ENFERMEDAD

ACV: por qué es prevenible, cuáles son los factores de riesgo y cómo se puede tratar

La Sociedad de Neurología del Uruguay (SNU) dio indicaciones para combatir un Ataque Cerebrovascular (ACV).

Consultas 2.0. Las herramientas tecnológicas están cada vez más integradas a la atención de los pacientes.
Foto: archivo El País.

La Sociedad de Neurología del Uruguay (SNU) aseguró que existen tratamientos para abordar el Ataque Cerebrovascular (ACV). En un comunicado, los médicos señalan que la enfermedad cerebrovascular es la segunda causa de muerte en Uruguay, de acuerdo a los datos de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular.

Paralelamente, consideran que los ACV son “prevenibles”, si se “corrigen” los factores de riesgo vasculares como la hipertensión, tabaquismo, diabetes, el sedentarismo y la obesidad. Es más, estiman que “es el primer pilar” para “detener su desarrollo”, según señalan en un comunicado.

También señalan que una vez ocurrido, en la etapa aguda del mismo (principalmente), “la evidencia científica avala tres tratamientos con alto nivel de evidencia para disminuir las secuelas y la mortalidad”.

La información surge luego de que el programa Santo y Seña de Canal 4 informara sobre la situación de pacientes que “no pueden acceder a un tratamiento indicado” tras sufrir un ACV.

Entre las alternativas que manejan los profesionales, se encuentra la “internación en unidades de ACV con abordaje multidisciplinario”, una herramienta que señalan “ha demostrado beneficio para la gran mayoría de los ACV en la etapa aguda (incluyen infartos cerebrales que corresponden al 85% de los ACV y a las hemorragias que son el 15%)”.

Por otro lado, también advierten que puede suministrarse un fármaco trombolítico (r-TPA) por vía intravenosa, para el infarto cerebral en la etapa aguda que “ha demostrado beneficio en el 10% a 25% de los infartos cerebrales, en diferentes series internacionales”.

Añaden que esto ya se aplica “hace años en forma sistemática en centros de atención pública (Hospital de Clínicas-UdelaR y Hospital Maciel) y algunos centros privados tanto del interior como de la capital del país, demostrando beneficio”. Además, advierten que puede utilizarse un “tratamiento con trombectomía mecánica, el mismo se aplica para los infartos cerebrales graves, con mayor probabilidad de secuelas y muerte”.

En síntesis, la sociedad informa que la enfermedad “se combate en forma integrada y multidisciplinaria; tomando en cuenta todos los puntos mencionados anteriormente, para lo cual es esencial un Plan Nacional de ACV que contemple a todos y cada uno de ello.

COMUNICADO

La Sociedad de Neurología del Uruguay (SNU) a la opinión pública

1º- La enfermedad cerebrovascular determina alta discapacidad y mortalidad en el mundo, siendo en la población uruguaya la segunda causa de muerte según lo reportado por datos de la Comisión Honoraria para la Salud Cardiovascular.

2º- El ACV es una enfermedad prevenible, razón por la cual su prevención primaria, (corrigiendo factores de riesgo vascular como la hipertensión, tabaquismo, la diabetes, el sedentarismo y la obesidad, etc), es el PRIMER PILAR para detener su desarrollo. La educación a la población sobre prevención y control de FRCV es el camino principal para su control.

3º- Una vez sucedido el ACV y principalmente en la etapa aguda del mismo, la evidencia científica avala 3 tratamientos con alto nivel de evidencia para DISMINUIR LAS SECUELAS Y LA MORTALIDAD. En orden de importancia por el impacto cuantitativo de las mismas, las detallamos a continuación:

a) Internación en Unidades de ACV con abordaje multidisciplinario (neurólogos, intensivistas, internistas, neurocirujanos, imagenólogos, cirujanos vasculares, fisiatras, fonoaudiólogos, personal de enfermería, etc), demostrando beneficio para la gran mayoría de los ACV en la etapa aguda (incluyen infartos cerebrales que corresponden al 85% de los ACV y a las hemorragias que son el 15%); disminuyendo mortalidad, secuelas y costos en salud. En este sentido la Unidad de ACV del Hospital de Clínicas ha demostrado dicho beneficio desde hace 10 años. La medida a tomar implica la formación de más Unidades de ACV, estratégicamente ubicadas en todo el territorio nacional para lograr mayor alcance y beneficio asistencial a la población.

b) La administración del fármaco trombolítico (r-TPA) por vía intravenosa, para el Infarto cerebral en la etapa aguda (hasta 4,5 horas del inicio de los síntomas), ha demostrado beneficio en el 10 a 25% de los infartos cerebrales, en diferentes series internacionales. Desde hace años se implementa en forma sistemática en centros de atención pública (Hospital de Clínicas-Udelar y Hospital Maciel) y algunos centros privados tanto del interior como de la capital del país, demostrando beneficio.

c) Tratamiento con Trombectomía Mecánica, el mismo se aplica para los infartos cerebrales graves, con mayor probabilidad de secuelas y muerte.
En datos internacionales se estima que se benefician de dicho tratamiento un 1,9 % del total de ACV de la población.

d) Una vez superada la etapa temprana del ACV las medidas deben enfocarse en la prevención secundaria de un nuevo evento, prevenir complicaciones vinculadas al mismo y terapias de rehabilitación.

Desde hace más de 6 años como parte del Programa de Enfermedades no Transmisibles del Ministerio de Salud Pública (MSP), distintos centros asistenciales han llevado a cabo diferentes actividades educativas enfocadas en el manejo prehospitalario y hospitalario hiperagudo del ACV, (cursos-taller) en distintos centros del interior del país como, Melo, Salto, Rocha, Florida, Tacuarembó, Treinta y Tres, Lavalleja, entre otros. (2013-2018). Los mismos han sido implementados por profesionales integrados del Instituto de Neurología del Hospital de Clínicas, del Servicio de Neurología y del Grupo de Neurovascular del Hospital Maciel en conjunto con la SNU; así como también se ha escrito la Guía Nacional de ACV avalada por el MSP. Se han implementado múltiples actividades de educación sobre síntomas de ACV para pacientes y familiares en distintos centros de atención primaria de Montevideo. (2017-2018).

Durante los últimos años se ha trabajado con el MSP para analizar y promover la instrumentación de un Plan a nivel nacional que optimice los diferentes niveles de asistencia en la cadena asistencial del ACV.

Para finalizar decimos que la enfermedad cerebrovascular se combate en forma integrada y multidisciplinaria; tomando en cuenta todos los puntos mencionados anteriormente, para lo cual es esencial un Plan Nacional de ACV que contemple a todos y cada uno de ellos.

Para lo mismo nos comprometemos como sociedad científica a continuar trabajando en una atención integral y universal del ACV en nuestro país.

Declaramos además que la SNU como sociedad científica no tiene conflictos de interés de carácter político partidario ni económico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados