PROTOCOLO 

Gobierno viaja a Rivera para controlar nueva ola de focos en la frontera

Harán mínimo 300 test por día para intentar frenar varios brotes que se registraron en los últimos días en el departamento.

Coronavirus en Rivera. Foto: Mateo Vázquez
Coronavirus en Rivera. Foto: Mateo Vázquez | archivo El País.

El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el ministro de Defensa, Javier García y el presidente de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Leonardo Cipriani se encuentran hoy en Rivera para intentar profundizar las medidas y controlar los brotes de COVID-19 que surgieron en el departamento en los últimos días.

Cipriani adelantó este lunes en diálogo con Radio Montecarlo que "va a haber restricciones" en Rivera, y se pondrá sobre la mesa la gran afluencia de brasileños a Rivera. El jerarca señaló que este fin de semana, feriado en el país vecino, un funcionario del hospital de Rivera fue a relevar la situación en Livramento y "en un lugar estacionado contó 38 ómnibus", graficó.

No obstante, señaló que las autoridades saben "lo que significa el comercio" en esa zona y que los negocios "suelen cumplir con los protocolos" establecidos por las autoridades sanitarias. En tanto, dijo que "a veces cuando son movimientos muy masivos de gente es cuando pasa" esta cantidad de contagios.

El director general de Salud, Miguel Asqueta, dijo esta mañana en rueda de prensa en la sede del Ministerio de Salud Pública, que las autoridades apelan a una conciencia real de la situación en la ciudad binacional y confirmó que se estarán haciendo por lo menos 300 hisopados diarios para rastrear a posibles contagiados

Asqueta también dijo que preocupa la jornada electoral del próximo domingo, especialmente en el movimiento de personas. "Se ha pensado todo y está escrito todo. Presumimos que no va a haber problemas en el sitio de votación. El principal problema es el comportamiento de la gente: en las casas de familia, en los locales partidarios, las aglomeraciones en las puertas de los sitios de votación", enfatizó. 

Sobre la posibilidad de la llegada de uruguayos del exterior a votar, afirmó que deberán estar en una cuarentena técnica y sólo salir a sufragar. "Si le hemos pedido a los tres millones y medio de los uruguayos que están acá que estén lo menos posible afuera, cuidarse, mantener las medidas y no aglomerarse, a los miles que vengan les vamos a pedir lo mismo. Les vamos a pedir el PCR antes (...) Van a tener que hacer un aislamiento social y solo alterarlo para salir a votar y volver al domicilio. Vienen a eso, a votar. El que ingrese a votar, viene a votar. Está un día o dos y se va", agregó.

Por último afirmó que el caso positivo en Punta de Rieles no implica una marcha atrás en la autorización en la visita de niños a los reclusos y que se están monitoreando todos los contactos de la persona infectada. 

Este lunes la intendenta de Rivera, Alma Galup, reconoció que "muchas veces" se encuentran "desbordados" y no pueden controlar la cantidad de personas que vienen del lado brasileño y contribuyen a que se propaguen los casos de coronavirus.

"Antes del 29 de agosto se había dicho que debido a la cantidad de casos en Santana do Livramento se iba a exigir el certificado COVID-19 negativo para entrar. Eso disminuyó la cantidad de turistas que llegaban (...) Cuando bajaron los casos, el gobierno dijo que no se iba a implementar y ahí fue el desborde... No el desborde, lo natural. En este momento nos perjudica desde este punto de vista. No en lo económico, pero en lo sanitario sí. La gente comenzó a venir porque el gobierno de ellos no les exige el certificado COVID-19 y nosotros no podemos exigírselos. Es una situación de muy difícil solución", indicó en "Primera mañana" (radio El Espectador).


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados