que incluso se requerían drogas y masajes cardíacos.

Al constatar que los dos equipos del MSP no funcionaban, se trasladó un cardiodesfibrilador de un local de República AFAP ubicado frente al MSP. Esta vez el equipo respondió, pero el mismo advirtió que “no correspondía utilizarlo en este caso” por lo que se decidió llamar al 911. Finalmente, el hombre murió en plena vía pública en la tarde de este lunes.

Una autoridad de Salud Pública explicó a El País que “no andaban bien las baterías” en ambos cardiodesfibriladores de la cartera. En el propio MSP informaron a El País que los cardiodesfibriladores “no funcionaron” y que en consecuencia ya se decidió iniciar una investigación para determinar por qué los equipos no tenían cargadas sus baterías.

Molestia.

El senador del Partido Nacional Javier García, pedirá explicaciones al ministro de Salud Pública Jorge Basso sobre lo sucedido. Incluso reclamará su comparecencia ante la Comisión de Salud del Senado. García dijo a El País que “es un hecho muy grave. En la mañana hablé con el ministro que me confirmó el hecho de que los desfibriladores estaban sin batería. Me anunció una investigación que pedí fuera urgente”, explicó el legislador.

Para García, “el MSP tiene doble responsabilidad, porque la ley y decreto establece que cada organismo es responsable por el mantenimiento y el funcionamiento de los desfibriladores, y porque el MSP es el responsable del control e inspección en todo el país. Y no pudo ni mantener en funcionamiento los de su propia sede”, advirtió. También reclamó “apurar” la ley de reanimación básica en liceos y centros de enseñanza.

Según la ley aprobada en 2008, “cualquier espacio con circulación o concentración media” que “alcance o supere las 1.000 personas” debe contar con un desfibrilador cuya batería central debe ser cambiada cada siete años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados