Instancia de diálogo

Uruguay y México convocan a dialogar por Venezuela

El gobierno se declara “neutral” y cita a países en las mismas condiciones.

El 7 de febrero un conjunto de países buscará "sentar las bases" para un diálogo que permita superar la larga y grave crisis venezolana. Foto: Reuters
El 7 de febrero un conjunto de países buscará "sentar las bases" para un diálogo que permita superar la larga y grave crisis venezolana. Foto: Reuters

Uruguay y México organizarán una conferencia internacional con países y organismos internacionales que hayan compartido la neutralidad de ambos gobiernos ante la situación de Venezuela para establecer el mecanismo de diálogo entre las partes. La cita será en una semana, el jueves 7 de febrero, en Montevideo y se espera una decena de participantes en la cumbre, según anunció ayer la Cancillería en un comunicado.

"Los gobiernos de Uruguay y México, en virtud de la posición neutral que ambos han adoptado frente a Venezuela, han decidido organizar una conferencia internacional con representantes de los principales países y organismos internacionales que han compartido esta posición frente a dicha situación", señala el comunicado.

El propósito de la conferencia, agrega, "es sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo que, con la inclusión de todas las fuerzas venezolanas, coadyuve a devolver la estabilidad y la paz en ese país".

Los gobiernos de Uruguay y México "han adoptado una posición de no intervención, a la vez que han externado su preocupación por la situación de los derechos humanos en Venezuela. Por ello, han decidido convocar a un diálogo inclusivo y creíble que solucione de una vez por todas la delicada situación por la que atraviesan nuestros hermanos venezolanos", añade.

La conferencia se llevará a cabo el jueves 7 en Montevideo, "y se espera que cuente con la representación de más de diez países y organismos internacionales. El gobierno de Uruguay está listo para trabajar con aquellos miembros de la comunidad internacional que, al igual que México y la ONU, deseen apostar por la diplomacia", concluye el comunicado.

El grupo Soy Venezuela, orientado por el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, (hoy exiliado) dijo en un comunicado que Cuba, Rusia, México y Uruguay son "socios y aliados de la dictadura". Buscarían "oxigenar y darle tiempo" a Maduro, señaló este grupo.

El secretariado del Pit-Cnt aprobó ayer por unanimidad respaldar la posición del gobierno uruguayo.

Almagro.

Esta postura de fomentar la mediación y el diálogo del gobierno del presidente Tabaré Vázquez, es vista con escepticismo por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro.

"La mediación es un concepto extraño en este caso, creo que lo más ridículo que podemos hacer de este tipo es el ofrecimiento de mediación porque esto no es un tema de negociar entre dos partes, sino de redemocratizar el país", dijo Almagro.

Sin mencionar a Uruguay y México, que han optado por la neutralidad y la defensa del diálogo, Almagro instó ayer a dejar de "mirar para otro lado" y cesar la "usurpación" de la presidencia de Nicolás Maduro, según sostuvo en rueda de prensa en Washington.

Por otra parte, Almagro consideró "fundamental" la apertura de un canal humanitario en Venezuela y aseguró que sería un "camino" para reafirmar la posición de Juan Guaidó como presidente interino del país.

"Es fundamental, crucial, la apertura del canal humanitario, sería un primer camino de reafirmación del presidente legítimo Juan Guaidó".

"La apertura de un canal humanitario —insistió— es lo que el pueblo más necesita. Y es la acción fundamental de la Presidencia encargada de Juan Guaidó. Es esencial que llegue con soluciones para la gente (...) es la mejor forma de luchar contra el odio y la represión", agregó el titular de la OEA.

Junto con el gobierno de México, Uruguay se ofreció como mediador. Por eso el presidente Vázquez buscó dar un paso más y ofreció a la Unión Europea (UE) ser la sede de una cumbre internacional donde se analice y se busque una salida negociada a la crisis que vive el país que pretenden liderar Maduro y Juan Guaidó.

Por esas horas, una llamada telefónica puso a Montevideo en el centro de la atención como una posible sede para las negociaciones.

Federica Mogherini, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, conversó por teléfono con el presidente Vázquez para discutir la situación de Venezuela, informó el lunes el mandatario al informativo VTV Noticias.

Según el relato del presidente, Mogherini le dijo que "es un hecho" que Europa no tendrá la mayoría necesaria para reconocer a Guaidó como el presidente interino de Venezuela.

En este contexto, se manejó el nombre de la capital uruguaya como sede de un encuentro que busque hallar una salida para la situación que atraviesa el país caribeño. Vázquez explicó que la alta funcionaria de la UE indicó que sondearía el interés de los países en participar de esta cumbre internacional.

Caggiani y García se pelean por Twitter

Los legisladores Javier García (PN) y Daniel Caggiani (FA) se cruzaron fuerte en Twitter. El blanco dijo que "el gobierno del FA opera para Maduro" y "no censura su dictadura". "Está claro a quién le sirve nuestro vergonzoso gobierno", escribió. El oficialista le respondió que "Vergüenza da usted y su posición pro intervención de Estados Unidos". García insistió: "Comprendo tu confusión. No es fácil justificar y defender una dictadura", y Caggiani replicó: "Confusión tiene usted que se dice llamar wilsonista".

El Nuevo Espacio legitima a Guaidó y desconoce a Maduro

El Nuevo Espacio, del senador Rafael Michelini, adoptó una postura abiertamente distinta a la del resto del Frente Amplio, al suscribir una declaración del Consejo de la Internacional Socialista reconociendo los esfuerzos de Juan Guaidó para conducir a Venezuela a una "transición a la democracia, apoyada en la legitimidad de la Asamblea Nacional", a través de la "celebración urgente" de nuevas elecciones en ese país. El documento final de la reunión de este fin de semana en Santo Domingo expresó que el proceso electoral que consagró el segundo mandato de Nicolás Maduro "no contó con credibilidad democrática", ya que fue realizado "ilegalizando líderes y partidos políticos", por lo que la organización quedó obligada a "desconocer dicho proceso, por ser contrario a las normas democráticas de competencia, libertad y garantías". La Internacional se declaró preocupada por la "represión que está efectuando el ilegítimo régimen de Maduro".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)