IMPACTO DE LA PANDEMIA

Intendencias se ajustan cinturón para soportar el efecto coronavirus

La pandemia tiene en alerta a las diferentes comunas que ya están tomando medidas para hacer frente a los problemas de caja.

Los intendentes evalúan afectación económica del COVID-19 y piden asistencia al Ejecutivo. Foto: Fernando Ponzetto
Los intendentes evalúan afectación económica del COVID-19 y piden asistencia al Ejecutivo. Foto: Fernando Ponzetto

El coronavirus ya está teniendo efectos económicos y las intendencias no son ajenas a ello. Tanto en Montevideo, como en el interior, se mira con preocupación la caída que se viene registrando en la recaudación de los diferentes tributos.

La pandemia tiene en alerta a las diferentes comunas que ya están tomando medidas para hacer frente a los problemas de caja. El secretario general de la Intendencia de Montevideo Fernando Nopitsch dijo a El País que se está midiendo la magnitud de la caída en la recaudación y contarán con un informe completo en la semana próxima. A partir de eso se construirán diferentes escenarios.

En Montevideo, hay “una caída clara” en la recaudación del Sucive, pero también se piensa que pueden bajar los ingresos que se obtienen por la vía de la contribución o las tasas. “El antecedente anterior fue en la crisis del 2002, no pasó en Montevideo, pero hubo intendencias del interior que tuvieron una caída en sus ingresos del 40%”, dijo Nopistch.

Dada la situación, hace 15 días se definió la cancelación de compras que no fueran imprescindibles. “Son normalmente necesarias, pero en esta situación de emergencia deben ser valoradas”, explicó. Toda compra mayor de $ 2 millones debe pasar por Recursos Financieros para que se analice y se apruebe. Nopitsch resumió la acción en una frase: “Estamos en economía de guerra”.

Pero el efecto de la pandemia se siente en todo el país y fue analizado en el Congreso de Intendentes del pasado jueves. El titular de la Intendencia de Paysandú Mario Díaz (Frente Amplio) dijo a El País que la caída de recaudación en su departamento se estima en un 20% si se compara con marzo de 2019.

El corrimiento de vencimientos de todos los tributos fue una de las primeras medidas adoptadas, lo que trajo aparejado un impacto financiero sobre las intendencias. En ese marco, Díaz planteó -en acuerdo con otras intendencias del Frente -que se adelanten partidas extraordinarias que se pagan desde el gobierno central en el marco del artículo 214 de la Constitución para hacer frente al nuevo problema.

“El planteo tuvo buena receptividad, la situación de Paysandú no es ajena a la que pasan la mayor parte de las intendencias”, explicó Díaz. El Congreso resolvió generar un ámbito de diálogo para hacer una síntesis y evaluar una solución con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

La intendenta de Lavalleja y presidenta del Congreso de Intendentes Adriana Peña señaló a El País que “lógicamente hay gente que no podrá pagar los tributos” y en ese marco los gobiernos departamentales deben adecuar sus presupuestos. “Las intendencias tendrán que ajustarse el cinturón como se dice. Todos los uruguayos nos vamos a ajustar el cinturón, absolutamente todos, inclusive las intendencias”, dijo.

En el caso de Maldonado, ya se empezó a sentir el efecto de la pandemia. El intendente Jesús Bentancur (Partido Nacional) dijo a El País que “como cualquier empresa, las intendencias van a sufrir las consecuencias”. Como en otros departamentos, se definió la postergación en los vencimientos de tributos y no hay fecha clara de hasta cuándo se deberá seguir aplazando. Al ser Maldonado un departamento turístico, “el shock ha sido importante”, admitió.

Coronavirus. Foto: AFP
Coronavirus. Foto: AFP

“Estamos todos preocupados en relación a lo que se nos viene por delante, porque nadie puede prever con certeza el desarrollo de esto”, finalizó el intendente. En Tacuarembó hay mayor optimismo. Consultado por El País, el intendente Omar Menéndez dijo que “es muy pronto para saber las consecuencias en la caída de la recaudación”. “Se puede generar dificultades, pero me parece que nadie tiene la bola de cristal para saber cuál es el porcentaje”, añadió. Aseguró que en su departamento “hay condiciones” para enfrentar el problema.

Cambio en elecciones incide en el presupuesto

Por un acuerdo entre todos los partidos políticos, se aprobó una ley para postergar las elecciones departamentales de mayo para el 27 de setiembre. Detrás del cambio de fecha obligado por la pandemia hay una preocupación por la incidencia que tendrá tal decisión en los presupuestos municipales del próximo período. El tema fue planteado en el Parlamento por el exintendente de Rivera Marne Osorio.

El problema surge porque la Constitución establece como plazo máximo el 30 de agosto para la convocatoria de la comisión sectorial de descentralización, que fija el porcentaje que desde el gobierno nacional se transfiere a las intendencias. El ámbito se integra por cinco ministerios y cinco intendencias, el problema es que los jefes comunales que van a negociar esto no son los mismos que asumirán en diciembre. Como mínimo, Osorio indicó que se pretende mantener el porcentaje actual que se vuelca a las intendencias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados