COLIFORMES EN LA COSTA

Utilizan inteligencia artificial para predecir contaminación en las playas

Ángel Segura, doctor en Biología y docente, desarrolló un modelo de inteligencia artificial que le permite monitorear la calidad del agua y predecir los coliformes fecales en las playas.

Entre 2009 y 2019, la playa del Cerro presentó un alto porcentaje de excesos por presencia de coliformes fecales. Foto: Fernando Ponzetto
Entre 2009 y 2019, la playa del Cerro presentó un alto porcentaje de excesos por presencia de coliformes fecales. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Las costas de Montevideo han mostrado este verano un nivel de contaminación menor al de años anteriores. La escasez de lluvias durante enero en la cuenca del Río de la Plata ha mitigado la presencia de bacterias en el agua. De todas maneras, la academia y la intendencia trabajan en reducir el tiempo de detección de coliformes fecales en las playas, para cuidar la salud de los bañistas.

“La contaminación por aguas cloacales, indicada por concentraciones elevadas de bacterias indicadoras de contaminación, es un riesgo importante para la salud ambiental y humana. Este es un problema actual en Uruguay y en la región, sobre el cual es necesario desarrollar medidas de gestión eficientes. Una de las grandes limitaciones para anticipar eventos de contaminación es que la estimación de la concentración de coliformes fecales mediante métodos estándar requiere de 18 a 24 horas de incubación, lo que impide una predicción en tiempo real de la calidad de un ecosistema”, advierte Ángel Segura, doctor en Biología y docente del Centro Universitario Regional Este (CURE, Universidad de la República).

La Intendencia de Montevideo realiza periódicamente estudios bacteriológicos de las aguas, que tardan entre 18 y 24 horas en detectar la presencia de coliformes fecales u otros contaminantes.

En base a la información recolectada por la comuna durante una década, desde noviembre 2009 a setiembre 2019, Segura desarrolló un modelo de inteligencia artificial que le permite monitorear la calidad del agua y predecir los coliformes fecales en las playas.

“La predicción de excesos (de coliformes permitidos) mejoró un 60% respecto al criterio actual de cierre de playas las 24 horas posteriores a precipitaciones. La generación de datos de calidad por parte de la Intendencia de Montevideo junto con estrategias de modelización inteligente resultan en un insumo relevante para la gestión de playas recreativas”, sostiene Segura en un artículo científico de 28 páginas que publicará en su próximo número Innotec, la revista del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU). El modelo de inteligencia artificial fue entrenado con variables meteorológicas y oceanográficas.

La directora de la Unidad de Calidad de Agua de la intendencia, Jimena Risso, considera que el modelo desarrollado por Segura, creado en base a los datos históricos de la comuna sobre 21 playas, permitirá reducir los tiempos de alerta a los bañistas, pero también destaca que los técnicos que trabajan en la unidad conocen los factores que inciden en la contaminación de la costa.

Bandera sanitaria por presencia de cianobacterias en playa uruguaya. Foto: Archivo El País
Bandera sanitaria por presencia de cianobacterias en playa uruguaya. Foto: Archivo El País

“Este año preveíamos que no íbamos a tener ningún problema con las playas porque sería seco, como se dio hasta el 30 de enero”, dijo Risso a El País. Acertaron en la previsión, por lo que no se han registrado excesos de coliformes fecales en playas.

De todas maneras, la playa del Puerto del Buceo, la del Gas y la de Miramar siguen inhabilitadas para baños, como suele suceder en cada verano, por diversas razones.

Risso explicó que las precipitaciones en la cuenca aumentan el caudal de los ríos que llegan al Río de la Plata y corren el frente marino hacia el este, hacia el Océano Atlántico. “Cuando no llueve, hay poco empuje del agua de río y mucha agua oceánica, que tiene mayor salinidad, es más transparente y habilita la penetración de la luz solar, todos factores que inciden en el decaimiento bacteriano”, explicó la directora de la Unidad de Calidad de Agua de la intendencia.

Las lluvias también inciden en la red de saneamiento, ya que en el este de Montevideo está conectada al sistema de alcantarillado pluvial y luego de un tratamiento de las aguas descarga sus vertidos a dos kilómetros de la costa, a la altura de Punta Brava, en Punta Carretas. “En la zona oeste se está proyectando una red de saneamiento y las descargas se dan a través de la napa o de los cursos de agua locales, que están a su vez influidos por las descargas pluviales”, agrega Segura en su artículo.

Boya con modelo predictivo.

Además de probar el modelo de Segura, la Intendencia de Montevideo tiene previsto instalar este año una boya con otro modelo predictivo, que fue diseñado por la ingeniera Gabriela Camps.

Risso explicó que la boya, que fue comprada por la intendencia durante la administración pasada, permitirá la predicción de la calidad bacteriológica del Río de la Plata en tiempo real, mediante la utilización de un modelo matemático.

Segura: “En todas las playas se registraron valores excesivos”

Ángel Segura destaca que desde 2009 hasta 2019 “la concentración de coliformes fecales” en las 21 playas de Montevideo “fue variable, pero en todas se registraron algunos casos con valores que excedieron el máximo estipulado en la normativa para valores puntuales (2.000 UFC/100 ml)”. Sostiene además que “las playas del extremo oeste, desde Punta Espinillo hasta Punta Yeguas, presentaron en general valores moderados, con una media inferior al promedio general”, mientras que “Santa Catalina y la playa del Cerro presentaron mayores valores y un alto porcentaje de excesos”.

En la última década, en la playa Ramírez, “al ser una bahía cerrada, propicia la retención de la contaminación que recibe, se observaron valores de coliformes fecales elevados y un gran porcentaje de excesos”. Las playas del este, desde Pocitos hasta Miramar, “presentaron en promedio valores de coliformes fecales intermedios y similares”. “La playa del Puerto del Buceo, representa una excepción con valores muy superiores de coliformes fecales, está localizada dentro de un recinto portuario deportivo y actualmente permanece como no habilitada para baños”, agrega el investigador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados