ACCIDENTE

La historia de Pedro, la víctima mortal del puente derrumbado en accesos a Montevideo

El pizzero Pedro Recalde regresaba a su casa en El Dorado cuando se cayó el puente sobre su vehículo.

Derrumbe de puente peatonal en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal
Derrumbe de puente peatonal en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal

El barrio El Dorado llora la muerte del pizzero Pedro Recalde. Los vecinos, que conocían a Pedro desde que vendía 5 de Oro frente a su casa, aún no pueden creer que murió el viernes por la caída de un puente en los accesos a Montevideo. Pedro regresaba a su casa en El Dorado cuando ocurrió el accidente.

Jovial, bromista y siempre dispuesto es el recuerdo que dejó Pedro en sus vecinos y en los clientes de la pizzería Rodelú del Parque Rodó, adonde trabajaba desde hace tiempo.

En la tarde-noche de ayer, la consternación tomó cuenta de El Dorado. La noticia se comentaba por lo bajo, de boca en boca, como si los vecinos no quisieran llamar a la fatalidad y que esta golpeara otra vez una puerta en el barrio.

Recalde era casado y tenía tres hijas. Una de ellas cumplió años ayer, dijo la hermana de la víctima del accidente en una red social.

La familia juntó fuerzas para transmitirle la mala noticia a esa hija y al padre de Recalde, un hombre ya entrado en años.

Ayer una vecina casi comenzó a llorar frente a este cronista. “Venía a menudo a comprar acá. Era un amigo. Comprenda, no estoy en condiciones de decir algo”.

Un familiar de Recalde también se excusó de hablar. “Nadie esperaba esto”.

El clima de duelo se extendió por el barrio El Dorado al caer la noche. En un bar, cercano a la casa de Pedro, varios vecinos charlaban recordando anécdotas de la víctima. Uno de ellos invitó al cronista de El País a que pasara en otro momento a conversar. “Hoy hay mucho dolor acá”, dijo, amable.

A poca distancia, en otro comercio, el comentario de un vecino fue que el camión que transportaba la retroexcavadora no estaba habilitado para llevar maquinaria pesada.

“El camionero debe ir a la cárcel. Y el dueño de la empresa transportista también. Si el empresario tiene mucho dinero, solo el camionero acabará preso”, dijo con bronca.

En grupos de vecinos formados en el barrio, la conversación derivaba en términos técnicos sobre las causas del accidente y siempre terminaba en un mismo punto: “Justo en ese momento pasaba Pedro en su camioneta”. Sobre las razones del accidente, la fiscal de Flagrancia, Sabrina Flores, solicitó informes a la Policía Científica, a Bomberos y al Ministerio de Transporte. También pidió a la Seccional 19°, ubicada en La Teja, que buscara testimonios de vecinos sobre el siniestro.

Derrumbe de puente peatonal en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal
Derrumbe de puente peatonal en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal

Flores no pudo interrogar ayer al chofer que conducía el camión que transportaba una retroexcavadora, cuyo brazo tocó el puente peatonal y lo hizo caer. El camionero se descompensó y fue internado. Será interrogado por la fiscal Flores cuando reciba el alta médica.

En el siniestro, Recalde falleció y cuatro personas resultaron lesionadas, entre ellas una joven embarazada. La Fiscalía no recibió ayer ningún parte médico sobre el estado de salud de la mujer, de 17 años.

La fiscal Flores también pretende investigar si el camión estaba o no habilitado para transportar maquinaria pesada.

Injusticia. 

La conocida pizzería Rodelú, del Parque Rodó, cerró ayer sus puertas como señal de duelo por el fallecimiento de Pedro, uno de sus empleados.

En su página de Facebook, Rodelú hizo un breve relato de lo que fue Pedro en vida y lo que significó para el establecimiento comercial. En los comentarios de los clientes, Pedro fue recordado por su amabilidad y sus consejos relacionados con el arte culinario.

“Hoy es un día muy triste para todos nosotros. Un gran padre, esposo, hijo, amigo, compañero.... de una forma imprevista, nos deja. No hay palabras para expresar nuestro dolor. Deseamos tener las fuerzas necesarias para apoyar y consolar a su esposa e hijas en este difícil momento”, dice la publicación. Y agrega: “Es difícil despedir a una persona como Pedro Recalde, dedicado a su familia, una persona feliz....Ha dejado una huella en cada uno de nosotros. Te queremos mucho Pedro. Te fuiste de una forma totalmente injusta”.

El camión no llevaba escolta

El conductor del camión que transportaba la excavadora, de 60 años, no tenía alcohol en sangre. Así lo determinó la espirometría realizada en el lugar por Policía Caminera. Pero su ve- hículo no fue escoltado por un móvil del Ministerio de Transporte para abrirle paso, como dispone el protocolo de circulación con portes de tal magnitud. Eso, dijo a El País la fiscal Sabrina Flores, “Podría configurar un incumplimiento de la normativa”, apuntó. El Ministerio de Transporte analizará mañana las responsabilidades de la empresa transportista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error