LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Farmacias piden "seguridad" para hacer test contra el coronavirus

Desde el Centro de Farmacias del Uruguay (CFU) aún aguardan tener una reunión formal con autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) para aclarar ciertas dudas.

El laboratorio del Ministerio de Salud Pública (MSP) valida los test de antígenos para acelerar los análisis en los pacientes. Foto: Archivo El País
Test de antígenos para detectar COVID-19. Foto: Archivo El País

El viernes pasado, el Poder Ejecutivo emitió un decreto que habilita a las farmacias a vender y realizar test de antígenos para detectar el COVID-19, considerando que “se entiende imprescindible en la situación epidemiológica actual”.

Sin embargo, desde el Centro de Farmacias del Uruguay (CFU) aún aguardan tener una reunión formal con autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) para aclarar ciertas dudas. El presidente de la CFU, Luis Clemata, dijo a El País que es necesario “hablar de todos los temas que todavía quedan abiertos”.

Clemata dijo que los temas que se deben especificar desde el gobierno tienen que ver con el origen de los test -en definitiva saber con qué laboratorios se trabajará-, cuáles serán los requisitos que deberá tener la farmacia para comercializarlos, definir el precio y determinar cómo se capacitará a los trabajadores para que puedan realizar las pruebas diagnósticas.

En cuanto al precio, inicialmente se había estimado un costo de entre 5 y 9 dólares. Según Clemata “hay una brecha importante” entre esos valores, y es necesario precisarlo. El presidente de la CFU subrayó: “Nosotros siempre dijimos que en un momento como este de pandemia lo que más queremos es colaborar y por eso no hay un afán de lucro, vamos a trabajar con los costos que sean necesarios para actuar, pero nada más”.

Hay dos posibilidades en torno a la realización del test de antígenos en farmacias, según el decreto del Ejecutivo. Están los test que no requieren de personal capacitado y se ofrecen para que las personas lo compren y se los realicen en sus casas. El problema en estos casos es que el resultado no queda registrado en ninguna parte y dependerá del usuario notificar, en caso de ser positivo, a su prestador de salud.

También, advierte el decreto, existirá la posibilidad de realizarse el test en la farmacia con un profesional capacitado que luego podrá, a través de un software, subir el resultado de la persona y así, por ejemplo, esta quedaría habilitada para concurrir a un evento que requiera de un resultado negativo para ingresar.

Clemata dijo que aún no sabe cómo se capacitará al personal de las farmacias, ni si los test se realizarán en el mismo lugar al que concurren personas a comprar medicamentos. “Hay cierto peligro porque la persona va a la farmacia y puede ser positiva, por eso lo más importante es contar con la seguridad necesaria para el personal y además, creo que es preferible que las farmacias que tengan problemas logísticos de espacio no lo hagan”, remarcó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados