Publicidad

Salud Pública evalúa bajar la edad recomendada para la mamografía, de los 50 a los 40 años

El 16% de los cánceres de mama en Uruguay se detectan en mujeres de entre 40 y 49 años, lo que supone una cifra "importante", dijo a El País Marisa Fazzino, directora del Programa Nacional de Control del Cáncer.

Compartir esta noticia
Mamografía. Foto: Archivo
La mamografía permite generar una imagen de la mama y se recomienda realizarla cada dos años.
Foto: Archivo El País

El Ministerio de Salud Pública (MSP) evalúa si bajar a 40 años la edad recomendada para realizar a nivel general la mamografía, un estudio clave para detectar el cáncer de mama, el más frecuente entre las mujeres uruguayas.

Para aquellas que no tienen antecedentes familiares de este cáncer y la mutación de un gen, lo que se conoce como “población de riesgo promedio”, el MSP recomienda realizarse la mamografía, cada 24 meses, entre los 50 y 69 años de edad. Esto sin perjuicio de que antes o después de esta franja etaria, puedan hacerse este diagnóstico ante un pedido individual de un médico.

La ministra de Salud Pública, Karina Rando, anunció ayer en rueda de prensa, en el marco del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se prevé tomar una definición de las mamografías “antes de fin de año”. Se trata de una radiografía que usa rayos X para generar una imagen de la mama.

Un equipo de expertos nacionales e internacionales están revisando ahora la guía de prevención de esta enfermedad, que data del año 2015, la cual podría tener cambios, indicó a El País la directora del Programa Nacional de Control del Cáncer, Marisa Fazzino.

Los especialistas evalúan no solo rebajar a una década la recomendación general para hacerse la mamografía, sino que la frecuencia de este estudio pueda pasar de dos a un año, según supo El País. Lo cierto es que algunos países de la región ya han dado este paso.

El posible cambio en la recomendación está relacionado con que un 16% de los casos se detectan en mujeres de entre 40 y 49 años, una cifra “importante”, que además “viene aumentando” en el último tiempo, indicó Fazzino.

Además de esta incidencia en población adulta joven, han detectado que suele ocurrir en estos casos un tipo de cáncer triple negativo, que es “muy agresivo”, por lo que se replantea la recomendación para prevenir a tiempo la enfermedad.

“Si se detecta en edades tempranas, el cáncer de mama es curable”, enfatiza el MSP, como desde hace años, sobre todo porque la mamografía permite detectar el tumor antes de que sea palpable, por la identificación de posibles tumores u otras anormalidades.

La cartera de Salud Pública, además, insiste con que es muy relevante el “autoconocimiento” de las mamas para identificar síntomas “orientadores” de la enfermedad, tales como protuberancias, la retracción de la piel, las venas marcadas, el endurecimiento o un cambio de forma, entre otros.

Por el artículo 2 de la ley 17.242, las trabajadores públicas y privadas tienen el derecho de un día de licencia especial al año con goce de sueldo para realizarse la mamografía. También cuentan con la exoneración de tasas moderadoras del estudio.

Este cáncer es el que más afecta a las mujeres en Uruguay -y otros países del mundo- y supone unas dos muertes por día, más de 700 por año. Se registran unos 2.000 anuales, unos cinco por día, que se concentran sobre todo en mujeres mayores de 50 años (78%). No obstante, se detecta 6% de casos en menores de 40 años.

El MSP remarcó que una de cada 11 mujeres uruguayas podría desarrollar cáncer de mama en algún momento de su vida. Para prevenirlo se recomienda mantener una alimentación saludable, evitar el sobrepeso y la obesidad, así como evitar el sedentarismo y disminuir el consumo excesivo de alcohol, acotó la cartera.

Los factores de riesgo son múltiples. Las mujeres concentran el 99% de los casos. El riesgo crece con la edad. Otro elemento es que haber tenido un cáncer de mama genera más riesgo de un “segundo” tumor de este tipo, sea en la misma mama o en la otra.

Los antecedentes familiares de padecer esta enfermedad también aumentan el riesgo. Lo mismo que la predisposición genética de este cáncer, que ocurre en un 5% a 10% del total de casos.

Además

Estudio del Cudim gratis para pacientes

La ministra de Salud Pública, Karina Rando, anunció ayer en el marco del Día Mundial del Cáncer de Mama, que desde “principios” del año próximo las mujeres que tienen “alto riesgo” de tener cáncer de mama podrán acceder, de forma gratuita, a una resonancia nuclear magnética que brinda el Centro Uruguayo de Imagenología Molecular (Cudim).

“Estamos muy contentos de poder dar un pasito más en el avance del diagnóstico del cáncer de mama”, remarcó Rando. Estará disponible para pacientes “seleccionadas” del sistema público y la “mayoría” de los prestadores privados, acotó.

Fuentes del MSP indicaron a El País que se prevé una inversión de $ 10 millones anuales, lo que permitiría financiar unas 300 resonancias.

Cada estudio, que permite un diagnóstico precoz y más preciso que una mamografía para pacientes de alto riesgo, le cuesta hoy en día a cada paciente entre $ 23.000 y $ 26.000, aproximadamente.

El director de Cudim, Pablo Duarte, estimó que para enero 2024 esta técnica se aplicará, a costo de Cudim, a pacientes con alto riesgo de desarrollar este cáncer según el Colegio Americano de Radiología, dijo.

Duarte puntualizó que la prestación va a estar limitada a pacientes que tengan “mutaciones genéticas”, que hayan recibido “radioterapia toráxica antes de los 30 años”, o tengan “cargados antecedentes genéticos de cáncer de mama”, sobre todo antes de los 50 años.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

cáncer de mamaMSP

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad