Un laboratorio de vanguardia

Inauguran taller para fabricación digitalizada

El Parque Tecnológico Industrial del Cerro tiene impresoras 3D para la producción a pequeña escala.

Son 7 las impresoras 3D que hay en el laboratorio, en donde también se cuenta con cortadora láser y máquinas para grabar madera. Foto: Francisco Flores
Son 7 las impresoras 3D que hay en el laboratorio,. Foto: Francisco Flores

Bajo una ola de aplausos y ante la presencia del Intendente de Montevideo Daniel Martínez y la ministra de Industria, Carolina Cosse, quedó oficialmente inaugurado ayer el Laboratorio de Fabricación Digital, conocido como Fablab.

El lugar, ubicado en el cuarto piso del Parque Tecnológico e Industrial del Cerro (PTI), cuenta con una variedad de tecnologías de última generación que permite la fabricación y producción digital a pequeña escala.

"Es una plataforma para el aprendizaje y la innovación, un lugar donde estudiantes, trabajadores, educadores, tecnólogos, investigadores, empresarios, creadores e innovadores se encuentran y comparten herramientas y procesos comunes", explicó Guillermo Gonsalves, presidente de la comisión administradora del PTI.

El nuevo Fablab, de 400 metros cuadrados, cuenta con siete impresoras 3D de última generación (cuatro de gran área, dos de nivel industrial y una de resina), una cortadora láser, una router CNC para madera (que permite cortar o grabar el material), un taller de electrónica y robótica, y talleres más tradicionales, como los de metales y maderas, además de un variado depósito de herramientas de mano.

Asimismo hay un amplio espacio para el trabajo colaborativo, con grandes mesas de madera y pequeños "livings".

El nuevo laboratorio tiene como objetivo acercar esas tecnologías a todos los sectores de la sociedad, "y desarrollar conocimientos, innovación y habilidades a la vez de crear y diseñar diferentes prototipos y productos", explicó Gonsalves.

"Uno se termina de formar en la fábrica, en el taller, en el laboratorio, donde aprende al enfrentarse a los problemas", dijo el intendente e ingeniero Daniel Martínez.

"Lo práctico es fundamental para entender todos los procesos y generar la capacidad para solucionar cosas. Lo que se está creando acá es un lugar donde se puede sintetizar el conocimiento del aula con la práctica concreta y va a permitir dar un salto tecnológico a un montón de gurises", agregó Martínez.

La ministra de Industria, Carolina Cosse en la inauguración del Laboratorio de Fabricación Digital, conocido como Fablab. Foto: Francisco Flores
La ministra de Industria, Carolina Cosse en la inauguración del Laboratorio. Foto: F. Flores

Tanto las empresas como los trabajadores van a poder contratar ese tipo de servicios.

"Queremos que venga alumnos de escuelas, de UTU y de la Universidad. Sean niños, jóvenes estudiantes o jóvenes que han desertado de la educación formal y vean en esto una motivación: que vengan por la robótica, por la electrónica, por las impresoras 3D o por los talleres más tradicionales como la carpintería o la metalúrgica", dijo el presidente de la comisión Administradora.

El lugar contará con personal que enseñará cómo se utilizan las máquinas; aún no se ha establecido cuánto se cobrará por la utilización del Fablab y sus herramientas.

"Si es oferta educativa la idea es cobrar por la hora docente, por los contenidos pedagógicos o por los insumos materiales que se utilicen, pero no por la utilización del equipamiento. Si es para una empresa, en tanto, dependiendo de las características de los trabajos se cobrará por los usos de las horas-máquina o se presupuestará por un proyecto completo", explicó Gonsalves.

A estudio.

En los próximos meses se planificará cuál es el mejor modelo de gestión tanto a nivel educativo como para la demanda de servicios por parte de empresas.

Por el momento, se va a evaluar caso a caso y a partir de allí se dará un presupuesto.

El proyecto del PTI fue seleccionado como beneficiario del Fondo Industrial del Ministerio de Industria Energía y Minería. El costo total del equipamiento rondó los 100 mil dólares, cifra a la cual hay que sumarle la infraestructura.

Un parque en lo alto que tiene 20 años

El Parque Tecnológico Industrial del Cerro fue creado por la IMM con el fin de fomentar el desarrollo de micro, pequeñas y medianas empresas productoras de bienes y servicios en diversos rubros.El PTIC comenzó a funcionar en 1998 y cuenta actualmente con 71 empresas y organizaciones no gubernamentales, en las que trabajan 1.200 personas. Hay otras cinco empresas en proceso de instalación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)