HILO EPIDEMIOLÓGICO

"Va a llevar trabajo recuperar la situación", dijo Salinas; gobierno sumó 40 rastreadores

Defensa firmó un convenio con el Ministerio de Salud Pública, que será el ente encargado de capacitar a las personas que sean elegidas para la tarea. 

Javier García y Daniel Salinas en conferencia. Foto: Francisco Flores
Javier García y Daniel Salinas en conferencia. Foto: Francisco Flores

Los ministerios de Defensa (MDN) y de Salud (MSP), representados por sus titulares Javier García y Daniel Salinas respectivamente, suscribieron este lunes un convenio por el que aumentan en 40 personas encargadas del rastreo de contactos de personas contagiadas de COVID-19 a raíz del incremento de los casos.

El ministro de Salud, Daniel Salinas, dijo "no escapa a nadie que estamos peor y por ese motivo estamos trabajando intensamente y moviéndonos en lo que hay que hacer que es trabajar mucho y dedicar tiempo a buscar soluciones".

"Estamos trabajando en la capacidad de testeo, en incrementar la capacidad de rastreo, fiscalización" y en ese sentido dijo que pedirá al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que incremente las inspecciones.

"Hay un quiebre de la tendencia" que hizo pasar al país de "verde" a "amarillo y naranja" y "nadie se piense que estos números los vamos a bajar de la noche a la mañana, va a llevar mucho trabajo recuperar la situación", sentenció Salinas. 

Respecto a los rastreadores, el personal se informó que será fijo y cumplirá 20 horas semanales, con posibilidad de aumento de carga horaria.

En caso de que los funcionarios reciban una retribución salarial, esta estará a cargo del Ministerio de Defensa, según agrega en detalle el documento.

Para elegir a los funcionarios, el Ministerio de Salud Pública elaborará un perfil con el que deberán cumplir los eventuales rastreadores que se unan al equipo. Además, será esta la cartera que se ocupará en caso de tener que asumir costos relativos a la capacitación, como por ejemplo materiales de apoyo. 

Este convenio estará vigente desde este lunes y "mientras no surjan cambios en el comportamiento epidemiológico que permitan finalizar el mismo, para lo cual se deberá establecer un equipo de monitoreo integrado por un representante de ambos ministerios".

El aumento del número de rastreadores es un punto clave en el combate al COVID-19, según ha expresado el ministro de Salud en diversas oportunidades. Esto se explica ya que al contactar a aquellas personas que tuvieron contacto con un infectado, se minimizan las probabilidades de otros contagios generados en la misma línea.

En entrevista con El País, el coordinador del grupo, Rafael Radi, consideró que “si tenés una capacidad de rastreo muy robusta, capaz te podés bancar 200, 300 casos diarios sin perder el hilo”. Durante la charla también mencionó la posibilidad de “planificar” el ingreso de uruguayos no residentes que vendrán por fin de año, algo que preocupa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados