DE CARA AL REFERÉNDUM 

Tensión y cruce por la LUC: la coalición acusa al “Sí” de llevar a cabo una campaña “sucia”

"Es parte del folclore", "es normal" la subida de tono; algunas de las opiniones de los militantes en contra y a favor de la LUC sobre las estrategias políticas de sus rivales para el 27 de marzo.

Personas pintando un mural a favor del "Sí". Foto: @Votasiuy
Personas pintando un mural a favor del "Sí". Foto: @Votasiuy

Por un lado, una balconera rosa del “Sí” fue colgada en un espacio educativo violando la laicidad. Por el otro, se denunció que un jerarca de la Intendencia de Rocha usó un aviso institucional de una competición de natación para promover el “No”. Los que militan, a favor y en contra de la ley de urgente consideración, están subiendo de tono y ya se habla de una “campaña sucia”.

Son varios los episodios que se van acumulando en lo que va del mes rumbo al 27 de marzo, cuando se celebre el referéndum. Una publicidad anticomunista en el diario Cambio de Salto, o la acusación que se hizo por parte de Fenapes de que el gobierno “censuró” el uso de una malla rosa en el 5° Tour Femenino de Ciclismo, algo que fue desmentido por la Dirección de Deportes y el organizador del evento. Además, en días previos, Antel advirtió de la imposibilidad de hacer “proselitismo” al constatar que desde Sutel se pidió ir a trabajar con un “distintivo” rosado para marcar su cuestionamiento a la puesta en vigencia de la portabilidad numérica prevista en la LUC.

“Son episodios que se dan. Es parte del folclore, llamémosle así. Ahora, si me preguntan si es la campaña que quisiera, desde ya digo que no. Pero esto hay que verlo en contexto”, señaló a El País el diputado nacionalista Juan Martín Rodríguez. Según dijo, el “contexto” se inició hace un año cuando el senador comunista Óscar Andrade opinó, en una actividad de Fancap en Paysandú, que el referéndum “también” era contra la gestión del gobierno.

Para Rodríguez, el legislador del FA “fijó la vara”. “Cuando desde Sutel se dice todo lo que se dice de la portabilidad numérica, los hechos le tiran por la borda lo que esgrimen. No tengo datos oficiales, pero hasta ahora han sido más los clientes que se han venido hacia Antel, que los que se pasaron a otras compañías”, afirmó. El diputado dijo que cuando se abrió la portabilidad “Antel salió a jugar fuerte” para crecer y no apostó a “desmantelar”, como se afirmaba desde el “Sí”.

En seguridad, advirtió que se cuestiona la metodología para medir los delitos, en alusión a las críticas que se hicieron desde el FA ante la baja publicada por el Ministerio del Interior. “Se usan los mismos criterios de 2011, pero cuando la realidad rompe los ojos la única forma de combatirla es con la mentira, es con la manija por parte del MPP, de los responsables del fracaso más grande en materia de seguridad”, afirmó acerca de la gestión del exministro Eduardo Bonomi.

Para Rodríguez, se instaló una “campaña sucia” basada en “mentiras”. “Han dicho que la LUC privatiza la educación en un spot y después terminaron reconociendo que no es correcto, pero yo voy por la feria y los tipos han dado manija y lo han repetido y repetido”, señaló el legislador blanco. Con respecto al aviso anticomunista en Cambio, dijo que “no forma parte de la campaña por el No”.

Por su parte, el diputado colorado Felipe Schipani coincidió en que “la campaña está llena de mentiras y falsedades”. “No recuerdo una campaña con tanta falsedad. Dicen desde que se privatiza la educación hasta que se elimina la obligatoriedad en primera infancia, que nunca fue obligatoria”. En tanto, indicó que se debe evitar “proselitismo” en lugares públicos como lo que sucedió en el caso de Sutel: “Es muy claro el artículo 58 de la Constitución”.

Consultado sobre los cortocircuitos entre el “Sí” y el “No”, el senador de Asamblea Uruguay José Carlos Mahía dijo a El País: “Lo que está en cuestión son los 135 artículos votados casi sin discusión pública, por lo que antes de que esto se salga de carril hay que concentrarse en informar”. Como ejemplo de subida de tono citó el aviso publicitario invitando al “No”, que señala a “comunistas, Mao y Stalin” como “genocidas”. “Hay actitudes de los partidarios del ‘No’. Los veo muy sacados y me parece que deberían concentrarse en los argumentos que tienen para defender la ley que votaron”, subrayó.

En tanto, el senador suplente y exintendente Aníbal Pereyra (MPP) denunció que en Rocha se usó una publicidad de un evento deportivo para promocionar el “No”. Se trata del director de Turismo del departamento José Luis Bitabares, quien escribió en Twitter: “Trabajando para un cambio en la mentalidad de nuestros jóvenes para un gran departamento y mejor país. Voto no a la derogación”, y lo acompañó de un afiche del evento de la travesía de La Paloma que se realiza el próximo domingo.

Pereyra señaló a El País: “El director puede expresar su postura del referéndum en Twitter, pero no debe utilizar información institucional para fundamentar el voto”, y lo acusó de “flechar el evento”. “Van por el absurdo. Quienes denuncian una campaña sucia hacen una campaña sucia”, opinó.

Bitabares dijo a El País que su cuenta de Twitter es “personal”. “La actividad deportiva es aparte, no tiene nada que ver. A Aníbal Pereyra no hay que darle importancia; hoy no existe. No sé quién es”, acotó con ironía.

Laicidad.

En un centro educativo en Young, que funcionaba en un local cedido por AEBU, se colocó una balconera rosa por el “Sí” a la derogación de la LUC. Ante el hecho, el Ministerio de Educación resolvió “abandonar el espacio”.

“La politización de un local donde funciona un centro educativo es grave, en tanto vulnera la laicidad de la propuesta de un programa de enseñanza pública”, escribió en su cuenta de Twitter el director de Educación, Gonzalo Baroni.

Consultado por estos choques en la campaña, el exsenador Rafael Michelini e integrante del comando por el “Sí” dijo a El País que “es normal” la subida de tono de la campaña a medida que se aproxima el referéndum.

“Por un lado, se va a dar la discusión de las temáticas y por otro, va a haber chisporroteos”, señaló. Según dijo, el “Sí” se centrará en lo primero “porque si la gente escucha la fundamentación, vota por ‘Sí’”.

Los blancos piensan en hacer acto en el Cerro

El lanzamiento de la campaña por el “No” a la derogación de la ley de urgente consideración (LUC) se acordó para el 1 de febrero entre los socios de la coalición y el acto final de Las Piedras se fijó para el 23 de marzo.

El comando del Partido Nacional por Montevideo, que se reunió ayer, planteó hacer además dos actos: uno al oeste de la capital -posiblemente en el Cerro- y el otro en el suroeste. “La idea es proponerles a los socios de la coalición que sean actos conjuntos”, dijo a El País el diputado blanco Juan Martín Rodríguez.

Hasta ahora se manejan como fechas tentativas para los actos el jueves 10 y el jueves 17 de marzo. “Uno sería hacia el Cerro y otro en la costa”, afirmó el legislador.

A su vez, el Partido Nacional llevará adelante “asambleas” en diferentes zonas de Montevideo los fines de semana como parte de la campaña en defensa de la LUC. Se proponen abarcar barrios como Paso Molino, Piedras Blancas, Colón, Pocitos, Malvín y Centro. Esta es otra de las propuestas realizadas al resto de los partidos que integran la coalición de gobierno, comentó Rodríguez.

El “Sí” se apropia del color rosado

El “Sí” a la derogación de la LUC apostará al rosa, a pesar de creer que “la Corte Electoral se equivocó” al asignar el color celeste a los partidarios del “No”.

“Nosotros nos vamos a empoderar del rosado para que la gente identifique esos 135 artículos nefastos y por lo tanto ponga la papeleta rosada y el ‘Sí’, para que no estén en nuestro ordenamiento jurídico”, dijo a El País el exsenador Rafael Michelini, integrante del comando de campaña.

El plan es hacer pintadas de muros, colgar balconeras del “Sí” y hasta usar el rosa en la vestimenta cada vez que se pueda. Ayer, la intendenta de Montevideo Carolina Cosse usó un tapabocas de color rosa en el desfile inaugural de Carnaval, al igual que la directora de Cultura María Inés Obaldía y la diputada del Partido Comunista Ana Olivera.

En tanto, el comando por el “Sí” promueve como merchandising -para la venta y obtención de fondos para la campaña- la venta de remeras, gorros, balconeras, tapabocas y hasta bolsos con las imágenes del “Sí”. En un kit para la militancia se asumió el color rosa como “divertido” contra un celeste cargado de “solemnidad”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados