LA MARCHA DE LA PANDEMIA

La clave israelí para persuadir con la vacunación contra el COVID-19

Israel, que atravesó tres olas del virus y tres cuarentenas obligatorias, no estuvo exento de la desconfianza que parte de la población tiene ante las nuevas vacunas.

Amit Gutkind. Foto: Francisco Flores
Amit Gutkind. Foto: Francisco Flores

Los israelíes se quitaron, hace una semana, los tapabocas. Esas telas con elásticos que han sido la imagen más representativa de la pandemia del COVID-19, dejaron de ser de uso obligatorio en las calles del país que lidera la vacunación contra el nuevo coronavirus. Según las cifras oficiales, más de cinco de cada diez israelíes (54,56%) están completamente vacunados (recibieron las dos dosis y han pasado el tiempo ventana de dos semanas). Estos datos corresponden a la población total, pero solo los mayores de 16 años están habilitados para vacunarse. Esto implica que un tercio de la población queda por fuera.

Pero Israel, que atravesó tres olas del COVID-19 y tres cuarentenas obligatorias, no estuvo exento de la desconfianza que parte de la población tiene ante las nuevas vacunas. Amit Gutkind, responsable del Programa de Inmunización contra el COVID-19 en el principal hospital israelí, dijo que la clave para la persuasión ciudadana consistió en “apoyarse en los líderes” barriales y religiosos que tienen llegada dentro de sus comunidades.

“Eso fue lo que hizo cambiar de manera muy inmediata los nuevos contagios y nos permitió llegar a la situación de hoy en día”, incluyendo algunos días sin conteo de nuevos fallecimientos por la infección.

Gutkind encabeza una delegación israelí que llegó ayer a Uruguay para difundir experiencias y colaborar en la estrategia de lucha contra el COVID-19. Si bien el médico aclaró que su visita no consiste en un examen ni una auditoría del estado de situación uruguayo, entiende que algunos aspectos observados en sus primeros pasos por los CTI permiten concluir que Uruguay está “yendo en un buen camino”.

La delegación israelí, que hará visitas médicas a pacientes en los centros COVID-19, trabaja en uno de los diez hospitales más prestigiosos del mundo: Shiba-Tel Hashomer. Fue ese mismo centro de salud el que encabezó la vacunación a unos 200.000 palestinos que trabajan diariamente dentro de las fronteras israelíes.

En ese sentido, Gutkind destacó la relevancia de esa estrategia, la que indicó que sería deseable para contextos fronterizos como Uruguay y Brasil, porque “no solo da protección a la persona vacunada, sino que colabora en la inmunización de la población en su zona (de origen”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados