CORONAVIRUS EN RIVERA

Galup: "Estamos muchas veces desbordados; no tenemos la cantidad de funcionarios para controlar"

"Hay un flujo que entra los fines de semana, el sábado principalmente, que introduce una carga viral que luego se distribuye en la población y se forman esos focos", indicó.

Alma Galup, intendenta de Rivera. Foto: Mateo Vázquez
Alma Galup, intendenta de Rivera. Foto: Mateo Vázquez

Alma Galup, intendenta de Rivera, reconoció que "muchas veces" se encuentran "desbordados" y no pueden controlar la cantidad de personas que vienen del lado brasilero y contribuyen a que se propaguen los casos de coronavirus

"Antes del 29 de agosto se había dicho que debido a la cantidad de casos en Santana do Livramento se iba a exigir el certificado COVID-19 negativo para entrar. Eso disminuyó la cantidad de turistas que llegaban (...) Cuando bajaron los casos, el gobierno dijo que no se iba a implementar y ahí fue el desborde... No el desborde, lo natural. En este momento nos perjudica desde este punto de vista. No en lo económico, pero en lo sanitario sí. La gente comenzó a venir porque el gobierno de ellos no les exige el certificado COVID-19 y nosotros no podemos exigírselos. Es una situación de muy difícil solución", indicó en "Primera mañana" (radio El Espectador).

"Estamos muchas veces desbordados porque no tenemos la cantidad de funcionarios para controlar; porque estamos en todas partes, como Dios", agregó.

En ese sentido, señaló que este último fin de semana clausuraron dos locales porque superaban el aforo permitido.

"Hay un flujo que entra los fines de semana, el sábado principalmente, que introduce una carga viral que luego se distribuyen en la población y se forman esos focos", indicó.

De acuerdo al último informe del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), en Rivera hay 59 casos activos de los 250 que hay en todo el país.

"La vida continúa. Llevamos la vida que tenemos que hacer como una ciudad sola. Somos una ciudad binacional y estamos enfrentando un problema común. Lo que pasa es que existen medidas del lado de Livramento, respecto a los hisopados, que a veces no son iguales a los que se hacen de este lado de la frontera", detalló. 

"Los brotes se produjeron la semana siguiente al 29 de agosto, que comenzaron a entrar nuevamente en cantidades importantes. Alrededor de 2.000. Eso se repitió el 29 de agosto, 7 de setiembre y el sábado pasado. Generalmente hay una carga viral importante que eso de alguna manera comienza a interactuar entre la población y a veces la población baja la guardia", sumó.

"La gente que llega en los ómnibus llega desde Brasil hasta prácticamente las puertas de nuestras casas, porque entran a una ciudad binacional. Es una sola ciudad. Cruzan la calle, están en nuestra ciudad, y comienzan las compras y luego la circulación. Tenemos muchos años de historia. Nunca se logró hacer un cordón como para detenerlos. Convivimos y estamos organizados desde todo punto de vista para esa convivencia. Aunque lleguen, llegan vía Brasil. Es decir que tendría que ser Brasil quien detiene el flujo de turistas o no le permita la entrada de sus ciudadanos", explicó la intendenta.

La intendenta destacó la presencia de la directora general de Coordinación del MSP, Karina Rando, quien viajó a Rivera durante el fin de semana para reunirse con referentes del Centro de Emergencias del departamento, autoridades de salud y políticos con representación parlamentaria.

Tras el encuentro, el ministro de Salud Daniel Salinas determinó que a partir de este lunes se empiecen a realizar aproximadamente 300 test en Rivera con el objetivo de controlar uno de los brotes de coronavirus actualmente activos

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados