PANDEMIA

Financial Times: "impuesto solidario" en Argentina podría "acelerar éxodo" a Uruguay

El Congreso argentino debate el proyecto de ley para crear el "aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia".

Turistas argentinos en Punta del Este. Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli.

El diario británico Financial Times, especializado en noticias económicas, señaló que el "impuesto solidario" que se prevé promover en Argentina podría "acelerar el éxodo" a Uruguay.

Mientras el Congreso argentino debate el proyecto de ley para crear el "aporte solidario y extraordinario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia", conocido como impuesto a la riqueza o a las grandes fortunas, también hay críticas a esta iniciativa.

De acuerdo a lo que explica Financial Times, una de las razones del descontento es que muchos lo ven como "un sistema fiscal confiscatorio".

El Congreso debatirá un impuesto único de "solidaridad" para los argentinos con activos netos de más de $ 3 millones. Esto, podría recaudar hasta $ 4 mil millones (US$ 51.112.188).

Además, eso se suma a un impuesto sobre el patrimonio existente que en diciembre del año pasado se elevó en diciembre al 2,25%, solo superado por España en el resto del mundo.

Luciano Laspina, economista y legislador de la oposición, explicó al Financial Times: "En un momento en que las empresas (extranjeras) están huyendo de Argentina debido a la incertidumbre política y la crisis económica, introducen un impuesto arbitrario argumentando que se trata de una emergencia. Pero Argentina ha estado en un estado de emergencia (legal) durante los últimos 20 años... Así que otro impuesto podría llegar en cualquier momento".

Fernanda Vallejos, senadora del oficialismo, dijo a su vez al Financial Times que no hay duda sobre la necesidad de un impuesto a la riqueza en Argentina, especialmente dado el caos económico causado por la pandemia, con más del 40 por ciento de los argentinos viviendo ahora en la pobreza.

"Estamos hablando de un universo de menos de 10.000 personas que se beneficiaron de las políticas regresivas del gobierno anterior que permitieron una tremenda concentración de la riqueza, mientras la pobreza y la desigualdad aumentaban escandalosamente", afirmó.

Lo que pasa en Uruguay

Esta situación coincide con el interés del gobierno uruguayo de atraer extranjeros. Por eso, desde antes de la pandemia, el presidente Luis Lacalle Pou manifestó su intención de impulsar flexibilizaciones en la residencia legal y fiscal.

El 11 de junio de este año se introdujeron dos nuevas causales para configurar la residencia fiscal en el país, en el marco de la anunciada política de promoción de inversiones. En primer lugar, la nueva causal se amplía a quienes adquieran una inversión en inmuebles por un valor superior a UI 3.500.000 (unos 370.000 dólares) a partir del 1° de julio de 2020 y tengan una presencia efectiva en territorio uruguayo de 60 días en el año civil. La otra causal refiere a la instalación de empresas: tener participación en una empresa que tenga un valor no menor a UI 15.000.000 (unos 1.585.000 dólares) a partir del 1° de julio.

Hasta el momento, unos 20.000 argentinos solicitaron trasladarse a Uruguay.

MÁS

Opiniones de expertos

Alfredo Serrano, economista y director ejecutivo del Think-Tank Celag, indicó a Financial Times que Argentina tiene “uno de los sistemas tributarios más desordenados, extensos y variados del mundo”, lo que requiere una reforma radical. "Cambiar la estructura tributaria requiere tiempo, pero esta situación es urgente", afirmó.

Matías Olivero Vila, socio de Bruchou, Fernández Madero & Lombardi, una firma de abogados líder en Buenos Aires, hizo hincapié al diario británico en que Argentina es "casi el país con mayores impuestos del mundo, según el Banco Mundial" y además ya cuenta "con uno de los impuestos sobre el patrimonio más altos del mundo”. "Es increíble, imposible de entender, cuando este país necesita inversiones como un desierto necesita lluvia", añadió.

Por otra parte Martín Castellano, economista para América Latina del Instituto de Finanzas Internacionales, manifestó que el nuevo impuesto no sería un "cambio de juego" desde un punto de vista fiscal aunque aumentaría las dudas sobre la dirección de la política en Argentina.

"En cambio, el compromiso con una agenda plurianual para abordar los desequilibrios macroeconómicos abordando el gasto público y mejorando el clima empresarial podría ayudar a estabilizar la economía y reactivar el crecimiento", sumó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados