Deberá ser aprobada por la Junta Departamental

La escultura será maciza y con pintura símil bronce

Alberto Morales Saravia dice que la hará en dos meses.

Obdulio Varela: Alberto Morales junto a su última obra de "El negro jefe". Foto: F. Flores
Obdulio Varela: Alberto Morales junto a su última obra de "El negro jefe". Foto: F. Flores

El escultor Alberto Morales Saravia mantuvo ayer una reunión en la Intendencia para afinar los detalles de la escultura del maestro Tabárez que le fue encomendada. El artista dijo a El País que la misma se colocará en la explanada "frente a la pantalla del IMPO" y que tendrá un pequeño pedestal de 15 o 20 centímetros de altura.

La figura será maciza y hecha con una pasta de resina y polvo de mármol, con una estructura de hierro.

El recubrimiento exterior lo hará con una pintura símil bronce, como la estatua de Gardel que hizo para el bar Facal, de 18 Julio y Yi. Estima que todo el proceso le llevará unos dos meses. "Espero poder entrevistarme con Tabárez, para hacer algunas medidas y tomar imágenes", dijo.

Morales se ha transformado en el escultor uruguayo más popular de los últimos años. Y ha tocado en sus obras las pasiones más arraigadas de los uruguayos: el fútbol, el tango y el candombe.

Su primera obra que tomó estado público fue la de Carlos Gardel, que hizo para Nacional y se instaló en el Parque Central. Luego le siguieron la del Zorzal Criollo ubicada en el bar Facal; la de Alfredo Zitarrosa en Pando, la de Luis Suárez en Salto; la de Alcides Edgardo Ghiggia (también en Facal); la de Gerardo Matos Rodríguez que está en el Museo del Tango del Palacio Salvo y la de la Villa Yeruá de Malvín con Gardel e Irineo Leguisamo.

Luego de inaugurar en 2017 en Tres Cruces su representación de Obdulio Varela (coincidiendo con los 100 años del nacimiento del Negro Jefe), el artista presentó en enero de este año, en el mismo lugar, una obra sobre Rosa Luna. Como ocurre con casi todas sus esculturas, inmediatamente el público comenzó a tomarse selfies con la obra.

El escultor tiene 44 años, es de Montevideo pero vive en Pando, está casado y tiene 3 hijos. Estudió publicidad y dibujo artístico y trabajó como aerografista.

Conocedor de la riquísima historia de la estatuaria nacional, de los maestros que llevaron al bronce a las grandes figuras del país, él ha definido mejor que nadie su obra: "Son esculturas humildes pero muy inclusivas. La gente se puede apoderar de ellas, fotografiarse con ellas, porque por un momento traen a la vida a estas personas comunes que poniéndole amor a su trabajo hicieron cosas importantes para su país".

"Esta estatua del maestro Tabárez será como él: humilde", dijo ayer a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º