PANDEMIA

Fármacos para CTI están "en vías de agotamiento"

“Son drogas que usamos siempre. Lo que pasa es que esta situación se sale de la norma y su cantidad de uso es mayor”, explicó el presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva, Julio Pontet.

Las autoridades se preparan para el peor de los escenarios por limitación de los CTI. Foto: Reuters
Las autoridades se preparan para el peor de los escenarios por limitación de los CTI. Foto: Reuters - Archivo

“Hay fármacos sedantes que están en vías de agotamiento”, advirtió a El País el presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), Julio Pontet. El gobierno está al tanto de esta situación y por estas horas se analizan tres posibles medidas: intervenir la distribución de los medicamentos necesarios para los pacientes con COVID-19 que están cursando la enfermedad en CTI, comprar fármacos en el exterior, y limitar las exportaciones de laboratorios uruguayos que los producen.

Los medicamentos más utilizados en las salas de cuidados intensivos son el psicofármaco Diazepam (el que en algunas instituciones por falta de stock ya debió ser sustituido por el Midazolam), analgésicos como fentanilo y morfina, y atracurio, un paralizante muscular que entre otras cosas se utilizan para que los pacientes entubados no se arranquen los tubos.

“Son drogas que usamos siempre. Lo que pasa es que esta situación se sale de la norma y su cantidad de uso es mayor”, explicó Pontet. En tanto, Arturo Briva, que es intensivista pero además forma parte del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), manifestó a El País que “en varios (centros de salud) ya hay faltante”. Agregó que “en todos se está haciendo contingencia porque las fechas de los laboratorios para entregar (más fármacos) son difíciles de concretar y el consumo crece diariamente por la cantidad de pacientes que van ingresando”.

Pontet dijo que la SUMI ya alertó al Ministerio de Salud Pública (MSP) sobre la situación. La semana pasada el director de la Junta Nacional de Salud (Junasa), José Luis González Machado, adelantó a El País que se estaban buscando nuevos proveedores en el mundo para poder garantizar el stock necesario para las próximas semanas. Vuelto al consultar, el jerarca se excusó de hacer declaraciones puesto que está de licencia médica por estar cursando COVID-19.

Otras fuentes de la cartera, en tanto, reafirmaron que se están buscando nuevos proveedores, pero además dijeron que se está investigando si laboratorios locales están vendiendo estos fármacos al exterior, y en caso de que esto sea así se buscaría poner algún tipo de limitación.

Lo otro que se hará en breve es intervenir los stock de los prestadores públicos y privados, para así evitar que se generen faltantes en un sitio sí y en otro no. Algo similar se resolvió días atrás para de camas de CTI, que en caso de que, por ejemplo, en un hospital no haya lugar, el MSP puede obligar a una mutualista a recibir al paciente, aunque luego ASSE deba pagar por el costo que esto implique.

En tanto, el MSP envió ayer un comunicado a los prestadores de la salud con una serie de medidas para garantizar que en todos los CTI los pacientes puedan acceder a oxígeno.

El documento, al que accedió El País, establece que “en el marco de tareas de vigilancia de medicamentos críticos para pacientes COVID-19 positivos, en estos momentos el abastecimiento de oxígeno medicinal es acorde a la demanda, pero es necesario instrumentar medidas que permitan mantener esta situación”.

El texto enumera una serie de prácticas para utilizar de mejor manera los cilindros que contienen el oxígeno medicinal, y advierte también que aunque “con seguridad los problemas de demandas se verán solucionados en la medida que baje el número de diagnósticos”, es preciso tener en cuenta que las “necesidades de oxígeno medicinal se reflejan y consolidan semanas después del pico de nuevos pacientes”. Desde hace semanas los ingresos a CTI vienen en un aumento sostenido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error