MONTEVIDEO

IMM quiere prohibir bicicletas y monopatines en la rambla

En ambos casos, solo podrán circular por la vereda donde hay bicisendas.

El proyecto de decreto a estudio de la Junta establece que en sitios como la rambla solo se podrá circular en bicicleta o monopatín por donde hay bicisenda. Foto: Francisco Flores.
Proyecto de decreto a estudio de la Junta establece que en sitios como la rambla solo se podrá circular en bicicleta o monopatín por la bicisenda. Foto: Francisco Flores.

La Intendencia de Montevideo envió a la Junta Departamental un proyecto de decreto para regular la circulación de los monopatines y de otros nuevos medios de transporte que se están popularizando en la ciudad. La iniciativa -que no impone condiciones a las aplicaciones en sí- introduce también restricciones al uso de las bicicletas, que serían radicales en sitios como la rambla.

Este último punto generó un debate en la Comisión de Movilidad de la Junta, ya que la IMM pretende prohibir que monopatines y bicicletas circulen por las veredas de Montevideo a menos que existan bicisendas. Mayores y menores de edad a bordo de estos vehículos, deberían transitar junto a los autos.

En la rambla, en dirección al Este, la bicisenda va desde el final de playa Ramírez hasta Trouville y mide en total 2, 83 kilómetros. Pero hay casi 20 kilómetros más sobre la costa en los cuales las bicicletas deberían ir por la calle.

Desde la escollera Sarandí al final de playa Ramírez hay 5 kilómetros de rambla sin bicisenda, a los que se suman otros 14 kilómetros en los que los ciclistas y usuarios de monopatines deberían circular por la calle, desde la punta de Trouville hasta el puente Carrasco.

“La rambla es el espacio más democrático que hay. Si lo que quieren es ordenar el uso de las bicicletas, que inviertan en bicisendas. Es un peligro que adultos y niños circulen en bicicleta o monopatín por la calle”, declaró a El País el edil de la lista 250 del Partido Nacional, Javier Barrios Bove.

Según el proyecto enviado por la administración de Christian Di Candia a la Junta, los monopatines tampoco se podrían estacionar sobre las veredas, como ocurre actualmente.

Los monopatines podrían comenzar a verse en el interior del país. Foto: Francisco Flores
En casi 23 kilómetros de rambla de Montevideo hay solamente 2,83 kilómetros bicisenda. Foto: Francisco Flores

Proyecto de decreto

La iniciativa señala en su artículo 6° que “los monopatines con y sin impulso, bicicletas y bicicletas de pedaleo asistido, así como plataformas (tipo segway) deberán circular por la calzada, con excepción de aquellas vías donde exista infraestructura dedicada a la bicicleta (bicisenda, ciclovía, busbici), debiendo en ese caso circular por éstas”.

“El resto de los vehículos comprendidos en el presente decreto deberán en todos los casos circular por la calzada”, agrega; lo cual incluye a las distintas variedades de motos eléctricas y similares que se están expandiendo en la ciudad.

En su artículo 8°, el proyecto de decreto agrega que tanto monopatines como bicicletas “tendrán prohibido estacionarse en zonas inhabilitadas por la Intendencia de Montevideo para este tipo de vehículos”.

Preocupación

Las autoridades de Movilidad de la Intendencia de Montevideo concurrieron recientemente a la Junta Departamental a explicar los alcances de esta nueva regulación. Y sus palabras preocuparon al edil nacionalista Javier Barrios, integrante de la Comisión de Movilidad, quien es padre de una niña de 12 años.

“Mi hija, con una rodado veinte, ¿solamente puede salir con su padre a dar la vuelta a la manzana? ¿No puede ir sola hasta la esquina y volver? Porque una bicicleta rodado veinte no es un juguete. La definición de bicicleta (del proyecto de decreto) se aplica perfectamente a cualquier bicicleta: rodado dieciséis, rodado catorce, rodado veinte, veintiséis, veintiocho”, señaló el legislador departamental.

La asesora legal del Departamento de Movilidad de la Intendencia, Virginia Perciballi, le respondió al edil: “En caso de que sea un juguete, podrá circular por la vereda; si no lo es, deberá circular en los términos ya previstos. Respecto a la minoría de edad, todo menor de edad debe circular con un adulto; eso está previsto. Hay excepciones, según el carril por donde lo haga: si es ruta, si es avenida, etcétera. Pero insisto: lo que determina el lugar de circulación de la bicicleta es si es un juguete o si está definida en los términos del Digesto o de este decreto”.

Deberían invertir en bicisendas y no prohibir

“La rambla es el espacio más democrático que hay en la ciudad. Si lo que quieren es ordenar el uso de las bicicletas, que inviertan en bicisendas. Es un peligro que adultos y niños circulen en bicicleta o monopatín por la calle”, declaró el edil de la lista 250 del Partido Nacional, Javier Barrios Bove.

El legislador departamental expresó a las autoridades de la Intendencia su preocupación por el hecho de que se obligue a circular en bicicleta o monopatín entre los autos de la rambla. La medida, que impulsa la Intendencia para estos dos vehículos, abarca a todas las veredas de Montevideo.

Dificultad a la hora de fiscalizar la norma

“Si en la rambla de Montevideo -que es un lugar de paseo y esparcimiento- tenemos que lamentar que alguno de estos vehículos no cumpla con esta norma y embista a un peatón, vamos a tener la norma”, dijo el director de Movilidad de la IMM, Pablo Inthamoussu.

“Al existir la norma, más allá de que haya una cámara o un inspector viendo lo que estamos haciendo, cada uno de nosotros somos responsables por nuestros actos. (...) Sin duda tenemos una debilidad en cuanto a la fiscalización de esos grupos de usuarios, y en ese sentido tenemos un desafío”, agregó.

En la mañana de hoy lunes Inthamoussu aclaró en su cuenta de Twitter que la comuna no puede por el momento sancionar a usuarios de bicicletas o monopatines:

El proyecto de decreto:

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)