Consejos de Salarios

PIT: gobierno está "quieto" frente a los "reaccionarios"

La central sostiene que las patronales buscan “un clima de inestabilidad”.

Por Arotxa
Por Arotxa

En el Pit-Cnt ven al gobierno "callado", "quieto", "sin marcar agenda" y se interpreta que eso da espacio a "sectores reaccionarios" entre los que están algunas gremiales empresariales. Ese fue el análisis que se hizo ayer de mañana en el Secretariado Ejecutivo de la central sindical que decidió convocar a una Mesa Representativa, que se realizará el jueves de la próxima semana, la que definirá un "plan de acción" que comenzará a implementarse en setiembre mismo.

El integrante del Secretariado y presidente del sindicato de la bebida (FOEB), Fernando Ferreira, dijo a El País que las cámaras empresariales buscan generar "un clima de inestabilidad en el marco de una campaña electoral adelantada". Ferreira consideró que las gremiales empresariales utilizan para su estrategia la preocupación por los puestos de trabajo, en particular en el interior del país. Elementos de esa estrategia son el retiro de las gremiales rurales de los Consejos de Salarios, la falta de voluntad de algunas cámaras empresariales de acceder a dar correctivos por inflación y en algunos casos las propuestas del sector privado para que los salarios bajen en términos reales.

José Lorenzo López, referente de los sindicatos estatales, analizó que las cámaras empresariales "están jugando otro partido". En referencia a las gremiales rurales señaló que "hay sectores que ganan menos de $ 20.000, para los que un ajuste de 1% son $ 200 que a las empresas no les mueven la aguja, pero no los dan y eso está evidenciando una intención política". "El gobierno está en una meseta, a la retranca. Es muy llamativo. Debería estar marcando agenda pero está muy callado, muy quieto y eso da espacio a los sectores reaccionarios. El gobierno debería estar avanzando más impetuosamente hacia los sectores populares. Nos parece que tendría que salir a la ofensiva con políticas de reactivación y de empleo", opinó López. "Si (las gremiales rurales) se retiran de los ámbitos de negociación es más que por un tema puntual, por definiciones políticas y por correlación de fuerzas", valoró López. En este contexto, opinó, hay sindicatos fuertes como el de la construcción (Sunca), el de la bebida (FOEB), el bancario (AEBU) o COFE (estatales) que han conseguido o están por obtener convenios favorables pero, por otro lado, los más débiles quedan expuestos y vulnerables.

Joselo López. Foto: Marcelo Bonjour
Joselo López. Foto: Marcelo Bonjour

Ayer se comenzó a evaluar en el Pit-Cnt la posibilidad de alguna reunión "al más alto nivel" del Poder Ejecutivo para plantear estas inquietudes, dijo López. Estas inquietudes son compartidas por las distintas corrientes internas de la central, aseguró. Todas ellas consideraron exitoso el paro general del 22 de agosto.

Estos análisis en la central se dan en plena negociación de los Consejos de Salarios, en algunos de los cuales las posiciones están muy encontradas. Por ejemplo, ayer el sindicato del comercio (Fuecys) entregó su plataforma a la Cámara Nacional de Comercio y Servicios y le dejó claro que no aceptará la postura de la Asociación de Supermercados de ajustar los salarios durante dos años por un porcentaje equivalente a la mitad de la inflación y compensar la pérdida de poder adquisitivo al final de la vigencia del acuerdo. Y el sindicato insistirá en un convenio a dos años y en un salario mínimo para el supermercadismo de $ 25.000 nominales retroactivo al pasado 1º de julio.

El dirigente Carlos Baiz explicó a El País que el sindicato dejó claro que cree que los salarios deben subir sobre la inflación lo que crezca la economía y consideró "un disparate" que se sostenga que la rentabilidad de los supermercados ha caído. "Se llevaron la plataforma y la pelota está en la cancha de ellos", señaló. El director de la Asociación de Supermercados, Hugo Avegno, había dicho en el seminario Retail, el martes pasado, que "el sector vive una realidad de estancamiento" pero Fuecys no comparte el análisis. Baiz destaca que cada vez hay más locales "de aproximación" con 4 o 5 empleados que pertenecen a las grandes cadenas. "No vemos la crisis. Tienen sí (las cadenas de supermercados) más metros cuadrados y menos empleados por la polifuncionalidad de los trabajadores y por las balanzas y cajas automáticas. De pronto una gran superficie vende menos en un local específico pero vende más en un local pequeño nuevo cercano", señaló. Desde 2015 se perdieron unos 4.000 empleos en el sector supermercadista.

Otros convenios salariales en discusión trabados son el del sector metalúrgico y el de la industria láctea. Se destrabó el Consejo de Salarios de la construcción.

Desocupan la planta de "Las Moras"
Frigoríficos. Varios de los mercados aún no levantaron cabeza. Foto: AFP

El sindicato del frigorífico "Las Moras", ubicado cerca de La Paz, Canelones, accedió ayer a desocupar, a instancias del director de Trabajo, Jorge Mesa, las instalaciones de la planta que ocupó durante una semana, sin que la empresa tuviese que realizar una acción de amparo como se había planteado para obtener el desalojo. De todas formas, fuentes de la empresa dijeron a El País que esta dejó en claro que no mejorará su oferta salarial que, de todas forma, considera favorable para los trabajadores.

Las fuentes dijeron a El País que el conflicto supuso una pérdida diaria de US$ 30.000, que se cayó un negocio con una cadena de supermercados europea y que hubo productores que iban a vender ganado a la empresa que los enviaron a otras plantas. También se retiró una cuadrilla "kosher" que había venido a verificar que los cortes en la planta se hicieran de acuerdo con las exigencias del mercado de Israel. Las fuentes dijeron que el paro estaba siendo realizado por una minoría de trabajadores que se desempeñan directamente en la faena y que con su actitud perjudicaron a los destajistas que ganan menos.

En "Las Moras" trabajan alrededor de 370 personas y unas 200 (tanto sindicalizadas como no agremiadas) habían realizado una petición para que se levantase el paro. El frigorífico exporta alrededor de US$ 70 millones anuales a la Unión Europea, Israel y Estados Unidos. Sus ventas representan casi el 4% de las ventas de carne bovina que hace Uruguay. En la semana de la ocupación las autoridades de "Las Moras" no pudieron entrar a la planta frigorífica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º