Publicidad

Cuatro historias inspiradoras en el documental que prepara el Mides

Exdelincuentes cuentan cómo lograron rehacer su vida y qué hacen hoy. La consigna del film es "Uruguay libre de prejuicios".

Compartir esta noticia
La película estará lista el 15 de marzo y se divulgará en cines, plataformas y en las cárceles
La película estará lista el 15 de marzo y se divulgará en cines, plataformas y en las cárceles.
Foto: Mides

Redacción El País
Uno halló el camino en la religión, otro en el deporte; uno ayuda a personas que salen de la cárcel a encontrar un rumbo, otro trabaja en un estudio jurídico. Son cuatro los exprivados de libertad que darán testimonio para la película que el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) espera difundir en cines de todo el país, y quizá también a través de alguna plataforma de streaming, a partir del próximo 15 de marzo, a días de que el ministro Martín Lema presente su renuncia.

La consigna con la que se está haciendo el film es “Uruguay libre de prejuicios”, aunque no está definido aún, si este terminará siendo su título. La idea original es de la agencia de comunicaciones Soul, que integra la Red de Oportunidades, un programa impulsado por el Mides el año pasado para personas que salen de la cárcel.

La producción, en tanto, está en manos de la empresa de contenidos audiovisuales Kubrick Media (La culpa es de Colón, Súbete a mi moto, Esta boca es mía son algunos de los programas que esta firma ha producido para Canal 12). Desde el Mides sostienen que la película se está siendo de tal forma que, por la calidad de imagen y sonido, pero sobre todo por su contenido, incluso podría ser presentada en festivales internacionales.

La pieza documental, que tendrá una duración de 50 minutos, cuenta con colaboración de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), que ha colaborado con equipamiento, y de Ancap, en cuyas estaciones se podrá ver a través de pantallas un avance de la película.

El film repasará la historia de cuatro personas que recuperaron la libertad. Se contarán sus vidas desde su infancia, con las “experiencias y adversidades que los llevaron a estar presos”, dicen desde la cartera a El País. La superación la encontraron -según sus testimonios-, a través de la religión, el deporte o nuevas oportunidades educativas y laborales.

Salida: la religión, el deporte, trabajar y estudiar fueron claves
Salida: la religión, el deporte, trabajar y estudiar fueron claves
Foto: Mides

Además de en cines comerciales y de la posibilidad de que se divulgue en una plataforma de streaming, como ya había adelantado El País, se piensa hacer una gira por todo el territorio nacional, donde el documental se emitiría en una pantalla gigante en lugares públicos como plazas.

Uno de los exprivados de libertad que participa de la película se dedica a ayudar a personas que salen de la cárcel. Otro, de 28 años, juega al rugby y cuenta también con un trabajo. “Justamente el deporte fue su mayor influencia para abandonar la vida delictiva”, señalaron desde el ministerio.

Otro de ellos llegó a estar preso en Francia y sostiene que la religión lo ayudó a salir adelante. El otro, después de estar años privado de libertad, se encuentra trabajando en un prestigioso estudio jurídico.

“Son historias de superación”, contó Lema a la prensa días atrás, e indicó que sus protagonistas cuentan cómo desde corta edad fueron “víctimas de mucha violencia, de una ausencia de afecto de cariño y de oportunidades”. Esto los llevó a “transitar una trayectoria delictiva”, pero además son personas “que hoy se encuentran en un proceso de superación o en una etapa de superación en donde hablan del pasado en ese tipo de circunstancia”, por eso la película se mostrará también en las cárceles “para que el que está privado de libertad vea que hay oportunidades”, explicó el ministro.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad