Publicidad

UAM busca salida ante persistentes números rojos y problemas para pagar deudas

Desde el sector privado ven que las dificultades se dan por un choque entre Intendencia de Montevideo y Poder Ejecutivo.

Compartir esta noticia
Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM)
Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM)
Foto: Francisco Flores

Redacción El País
La Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM) atraviesa un momento complicado. Las proyecciones hechas años atrás no condicen con la realidad del negocio y los números no cierran. Tanto que desde el organismo se advierten problemas para asegurar el cumplimiento de las deudas al corto plazo.

Desde el sector privado, sin embargo, ven que las dificultades que vive la UAM se dan por un choque de índole política entre la Intendencia de Montevideo, que dirige la frentista Carolina Cosse, y el Poder Ejecutivo, encabezado por el presidente Luis Lacalle Pou.

De hecho, para parte de los involucrados el aprieto tiene como única solución una refinanciación con el Banco República (BROU) que se pidió hace meses y para la cual sería clave que exista una señal política. También están quienes piden de forma más explícita que se dé un apoyo económico para alcanzar números verdes.

La UAM le pidió hace meses rever al BROU el cronograma de pagos, solicitando abonar cuotas de menor valor durante un mayor período de tiempo. Fuentes de la institución bancaria dijeron a El País que se les “manifestó la voluntad de apoyarlos, pero se les transmitió que para eso el banco necesitaría reforzar el esquema de garantías”. Y se les indicó que el banco “está abierto a analizar diferentes alternativas”. Precisamente, esa es la etapa actual del caso, añadieron.

Desde la UAM se está analizando qué garantía adicional presentar. Una posibilidad es brindar los terrenos, pero la situación no es sencilla ya que hoy pertenecen a la IMM (ver aparte). Al momento continúan con el pago de las obligaciones pero están acotados por el nivel de reservas, tal como informó Canal 10. A la interna se sabe que cambiar las condiciones de la deuda es una necesidad. Pero también se viven momentos de tensión en el directorio sobre cómo proceder.

Hay una diferencia entre las proyecciones de rentabilidad de la UAM y lo que terminó sucediendo. El director de la UAM por los operadores mayoristas, Luis Edgardo Carbone, indicó a El País que hay varios factores que explican la situación actual. Uno de ellos es que la Zona de Actividades Complementarias (ZAC) no tuvo el desarrollo previsto, además de que sufrió un impacto por el carácter mediático que tomó la unidad. También marcó que se dio un descuento de 20 unidades indexadas a un “montón de operadores y productores” desde que se inauguró. Es un dinero, entonces, que no ingresó a las arcas de la UAM ni estaba previsto en el plan de negocios que se presentó en un primer momento al BROU.

Carbone sostuvo que se necesita el apoyo del gobierno nacional y departamental para salir adelante. “Serán US$ 2 millones anules” para atender un “montón de los problemas”, indicó, y añadió: “Más allá de las diferencias que se puedan dar en torno a distintos temas, nos consta que ambos tienen compromiso nacional así que van a tener que subsanar (el problema)”. También aclaró que “sale a la palestra” para que el tema tome carácter público “para sumar y no generar divisiones”, y que la solución está en el “trabajo mancomunado”.

Otro director de la UAM -que prefirió no dar su nombre debido a los problemas que se desataron en el directorio después de que la situación tomó estado público- señaló como la causa principal que “la estructura financiera de la deuda se armó en base a más ingresos y menos costos, y los números no están cerrando”.

También afirmó que es un “sector muy castigado”. “Desde que se inauguró la UAM, los dos primeros años hubo un exceso de producción que llevó a una baja de los precios, y ahora se vivió la sequía”, añadió a El País.

Actualmente, la UAM mantiene una deuda de 167.500.000 unidades indexadas con el BROU (unos US$ 23.000.000 a la fecha) y, cuando termine de pagarlo, deberá devolverle 240.000.000 unidades indexadas a la IMM (unos US$ 36.600.000).

además

Propiedad de los terrenos continúa en discusión

El conflicto por los terrenos donde se construyó la UAM se remonta a cuando el Poder Ejecutivo definió que la gobernanza pasara a manos del MGAP a través de la Ley de Presupuesto.

Como respuesta, la IMM decidió volver a asumir la administración de los predios.

Desde entonces, el directorio de la UAM ha tenido un ida y vuelta con la IMM para resolver la situación.

Si pasan como donación a la unidad, servirían de garantía. Pero no es la única opción sobre la mesa.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

UAM

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad