CONFLICTIVIDAD SINDICAL

El Pit-Cnt decidió un paro general a cinco días de las elecciones internas

Tras una larga discusión, la central decidió un paro de 24 horas el martes 25.

Movilización del Pit-Cnt. Foto: Francisco Flores (Archivo)
Pit-Cnt. No hay antecedentes cercanos de paros generales a tan pocos días de unas elecciones. Foto: Francisco Flores (Archivo)

El presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, pensó unos segundos, hizo un breve silencio y después admitió que no recuerda un paro general a tan pocos días de unas elecciones. “No es algo lógico un paro en año electoral, porque no tenés Consejos de Salarios ni Rendición de Cuentas”, justificó Pereira después de una larga y discutida sesión de la Mesa Representativa, que se extendió por más de tres horas.

Todo indica que la medida sindical que se aplicará el próximo martes 25 de junio será inédita: la central sindical apuesta a detener el país con un paro de 24 horas a cinco días de las elecciones internas. No habrá transporte ni educación y tampoco actividad en las oficinas públicas, salvo las guardias gremiales para atender servicios esenciales.

“Los paros de 24 horas nunca son movilizativos, la idea es tener un gran acatamiento”, dijo Pereira a El País y explicó que las semanas previas habrá redes de asambleas en todos los sindicatos para preparar la jornada. El paro, claro, no es contra el gobierno, afín a la central sindical, y eso que hace pocas semanas se conoció que el desempleo alcanzó a 9,5% del Población Económicamente Activa, el nivel más alto desde julio de 2007.

La medida es contra las políticas de privatización y tercerización y en defensa de las fuentes de trabajo, de la negociación colectiva “y del papel del Estado para el desarrollo”, dijo el secretario general de la central, Marcelo Abdala. “Hay mucho ataque antisindical, mucho mecanismo de represión", indicó el dirigente, quien dejó en claro que el conflicto no es solo por la situación de Petrobras.

La medida se desencadena por ese conflicto, aunque no será el tema excluyente de la convocatoria. En la Mesa Representativa hubo diferentes posiciones sobre la fecha del paro: el representante de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys), por ejemplo, planteó hacerlo el viernes 21. Pero algunos sindicatos, como la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), se negaron por entender que a los sindicatos se los critica cuando hacen paro un viernes, generando un fin de semana largo.

Otra postura era hacerlo el jueves 27, aprovechando el aniversario del golpe de Estado, pero fue descartado. En la Mesa Representativa no se valoró la cercanía de la elección, dijeron Abdala, Pereira y otros sindicalistas consultados.

Cuando adentro aún había varios dirigentes en la lista para hablar, se retiraron los sindicalistas del gas. En silencio, atravesaron el grupo de periodistas que esperaba afuera de la sala y no quisieron hablar sobre el paro que se proyectaba.

Pero sí sobre su conflicto. El próximo lunes instalarán una carpa en la Plaza Independencia frente a la sede de MontevideoGas, tras la respuesta negativa de la empresa a aceptar una nueva propuesta del gobierno -la tercera en pocas semanas- para intentar destrabar la situación, que básicamente consistía en dejar en suspenso los despidos y seguros de paro y sentarse a negociar con las otras partes.

En un comunicado, MontevideoGas indicó que “mantiene su decisión contraria a suspender medidas legítimas que ya adoptó” por entender que “son razonables y moderadas en función de los hechos, ponderadas para mantener el servicio de distribución”.

En cambio, Abdala indicó que el Poder Ejecutivo debe insistir en la necesidad de encontrar una salida negociada. "Nosotros hasta el cansancio, hasta el hartazgo, insistimos en caminos de diálogo y negociación. No nos hacemos los distraídos de que este es un servicio público para la gente que usufructúa el gas por cañería", afirmó.

Un rato antes, el sindicalista Alejandro Acosta, de la Unión Autónoma de Obreros y Empleados del Gas, habló en vivo para la televisión. Dijo que esperan que la estadía de Petrobras en Uruguay “sea lo más corta posible”.

A unos metros, Luis Ferraz, dirigente del sindicato del dulce e integrante de la Mesa Representativa, fumaba un cigarro y esperaba que la discusión terminara. ¿El paro se puede interpretar como que puede incidir en el clima electoral? “No, esto es contra las políticas neoliberales”, sentenció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)